miércoles, 5 de junio de 2019

01 - INTRODUCCIÓN CARTA A LOS GÁLATAS



para descargar este audio click aquí
MENSAJE DOMINGO 11/03/2018

Por el Hno. Santiago


Datos Iniciales
Nombre del Libro
Datos Primarios
Griego Koiné Mayúsculo
ΠΡΟΣ  ΓΑΛΑΤΑΣ
Posición Canónica
48
Apócopes
Ga
Transliteración
pros galatas
Clasificación
Epístola de Pablo
Pronunciación Griega
pros gálatas
Escritor
Pablo
Griego Bizantino
prov galatav
Fecha de Redacción [dC]
56 (?)
Destinatario
Región de Galacia
Periodo Documentado

Significado
"tierra de los galos"
Total Capítulos
6
En español
Gálatas
Total Versículos
149

EPÍSTOLA A LOS GÁLATAS
Datos iniciales
Autor: El Espíritu Santo                    Escritor: Pablo         
Fecha aproximada de la Epístola: Entre el 52 al 56 dC  
Situación: Posiblemente escrita durante el 3º Viaje de Pablo (desde Corinto o Macedonia)

Fecha de Evangelización de Galacia        : Año 47-49 dC; Visitas en el 50 y en el 54-55 dC
Emperador de la época                               : Claudio (41-54 dC)
Ciudades de Galacia                                   : Antioquía de Pisidia, Iconio, Listra, y Derbe

Temas destacados: Un único Evangelio, Autobiografía ministerial, Justificación solo por la fe, Las obras de la carne y los frutos del Espíritu.

Historia y geografía de Galacia
Del griego Galatiav "Galatia", sector o región en la actual Turquía.
Desde la antigüedad esta región, conocida como "la Anatolia" ha sido el centro de grandes eventos bíblicos. En estas regiones se encuentran los montes del Ararat, donde descansó el arca de Noé (Gn 8:4).
La Anatolia fue también la región elegida por los hijos de Jafet posterior a la torre de Babel (Gn 10:5; Is 66:19).
Durante el período del imperio romano, Galacia era una zona habitada por galos (centro-europeo) que residieron allí desde el siglo III aC y gobernaron también a los frigios y capadocios.
La región se encuentra a unos 1200 msm aprox. La historia determina que el sector de Galacia se dividió en tres tribus, los trocmios que se establecieron en la zona oriental que limitaba con Capadocia y el Ponto, e hicieron de Tavio su capital; los tolistóbogos habitaron la región occidental que limitaba con Frigia y Bitinia, y Pesino fue su ciudad principal; y los tectósagos vivieron en la zona central, haciendo de Ancira su ciudad principal.

Ya en el 64 aC. Galacia se convirtió en cliente de los romanos y, después de la muerte de Amintas, su último rey, adquirió la categoría de provincia romana (25 aC). La nueva provincia de Galacia incluía no solamente el antiguo territorio étnico, sino también partes del Ponto, Frigia, Licaonia, Pisidia, Paflagonia, e Isauria.
Su estratégica ubicación geográfica y comercial atrajo a gran número de romanos, griegos, y judíos.

