miércoles, 5 de junio de 2019

01 - INTRODUCCIÓN A LA SEGUNDA CARTA A LOS CORINTIOS


 
para descargar este audio click aquí
MENSAJE DOMINGO 11/06/2017

Por el Hno. Santiago


Datos Iniciales
Nombre del Libro
Datos Primarios
Griego Koiné Mayúsculo
ΠΡΟΣ ΚΟΡΙΝΘΙΟΥΣ (B)
Posición Canónica
47
Apócopes
2Co
Transliteración
pros korindzious (b)
Clasificación
Epístola de Pablo
Pronunciación Griega
pros corindzius beta
Escritor
Pablo
Griego Bizantino
h pro'v tou'v korinyi;ouv deute;ra
Fecha de Redacción [dC]
56 (?)
Destinatario
Para los habitantes de Corinto
Periodo Documentado
56 dC
Significado
Total Capítulos
13
En español
2ª a los Corintios
Total Versículos
257

Escritor: La obra identifica al escritor de la misma - Pablo                          Autor: El Espíritu Santo (2 Ti 3:16)     
Fecha de edición: Año 56 (?) dC                                                                  Idioma original de escritura: Griego koiné     
Datación: Papiros P46 / P34 (?) (hacia el año 175 dC); Manuscritos bizantinos del siglo VIII al XV

Período histórico documentado: Desde el año 56 dC

Traducción al Castellano: Casiodoro de Reina en el año 1569 y revisado por Cipriano de Valera en el año 1602
Abreviatura: 2Co            Formato sistematizado y nemotécnico del libro: 257 versículos separados en 13 Capítulos



Datación
Desde la antigüedad, de acuerdo a los manuscritos más antiguos (mss: copias de copias) y respaldada por la tradición cristiana, la segunda epístola de Pablo a los corintios fue una carta que tenía por cabecera el siguiente título en letra uncial "ΠΡΟΣ ΚΟΡΙΝΘΙΟΥΣ (B)" que se traduce "a los corintios (segunda)". Posteriormente durante el período bizantino, los leccionarios se escribían con la siguiente cabecera "h tou'v korinyi;ouv deute;ra", título que prevaleció durante la construcción de los "Textus Receptus".

Aspecto histórico geográfico
Situación: Posiblemente escrita desde Macedonia, durante el tercer viaje evangelístico de Pablo
Fecha de Evangelización de Corinto : Año 50-51 dC
Emperadores de la época : Claudio (41-54 dC) Nerón (54-58 dC)
Región : Acaya

Temas destacados: Exposición de una autodefensa respecto de su conducta y ministerio. Informe de cambios de planes o rutas finales antes de partir a Jerusalén.  

Historia y geografía de Corinto:
Del griego Korinyov "Corintos", ciudad marítima del Peloponeso de la antigua región de Acaya, y en la actual Grecia la capital de Corintia. En tiempos de Pablo era una importante ciudad, capital de Acaya, habitada por una colonia greco-romana considerada como "los veteranos de Julia Corintia" enviados por Julio Cesar desde el 46 aC quien reconstruyó la ciudad.
La ciudad se encuentra a 10 msm en las coordenadas N37º56' E22º56'.
La historia determina que es una ciudad muy antigua y que el nombre procede de la mitología griega en honor a Corinto un hijo de Zeus.
Corinto siempre fue una ciudad muy supersticiosa e idólatra, con muchos templos e ídolos, que a su vez se la consideraba como potencial marítimo desde el 746 aC, una ciudad comercial griega que trataba con fenicios y que se dedico también a la construcción naval con grandes innovaciones. También se considera que fue una de las primeras ciudades en utilizar monedas acuñadas con diversos motivos mitológicos.
La ciudad tiene una rica historia, sin embargo fue destruida por el cónsul militar romano Mummio en el 146 aC, a causa de unos conflictos con el reciente imperio romano. La ciudad quedó abandonada por casi 100 años, hasta que Julio Cesar la reconstruyó y la convirtió en una colonia romana, a la que migró el gobernador de Acaya y algunas familias ricas y prontamente llegó a tener una población mayor que la ciudad de Atenas.
Desde el 44 aC Corinto se convirtió en un centro comercial y cultural greco-romano, que contaba también con juegos olímpicos.
Religiosamente veneraban a Afrodita (en la mitología diosa del amor) lo cual indica que fue una ciudad entregada a la prostitución y a la fornicación con altos grados de incestos e inmoralidades.
Sin embargo por su ubicación geográfica y comercial atrajo a gran número de judíos que disponían de una pequeña colonia con su respectiva sinagoga.

