martes, 12 de abril de 2011

CULTIVANDO PRUDENCIA Y CORAZÓN PURO - AGO-2018


para descargar este AUDIO click aquí

MENSAJE VIERNES 31/08/2018

Por la Hna Laura Alanis.


Hermanas las saludo con la gracia y paz de nuestro Señor Jesucristo. Es un privilegio poder estar juntas, alabando a nuestro Señor, aprendiendo y teniendo esta comunión en el Espíritu. A lo largo de este tiempo nos hemos enfocado en la búsqueda del patrón bíblico para la mujer, a fin de vivir y conducirnos correctamente de modo que la palabra de Dios no sea blasfemada, injuriada ni caiga en descrédito por nuestra mala conducta.



Continuando con el pasaje de Tito 2:3-5, me toca desarrollar las2primeras partes del versículo5.
A través del desarrollo de esta cita vamos aprendiendo los parámetros y requisitos bíblicos necesarios para convertirnos en mujeres cristianas, maduras, genuinas y útiles para la vida de la iglesia; pero no basta sólo con tener estos conocimientos, sino que debemos vivirlos y practicarlos y esta es la parte difícil, pero no imposible, así que ruego al Señor que nos conceda no solo ser oidoras y “olvidadizas” sino hacedoras de sus enseñanzas.

Tit. 2
Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien
que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus esposos y a sus hijos,
a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus esposos, para que la palabra de Dios no sea injuriada [calumniada, blasfemada].

Esta cita en primera instancia nos muestra la necesidad funcional del servicio de la mujer dentro de la Iglesia, este ministerio que consiste en la instrucción de las más jóvenes por parte mujeres ancianas y maduras que ya hayan transitado muchos años por la senda angosta manteniéndose firme en la fe del Señor Jesús.
A su vez, este pasaje también nos muestra cuales son los requisitos y parámetros que definen a una anciana apta para esta labor de instruir a las más jóvenes, y vamos a profundizar un poco en este asunto:

Las mujeres que sirvan como maestras de las más jóvenes deben ser; reverentes en su porte, esto hace referencia a la conducta de la mujer, o sea, que su conducta demuestre reverencia en primer término a Dios y que sean mujeres honorables, dignas y respetuosas. Otro requisito que se había expuesto era; “No calumniadoras”, mostrando este mal hábito primeramente como un pecado que desagrada profundamente a Dios y luego también observando el daño que ocasiona en la unidad de la Iglesia. También habíamos desarrollado como requisito indispensable para la mujer, que éstas no mantengan ninguna clase de vicio ni debilidades sino antes sean maestras del bien, lo cual tiene que ver con el ejemplo que sus vidas les brindan a las mujeres más jóvenes, primeramente, desde su funcionalidad en el hogar enseñándoles a amar a sus esposos y a sus hijos.
Es de vital importancia que las mujeres mayores estén enseñando, entrenando a las más jóvenes a ser prudentes y castas, y en esto nos detendremos para esta meditación. 

Tit 2:5 σωφρονας<- G4998: A-APFde juicio sano αγνας<- G53: A-APFpuras οικουρους<-G3626: A-APFtrabajadoras en casa αγαθας<- G18: A-APFbuenas υποτασσομενας<-G5293: V-PPP-APFsiendo sujetas/sometidas/(en sumiso) τοις<- G3588: T-DPMa losιδιοις<- G2398: A-DPMpropios ανδρασιν<- G435: N-DPMesposos ινα<- G2443:CONJpara que μη<- G3361: PRT-Nno ο<- G3588: T-NSMa la λογος<- G3056: N-NSMpalabra του<- G3588: T-GSMde el θεου<- G2316: N-GSMDios βλασφημηται<-G987: V-PPS-3Sesté siendo blasfemada/insultada con injuria

¿Qué es la prudencia?
1°Reyes 4:29 Y Dios dio a Salomón sabiduría y prudencia muy grandes, y anchura de corazón como la arena que está a la orilla del mar.
Las escrituras nos muestran que la prudencia no es una virtud individual o aislada en la vida cristiana, sino que forma parte de la mente de Cristo. O sea, no podemos tener sabiduría e inteligencia y ausencia de prudencia, eso sería muy perjudicial porque nos haría actuar con incoherencia, sin embargo, es lo que tristemente pasa en la vida cristiana. Entonces, necesitamos de la prudencia para que nuestra sabiduría glorifique a Dios.