Evangelización de Galacia
En el año 47 dC siendo Claudio emperador de Roma, Pablo y Bernabé comienzan su primer viaje evangelístico partiendo desde Antioquia. Y luego de haber predicado en Chipre (Salamina y Pafos) partió a Panfilia (Perge) y de allí entró a predicar en las ciudades de Galacia (Antioquía de Pisidia, Iconio, Listra, y Derbe) (Hch 13-14). Listra y Derbe eran colonias romanas, y Antioquia e Iconio habían sido romanizadas recientemente por el emperador Claudio.
Según Hechos cap 13-14 resulta claro que Pablo comenzó la evangelización por el Sur de Galacia estableciendo Iglesias allí. En Antioquia de Pisidia encontró oposición por parte de los judíos (Hch 13:45) y fueron expulsados y partiendo de allí llegaron a Iconio (Hch 13:51). En Iconio estuvieron bastante tiempo y gran parte de los judíos se convirtieron y también los gentiles, pero los otros judíos le afrentaban y querían apedrearlos por lo cual tuvieron que partir a Listra (ciudad Licaonia) predicando por todas esas zonas (Hch 14:6-7). En Listra Pablo curo a un invalido de nacimiento por lo cual le confundieron con dioses mitológicos llamando a Pablo "Hermes/Mercurio" y a Bernabé "Zeus/Júpiter", Pablo entonces trató de refrenar la locura de los gentiles y difícilmente lograron impedir que la multitud le ofreciese sacrificio. Posteriormente de Antioquia y de Iconio viajaron judíos para persuadir a los de Listra provocando que apedrearan a Pablo dejándolo como muerto (Hch 14:19). Después de esto llegaron a Derbe donde también predicaron, para luego volver confirmando los ánimos de los nuevos discípulos, constituyendo ancianos en cada Iglesia.
Posteriormente en el año 49, 50 dC Pablo separándose de Bernabé comienza su segundo viaje de evangelización con Silas. Llegando a Derbe y a Listra (Hch 16:1-3) tomó a Timoteo como discípulo y confirmó a las Iglesias anteriormente fundadas.
En el año 54-55 dC Pablo en su tercer viaje de evangelización volvió a pasar por la región de Galacia (Hch 18:23)
Por último Pablo después del 63 dC envió a Crescente (2 Ti 4:10) un colaborador suyo a trabajar en las Iglesias en Galacia.
Pedro también a principios de los 60 dC envía una carga general a todas las Iglesias de Asia Menor (Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia) (1 Pe 1:1)  

Motivos de la epístola
Evidentemente las “Iglesias en Galacia” habían sido visitadas por judaizantes que las llevaron a dudar de la autoridad apostólica de Pablo, y que insistían en que, además de la fe en Cristo, era necesario circuncidarse y practicar la ley judía a fin de obtener la salvación.
Por esta razón Pablo escribió esta carta con suma urgencia, denunciando esta enseñanza que mezclaba la gracia con la ley judía, indicando que tal cosa era un evangelio "diferente" y "anatema" del que él les había predicado en el nombre del Señor Jesús.
La Epístola a los Gálatas fue escrita a cristianos convertidos por la evangelización de Pablo que estaban en peligro inminente de adulterar con la religión y el legalismo de los judío debido al movimiento judaizante.
Ante el esfuerzo de los judaizantes Pablo tiene la necesidad de confirmar el Evangelio de la libertad cristiana que él les había enseñado. Por ello rebate a los judaizantes, en la circuncisión (Ga 6:12), en la observancia del calendario judío (Ga 4:10), las leyes judaicas, etc.

Aportes doctrinales
- El Espíritu enseña por medio de Pablo que la crucifixión de Cristo y el derramamiento de su sangre es la base de la liberación del pecado (1:4; 6:14) y de todo rudimento carnal o religioso (3:12; 2:4), es decir que todos los que creen en el Señor Jesús están en una posición de absoluta libertad, libres de la esclavitud del libertinaje carnal y gentil (1:4), como también libres de la ley judía (5:1-4; 4:5), para una manifestación plena de una vida en fe para el Señor Jesús (2:20), que comienza con el bautismo (3:27) y alcanza por igual a todos los que creen (3:28). Y también muestra y exhorta a como vivir en esa libertad otorgada por Cristo (5:16-25)

- En cuanto a la fe enseña que esta es fruto del Espíritu Santo (5:22) que es de Jesús (2:16,20) y que se alcanza por el oír (3:2,5) y solamente por ella alcanzamos la justificación (3:8,24; 5:5) y no por la ley judía (3:12,25).
Y es por fe que debemos vivir (3:11), y debemos predicar (1:23).
El hecho de recibir la fe nos hace hijo de Abraham por la misma fe (3:9), y por la fe recibimos la promesa del Espíritu (3:14) y somos hijos de Dios (3:26). La fe obra por el amor (5:6) en la familia de la fe (6:10)
- También enseña desde un principio la naturaleza del Señor Jesús y el poder del Padre para resucitar a Cristo (1:1)

- También muestra a Cristo como la "simiente" prometida (3:16) y la naturaleza humana del Señor (4:4)
Bosquejo Básico
Debido a la urgencia con la que Pablo escribió es difícil trazar un bosquejo secuencial o doctrinal. Pablo habla de la evangelización judaizante como una evangelización austera y anatema, posteriormente habla de sí mismo, de su conversión, y del reconocimiento de su ministerio ante los otros apóstoles. Su tema principal es la justificación solo por la fe.

1- 1:1-5                 Salutación
2- 1:6-10               Un "evangelio diferente" no es evangelio sino anatema
3- 1:11 al 2:14      Autobiografía y defensa apologista
      a. 1:11-17       Pablo recibió su ministerio directamente del Señor Jesucristo
      b. 1:18-24       Primera visita de Pablo a Jerusalén después de su conversión
      c. 2:1-10         Segunda visita de Pablo a Jerusalén
      d. 2:11-14       Pablo resiste a la hipocresía de Pedro en Antioquía
4- 2:15-21             Justificados por la fe, el Evangelio de la gracia no brinda libertad al pecado y no requiere ley judía
5- 3:1-5                 Apelación a la experiencia de la evangelización inicial de los gálatas
6- 3:6-18               Descripción doctrinal del pacto de Dios con Abraham
7- 3:19-29             El propósito y fin de la ley mosaica
8- 4:1-11               El desarrollo del Evangelio y su aplicación a la vida cristiana
9- 4:12-20             Apelación al primer amor
10- 4:21-31           Alegoría de Sara y Agar
11- 5:1-15             La fe y no las obras de la ley
12- 5:16-25           La libertad el Espíritu y esclavitud de la carne
13- 5:26 al 6:10   La ayuda mutua
14- 6:11-18           Ratificación y salutación final

Bosquejo del Subtitulado y su correspondiente cronología
Referencias:
"dC" : Después de Cristo                       "-" : Indica período                 "Ref" : Referencia Bíblica
Los años en color rojo y en cursiva son estimados dentro de los otros períodos determinados.

Evento
Ref
Año
Observaciones
Pág.
Saludos
1:1
56 dC


No hay otro Evangelio
1:6


El ministerio de Pablo
1:11


La reprensión de Pablo a Pedro
2:11


El Espíritu se recibe por el oír con fe
3:1


El Pacto de Dios con Abraham
3:6


El propósito de la ley
3:19


No volver a la esclavitud de la carne
4:8


Alegoría de Sara y Agar
4:21


Estén firmes en la libertad
5:1


Las obras de la carne y los frutos del Espíritu
5:16


Pablo se gloría en la cruz de Cristo
6:11


Saludo final
6:18








Gálatas 1
Pablo, apóstol (no de hombres ni por hombre, sino por Jesús, el Cristo y por Dios el Padre que lo resucitó de los muertos), Hch 2:24; Hch 9:6; Hch 20:24; Hch 22:10; Hch 22:15; Hch 22:21; Hch 26:16; 2Co 1:1; Gá 1:11-12; 1Ti 1:1; Tit 1:3; Mt 5:16; Mt 6:1; Mt 11:27; Jn 8:42; Hch 13:9; Hch 22:10-21; Tit 1:4;
y todos los hermanos que están conmigo, a las iglesias de Galacia: Hch 16:6; 1Co 16:1; Fil 4:21; Hch 18:23; 2Ti 4:10; 1P 1:1;
Gracia y paz sean a ustedes, de Dios el Padre y de nuestro Señor Jesús, el Cristo, Ro 1:7; 1Co 1:3; 1Ti 1:2; Ef 1:2; 1P 1:2;
el cual se dio a sí mismo por nuestros pecados para librarnos del presente siglo malo, conforme a la voluntad de nuestro Dios y Padre, Mt 20:28; Jn 15:19; Ro 4:25; 1Co 15:3; Ef 2:2; Fil 4:20; 1Ts 1:3; 1Ts 3:11; 1Ts 3:13; 1Jn 5:19; Ro 6:23; Gá 2:20; Tit 2:14; He 10:7; 1P 3:17; Ap 10:7; Ef 5:2; He 9:14;
a quien sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.
Estoy maravillado de que tan pronto se hayan alejado del que les llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. Hch 16:6; Hch 18:23; 2Co 11:4; Gá 4:13; Gá 5:8; 1Ti 1:3; Col 3:15; 1P 1:15;
No que haya otro, sino que hay algunos que les perturban [agitan, inquietan] y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Hch 4:12; Hch 15:24; 1Co 3:11; 2Co 11:13; Gá 5:10; Jud 1:4; Hch 15:1;