Esta cita bíblica (1°Re 4:29) demuestra que Dios le dio a Salomón sabiduría y prudencia como si se tratase de un solo paquete o también como que una necesita de la otra, y la razón de esto es que la eficacia de nuestra sabiduría se reflejará por medio nuestra prudencia.

La palabra prudente del griego es sofrón y quiere decir:  moderado, sobrio, prudente, (mentalmente equilibrado), sensato, inteligente, templado
Y a su vez, sofron deriva de 2 vocablos:
-Sozo: salvar, librar, preservar, sanar, conservar de un riesgo o peligro y
-Frin: entendimiento, juicio, facultad de razonar, freno

¿Qué es entonces la prudencia? ¿Cómo podemos definirla?
En virtud de esto, podemos decir que la prudencia es la capacidad dada por el Espíritu, de dominar los impulsos emocionales y atropelladores y dejar que la sabiduría nos aconseje de la mejor forma. La prudencia puede aplicarse de muchas maneras y en muchas áreas; para dominar nuestra lengua, para dominar nuestro carácter, para dominar nuestras acciones, y conductas.

Ahora, Pablo le escribe a Tito que se les enseñe a las mujeres más jóvenes a ser prudentes, a que no se dejen dominar y atropellar por el sentimiento o emoción sino que actúen con sensatez, con sabiduría. El hecho de que las mujeres jóvenes se conviertan en madres solteras, que se escapen de casa, que se divorcien, y tomen todo tipo de malas decisiones es porque no están siendo prudentes, no están teniendo dominio sobre lo emocional sino que son impulsadas y atropelladas por el sentimiento, y es que el sentimiento cuando no es dominado nubla la razón.

Entonces, la prudencia opera en la mente, llevándonos a pensar, razonar y reflexionar refrenando todo impulso carnal, es decir, que la prudencia es la virtud que nos preservará de toda mala obra.
Dicho de otra manera, prudencia tiene que ver con la capacidad de dominar la carne y actuar con sabiduría frente a cualquier situación y antes de tomar cualquier decisión. La prudencia es indispensable en la vida cristiana, no de balde los proverbios se esfuerzan por mostrar esta virtud vinculada a la sabiduría:

Proverbios 2:3 Si clamares a la inteligencia, Y a la prudencia dieres tu voz;
Proverbios 24:3 Con sabiduría se edificará la casa, Y con prudencia se afirmará;
Proverbios 10:19 En las muchas palabras no falta pecado; Mas el que refrena sus labios esprudente.

Podríamos decir que la prudencia le precede a la sabiduría para ministrar el mejor consejo o la mejor decisión en la vida cristiana

Ejemplos de mujeres prudentes y necias en la biblia.
Un hermoso ejemplo de una mujer prudente que encontramos en las escrituras, es Abigail (regocijo del padre), la prudencia de esta mujer le permitía vivir sabiamente con un marido muy difícil de lidiar y también su prudencia libró de muerte a su esposo y a toda su casa, permítanme hablar brevemente del trasfondo histórico y contexto de este relato que encontramos en 1Sa.25.

David se encontraba huyendo del rey Saúl, el profeta Samuel había muerto y David junto con sus hombres se fueron al desierto de Parán, probablemente por la necesidad de buscar provisiones para él y sus numerosos seguidores. Los desiertos tenían grandes trechos de pasto y los que tenían ganados enviaban allí sus pastores para alimentar sus rebaños, pero estaban expuestos a constantes y violentas depredaciones de árabes vagos. David y sus hombres ganaban su sustento ahuyentando estos ismaelitas saqueadores, por causa de estos frecuentes servicios recibían señales de agradecimiento de los habitantes pacíficos.

En Maón, vivía un hombre muy rico, llamado Nabal (insensato), dicen las escrituras que era hombre duro y de malas obras (1Sa.25:3) muy perverso y no había quien pueda hablarle (1Sa.25:17) su mujer era de buen entendimiento y de hermosa apariencia. David había cuidado de los esquiladores y los rebaños de Nabal, por lo cual le envía 10 jóvenes para que Nabal retribuyera su cuidado, sin embargo ante su saludo y petición, éste los zahirió y los volvió a enviar a David con las manos vacías, pero uno de sus criados avisa a Abigail diciéndole que reflexione y vea que hacer porque David vendría para matar a Nabal y a toda su casa. Abigail prepara alimentos y vino y le sale al encuentro a David con estos presentes, le habla sabiamente evitando así que David derrame sangre y David bendice su razonamiento, reconociendo que Dios la había mandado y además se ganó su respeto y más adelante, al morir Nabal, ella se convertiría en esposa de David.

1Sa 25:32  Y dijo David a Abigail: Bendito sea Jehová Dios de Israel, que te envió para que hoy me encontrases.
1Sa 25:33  Y bendito sea tu razonamiento, y bendita tú, que me has estorbado hoy de ir a derramar sangre, y a vengarme por mi propia mano.
1Sa 25:35  Y recibió David de su mano lo que le había traído, y le dijo: Sube en paz a tu casa, y mira que he oído tu voz, te he tenido respeto.

Pro_19:14  La casa y las riquezas son herencia de los padres; s de Jehová la mujer prudente.  

Dice el proverbio que la mujer prudente es del Señor, así que, como hija verdadera de Dios, era una pensadora sabia, juiciosa, que se anticipaba a lo por venir procediendo con sabiduría y evitando grandes males. Pongamos atención como operó la prudencia, primeramente, para vivir sabiamente con un esposo tan malvado, luego para buscar una solución inteligente que pueda resarcir el daño que su esposo había causado y por último la sabiduría para hablar, y hacer volver de la ira a David, estoy segura de que David quedó muy impresionado por esta mujer quien le libro de asesinar a toda una casa completa.

Por otro lado, la falta de prudencia dará como resultado un mal obrar.
Este es el caso de la esposa de Job (Job 2:7-10) la cual no debe haber sido una mujer ignorante sino con cierta sabiduría, pero sin prudencia, leamos al respecto,

Job 2
7  Entonces salió Satanás de la presencia de Jehová, e hirió a Job con una sarna maligna desde la planta del pie hasta la coronilla de la cabeza.
8  Y tomaba Job un tiesto para rascarse con él, y estaba sentado en medio de ceniza.
9  Entonces le dijo su mujer: ¿Aún retienes tu integridad? Maldice a Dios, y muérete.
10  Y él le dijo: Como suele hablar cualquiera de las mujeres fatuas, (falta de razón o entendimiento) has hablado. ¿Qué? ¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos? En todo esto no pecó Job con sus labios.

Todo esto nos hace pensar que la esposa de Job no era fatua, sin embargo, frente a esa ocasión no tuvo prudencia para refrenar sus palabras, sino que escupió todo lo que tenía guardado.
¡Qué diferencia entre una y la otra! Una casada con un hombre perverso y x su prudencia le trajo bien a su vida y la otra casada con un hombre perfecto y recto y por falta de prudencia solo le estorba en medio de su aflicción.

¿Por qué las mujeres jóvenes deben aprender a ser prudentes?
Es porque no lo son, recordemos que Pablo manda a Tito a corregir lo deficiente y el hecho de que él escriba esto evidencia que las mujeres tienden a actúan impulsivamente, sin pensar y sin razonar. Por esta razón las mujeres mayores deben enseñar a las más jóvenes a ser prudentes.

Una mente prudente refrena nuestros impulsos carnales dando lugar a la sabiduría para actuar sabiamente, la ausencia de una mente prudente no dejará lugar a la sabiduría y actuará insensatamente.

Pro_13:16  Todo hombre prudente procede con sabiduría; Mas el neciomanifestará necedad.

El problema de la imprudencia
Quizás muchas de las fallas y errores en nuestra vida cristiana son por causa de no ser prudentes, de no ser sensatas o tener un sano juicio. Podemos verlo en nuestra cultura y aun dentro de la iglesia, mujeres imprudentes que no pueden controlar sus lenguas, hablando destructivamente, sus actitudes, tomando decisiones erróneas en cuanto a su matrimonio e hijos, sus emociones o sentimientos, que las impulsan a amar de manera egoísta, sus deseos impulsivos, que las llevan a conseguir lo que sea como sea.

La segunda parte a desarrollar: Ser Castas

¿Qué es ser casta?
σωφρονας<- G4998: A-APFde juicio sano αγνας<- G53: A-APFpuras οικουρους<-G3626: A-APFtrabajadoras en casa αγαθας<- G18: A-APFbuenas υποτασσομενας<- G5293:V-PPP-APFsiendo sujetas/sometidas/(en sumiso) τοις<- G3588: T-DPMa los ιδιοις<-G2398: A-DPMpropios ανδρασιν<- G435: N-DPMesposos ινα<- G2443: CONJpara queμη<- G3361: PRT-Nno ο<- G3588: T-NSMa la λογος<- G3056: N-NSMpalabra του<-G3588: T-GSMde el θεου<- G2316: N-GSMDios βλασφημηται<- G987: V-PPS-3Sesté siendo blasfemada/insultada con injuria