pervertir: (Del lat. pervertĕre). Viciar con malas doctrinas o ejemplos las costumbres, la fe, el gusto, etc /  Perturbar el orden o estado de las cosas.

8 Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, les anunciare otro evangelio diferente del que les hemos anunciado, sea anatema. Ro 9:3; 2Co 11:14; Gn 16:7; Mt 13:49; Lc 1:11; Hch 5:19; Ro 15:20; Ap 14:6; 2Co 11:4;
9 Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno les predica diferente evangelio del que han recibido, sea anatema. Gá 1:8; Jud 1:3;
10 Por lo tanto, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería esclavo de Cristo. Ro 1:1; Ro 2:29; 1Co 10:33; Ef 6:6; Col 3:22; 1Ts 2:4; Stg 4:4;

La primera cuestión a resolver es la autoridad apostólica de Pablo. Los judaizante querían desacreditar a Pablo, diciendo que él no era un genuino apóstol.
Pablo inicia su epístola indicando que su apostolado no provenía de hombres, ni por hombres, esto es, Pablo no pertenecía a ninguna organización o religión humana. Fue Dios quien lo comisionó por medio del Señor Jesús, cuando se le apareció camino a Damasco.
Sin alargar mucho su salutación inicial, Pablo resume el Evangelio declarando el hecho fundamental del mismo, sustitución gratuita para liberación. Al hablar del "presente siglo malo" se refiere a la edad actual, al período que inicia desde la caída de Adán hasta que se manifieste el Reino del Señor Jesús al final.
"El presente siglo malo" tiene por príncipe a Satanás y el mundo entero está bajo su maligno dominio y su sentido pecaminoso (2Co 4:4; 1Jn 5:19). La presente edad aún no ha finalizado, la manifestación de nuestro Señor Jesús se hizo para liberarnos del poder del pecado mediante la Fe que es en Él, para finalmente dar fin al poder de la muerte y comenzar la era eterna.

Es claro que en tan poca introducción, Pablo desea tratar directamente el asunto que más le preocupa. Según el informe recibido de sus colaboradores, los gálatas están apostatando del Evangelio, están retrocediendo porque hay judaizantes llegados recientemente y que mediante sus doctrinas han trastornado el Camino.
Pablo está sorprendido y le hace entender que tal disposición respecto de los judaizantes los está llevando al abandono del Evangelio.
Porque no hay muchos Evangelios. Solo hay UNO, un solo Evangelio, el resto es perversión.

Traído al tiempo actual, el Evangelio sigue siendo UNO solo. Por tanto (a pesar de lo duro que pueda ser) no existe el Evangelio pentecostal, no existe el evangelio bautista, no existe el evangelio anglicano, o mormón, o testigo, o de los católicos. Todas esas religiones solo han pervertido el Evangelio y lo han ajustado a sus maneras para beneficios personales e institucionales.

Ya en el verso 10, Pablo responde a otra posible acusación por parte de los judaizantes. Pablo no predica el Evangelio para beneficio propio o para el gusto de las personas. Él no es un oportunista, es un genuino predicador del Evangelio.