La palabra “Casta” del griego es agnos quiere decir: puro, inocente, santo, limpio
Entonces casta, tiene que ver con pureza, y pureza se refiere a apartar algo de aquello que lo contamina. En términos bíblicos lo contrario a pureza seria inmundicia. El libro de Levítico nos habla mucho del asunto de la pureza y la inmundicia, los judíos tenían ciertas reglas específicas que ordenaban al hombre o a la mujer a no tocar ciertas cosas porque de lo contrario quedaban inmundos, pues bien, del mismo modo, pero en el sentido espiritual nosotros como cristianas debemos abstenernos de ciertas cosas mundanas a fin de conservarnos puras y no contaminarnos con lo inmundo

Muchas palabras entran en juego cuando se habla de “ser castas”, porque se habla de pureza y a su vez pureza tiene que ver con apartado, y la palabra apartado se relaciona de forma directa conconsagrado y esto tiene que ver con santidad y la santidad se relaciona con la limpieza, y la verdad es que de todo esto hablamos cuando pensamos en ser castas.

Entonces, cuando Pablo le escribe a Timoteo que la mujer debe ser casta básicamente le está diciendo que sean mujeres consagradas a Dios y apartadas de toda especie de mal, que se conserven puras y se alejen de toda inmundicia. Porque

1Ts_4:7  Pues no nos ha llamado Dios a inmundicia, sino a santificación.

Esto es, a apartarnos del mal y tener por basura todo lo que el mundo nos ofrece, desecharlo y despojarnos de ello. Yo no iría a la basura a sacar alimentos que están descompuestos y contaminados para comer, no iría a las cloacas a sacar agua de allí para beber y no tomaría ropas rotas y sucias para vestirme de la basura. De la misma manera en lo espiritual.
Una de las formas de no contaminarse es no siendo participe de las obras infructuosas de las tinieblas. Ef. 5
10  comprobando lo que es agradable al Señor.
11  Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas;
12  porque vergonzoso es aun hablar de lo que ellos hacen en secreto.

¿Cuáles son las cosas en las cuales no tenemos que participar?
Aquí podríamos enumerar muchas cosas, sin embargo, solo destacaremos todas aquellas situaciones que involucran a cristianos relacionarse amistosamente con mundanos, como por ejemplo; reuniones seculares con excompañeros del colegio, con amistades mundanas, con parientes incrédulos, con equipos deportivos seculares, cumpleaños, casamientos, etc. Casos en donde las cristianas en vez de alumbrar terminan influenciadas por el entorno que las rodea, contagiándolas de sus modas sensuales, vicios, maneras de hablar, perversiones e inmoralidades, placeres carnales, vanidades, y engaños y mentiras destructivas.

Cómo cultivar la prudencia y la pureza
Para concluir, la manera de cultivar o desarrollar la prudencia y un corazón puro, es yendo a buscar a Cristo cada día. Del mismo modo que una semilla se planta pero debe regarse continuamente para que se haga un árbol fuerte, así también debemos regar nuestra vida cristiana con una comunión íntima y diaria con nuestro Señor orando y clamando por la prudencia y la sabiduría y un corazón limpio. Estando a sus pies escucharemos y aprenderemos a ser la mujer que Él quiere que seamos.

Pr.2: 1 Hijo mío, si recibieres mis palabras, Y mis mandamientos guardares dentro de ti,
2  Haciendo estar atento tu oído a la sabiduría; Si inclinares tu corazón a la prudencia,
3  Si clamares a la inteligencia, Y a la prudencia dieres tu voz;
4  Si como a la plata la buscares, Y la escudriñares como a tesoros,
5  Entonces entenderás el temor de Jehová, Y hallarás el conocimiento de Dios.
6  Porque Jehová da la sabiduría, Y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia.
7  El provee de sana sabiduría a los rectos; Es escudo a los que caminan rectamente.

Jesús dijo en el libro de Juan que su palabra es la que nos limpiará y alejará de toda contaminación, entonces debemos llenar nuestras mentes de su verdad, ella será la que nos enseñará a conducirnos prudentemente en todo y a ser

Jn. 15:3  Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado.
Jn.17:17, Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad. Es la verdad de Cristo, la que nos limpia y tiene que estar abundantemente en nuestras mentes

Col.3:16 La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales.

Que sea siempre nuestra oración lo que decía el salmista
Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí. Sal.51:10

La paz del Señor Jesús 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Información-Más Recursos-

    POR EL MOMENTO NOS CONGREGAMOS EN ESTE LUGAR
    Ver La Iglesia Biblica en un mapa más grande