A partir del verso 11, Pablo procede a explicar en una resumida línea de tiempo, como ha sido el proceder de su ministerio.

11 Mas les hago saber, hermanos, que el evangelio anunciado por mí, no es según hombre; Ro 2:16; 1Co 15:1;

Con el objetivo de aportar datos, incluiremos de manera interpolada el año aproximado de ocurrencia de los eventos.

Año 35
12 puesto que yo ni lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno, sino por revelación de Jesús, el Cristo. Hch 22:14; 1Co 2:10; 1Co 11:23; 1Co 15:3; 2Co 12:1; Gá 1:1; Gá 1:16; 1P 4:13; Ef 3:3;
13 Porque ya han escuchado acerca de mi conducta en otro tiempo en el judaísmo, que perseguía sobremanera a la iglesia de Dios, y la asolaba; Hch 8:3; Hch 26:4; Hch 8:1-9:2; Fil 3:5-6; Fil 3:6; 2Ti 3:12; 2P 3:11; Hch 9:1; Hch 22:4; Hch 26:9; 1Ti 1:13;
14 y en el judaísmo aventajaba a muchos de mis contemporáneos en mi nación, siendo mucho más celoso de las tradiciones [doctrinas rudimentarias, instrucciones] de mis padres. Jer 9:14; Mt 15:2; Hch 21:20; Fil 3:6; 2Ti 1:3; Mr 7:3;
15 Pero cuando agradó a Dios, que me apartó desde el vientre de mi madre, y me llamó por su gracia, Is 49:1; Is 49:5; Jer 1:5; Lc 1:15; Hch 13:2; Ro 1:1; Gá 1:6; Mt 24:22; Col 3:15; Hch 9:15;
16 revelar a su Hijo en mí, para que yo le predicase entre los gentiles, no consulté en seguida con carne y sangre, Hch 9:15; Gá 2:9; Jn 5:19; He 1:2; Mt 16:17; Hch 13:2; Hch 22:21; Gá 2:8; Ef 3:8;

Solo el Señor Jesús puede cambiar el corazón de un celoso judío, a favor de la Obra de Dios.

Año 35 al 37
17 ni subí a Jerusalén a los que eran apóstoles antes que yo; sino que fui a Arabia, y volví de nuevo a Damasco. 2S 8:5; Is 21:13; Jer 25:24; Ez 27:21; Mt 23:37; Hch 8:1; Gá 4:25; Jud 1:17;

Año 38
18 Después, pasados tres años, subí a Jerusalén para ver a Pedro, y permanecí con él quince días; Hch 9:22-23; Jn 1:42; Hch 9:26;
19 pero no vi a ningún otro de los apóstoles, sino a Jacobo el hermano del Señor. Mt 12:46; Hch 12:17; Jud 1:1-25;
20 En esto que les escribo, he aquí delante de Dios que no miento. Ro 1:9; Ro 9:1; 2Co 1:23; 2Co 11:31; 1Ts 2:5; 1Ti 5:21; 2Ti 4:1;
21 Después fui a las regiones de Siria y de Cilicia, Hch 9:30; Hch 11:25-26; Hch 13:1; Nm 23:7; Lc 2:2;
22 y no era conocido de vista a las iglesias de Judea, que eran en Cristo; 1Ts 2:14;
23 solamente oían decir : Aquel que en otro tiempo nos perseguía, ahora predica la fe que en otro tiempo asolaba. Hch 8:1-3; Jud 1:3;
24 Y glorificaban a Dios en mí.

Año 49
Después, pasados catorce años, subí otra vez a Jerusalén con Bernabé, llevando también conmigo a Tito. Hch 4:36; Hch 15:2-30; Tit 1:4; Hch 15:2;
Pero subí según una revelación, y para no correr o haber corrido en vano, expuse en privado a los que tenían cierta reputación el evangelio que predico entre los gentiles. Gá 2:6; Gá 2:9; Gá 4:11; Fil 2:16; 1Ts 3:5; 1Ti 3:16; 1P 4:13; Hch 19:21;
Mas ni aun Tito, que estaba conmigo, con todo y ser griego, fue obligado a circuncidarse; Hch 16:3; 1Co 9:21;
y esto a pesar de los falsos hermanos introducidos a escondidas, que entraban para espiar nuestra libertad que tenemos en Cristo Jesús, para «reducirnos a esclavitud,» Hch 15:24; Ro 8:15; 2Co 11:20; 2Co 11:26; Gá 4:3; Gá 4:9; Gá 4:24-25; Gá 5:1; Gá 5:12; 2P 2:1; Jud 1:4;
a los cuales ni por un momento accedimos a someternos, para que la verdad del evangelio permaneciese con ustedes. Gá 2:14; Gá 4:16; Gá 5:7; Tit 1:14; 2Jn 1:1; 2Ts 2:10;
Pero de los que tenían reputación de ser algo , a mí, por lo tanto, los de reputación nada nuevo me comunicaron. Dt 10:17; Hch 5:36; 1Co 3:7; 2Co 11:5; 2Co 12:11; Gá 2:2; Gá 2:9; Gá 6:3; Dt 16:19; 2Cr 19:7; Job 34:19; Hch 10:34; Ro 2:11; Ef 6:9; Col 3:25; 1P 1:17;
Antes «por el contrario,» como vieron que me había sido encomendado el evangelio de la incircuncisión, como a Pedro el de la circuncisión Hch 9:15; 1Co 9:17; Gá 1:16; 1Ts 2:4; 1Ti 1:11; Lc 6:14; Hch 10:32; Col 3:11;
Hch 9:15; Hch 13:2; Hch 22:21; Gá 1:16; Ef 3:8;
y reconociendo la gracia que me había sido dada, Jacobo, Cefas y Juan, que eran considerados como columnas, nos dieron a mí y a Bernabé la diestra en señal de compañerismo, para que nosotros fuésemos a los gentiles, y ellos a la circuncisión. Jer 1:18; Ro 1:5; Gá 2:6; 2P 3:15; Ap 3:12; Jn 1:42; Jn 21:7; 1Ti 3:15; Jud 1:1-25; Ap 10:1;
10 Solamente nos pidieron que nos acordásemos de los pobres; lo cual también procuré con diligencia hacer. Hch 24:17; Mr 14:7; Ro 15:26; Hch 11:30; Ro 15:25; 1Co 16:1; 2Co 8:1; 2Co 9:1;

Después de la conversión de Pablo, el Señor Jesús empleó 14 años para prepararlo en el ministerio al que se le iba a encomendar. Los primeros años en los desiertos de Arabia, inclusive puede que haya llegado hasta el monte Sinaí, sirvió para conocer a solas al Señor Jesús.
Posteriormente, visitó a los que el Señor ya tenía trabajando, para unificar criterios y aprender más, (aunque de manera resuelta expresa que "nada nuevo" le comunicaron).
Con frecuencia un recién nacido en el Señor, quiere empezar a trabajar, y anhela ser parte de algún ministerio. De hecho, cuando Pablo se convirtió enseguida predicaba a Cristo, pero no convirtió a ninguno, porque no tenía el testimonio, no tenía el adiestramiento y entrenamiento necesario para llevar adelante algún servicio.
Finalmente, con respecto al Concilio en Jerusalén, si bien Dios le había encomendado a Pablo el Evangelio hacia los gentiles, (Hch 9:15-16), estuvo siempre dispuesto a dialogar y discutir con los demás apóstoles o ministros preparados con el fin de lograr una comunión ministerial con todos los que sirven al Señor Jesús.

La Paz del Señor Jesús

0 comentarios:

Publicar un comentario

Información-Más Recursos-

    POR EL MOMENTO NOS CONGREGAMOS EN ESTE LUGAR
    Ver La Iglesia Biblica en un mapa más grande