Evangelización de Corinto (2ª Parte)
Continuando con el desarrollo expuesto en la introducción a Primera de Corintios:
En el año 54 dC, Pablo inicia su tercer viaje evangelístico decidido a quedarse en Efeso y ganar a la población de Asia Menor para Cristo.
Partiendo de Antioquia visitando las Iglesia en Galacia y Frigia llegó a Efeso; Y se quedó allí dos años y medio (Hch 19). Y para no desatender a las Iglesias en Macedonia (Filipos, Tesalónica, Berea) decidió enviar al joven Timoteo con Erasto (Hch 19:22) hasta que Pablo pudiera ir. Es importante destacar que Pablo estaba dedicado por completo a la Obra en Asia Menor y los colaboradores de Pablo viajaban atendiendo a las demás Iglesias y volvían con un informe general el cual daban a Pablo.

Para mediados del año 55 dC, Pablo recibe informe de la delicada situación de la Iglesia en Corinto, la cual peligraba en su salud Espiritual; Pero a su vez la Obra en Asia no podía ser detenida. Ante este dilema Pablo resuelve escribirles cartas a la Iglesia en Corinto (1 Co 5:9-12) y decide enviar a Timoteo (1 Co 4:17) esperando que éste pudiera resolver la situación y luego volviese a Pablo (1 Co 16:10).

Es evidente que lo que se considera como 1ª de Corintios no es la primera carta escrita por Pablo (1 Co 5:9), sino una segunda en respuesta a resolver ciertas situaciones de diferentes índoles que afectaba a la Iglesia en Corinto. Porque, como ya hemos visto en el análisis anterior, a pesar de considerarse una Iglesia completa, era muy débil, muy propensa a los errores doctrinales y a las divisiones, sobre todo por ser una Iglesia asentada en una ciudad muy idólatra e inmoral.
Parece que los corintios no apreciaron al joven Timoteo, así que éste vuelve a Efeso y le comenta a Pablo la grave situación de la Iglesia, esto obliga a Pablo a cambiar de planes según lo que preveía (1 Co 16:5-10).
Se estima que Pablo realizó un viaje relámpago no documentado en el libro de Hechos, yendo directamente a Corinto para resolver personalmente algunas situaciones (2 Co 1:15-16) y lamentablemente encontró oposición por parte de los religiosos que se habían autoproclamado por encima del ministerio de Pablo, esto lo entristeció (2 Co 2:3-6) y volvió a Efeso para terminar su trabajo allí, para luego retomar la dirección de descender por Macedonia. Desde Efeso volvió a escribir una carta con severidad (que sería una tercera, anterior a 2ª de Corintios) (2 Co 7:6-8) que está perdida y que probablemente haya sido enviada con Tito.
Pablo al ver que los Corintios no estaban conforme con Timoteo, envía esta vez a Tito (2 Co 7:5-8) y prosigue su trabajo evangelístico hasta ir a Macedonia, lugar que ya experimentaba persecución y amargura, por eso con más ansiedad esperaba a Tito con noticias de Corinto. Una vez que éste llegó con noticias alentadoras, Pablo con Timoteo escriben (la cuarta carta) lo que se considera la segunda epístola a los Corintios (2 Co 1:1), (porque como ya hemos dicho hay indicios de que Pablo había escrito otra carta considerada como "severa" de por medio) (2 Co 7:8). Así que mucho más tranquilo y contento con las noticias de Tito, escribe esta carta expresando su gozo, mencionando el cambio de planes con respecto a su viaje (2 Co 1:15 al 2:1) y aprovecha para explicar su ministerio en Asia (Efeso) y Macedonia. Da también instrucciones de cómo llevar a cabo la colecta para Jerusalén (Cap 8-9) que desde el año anterior se habían propuesto (tanto como dice "año pasado" 2 Co 8:1).
Es también evidente que Pablo desea expresar el motivo de su jactancia por ellos, defendiendo su ministerio y manteniendo distancia de aquellos que predican un evangelio diferente y sobre todo de aquellos que considera falsos apóstoles (2 Co 11:12-15).  
Finalmente Pablo expresa en la carta su intención de ir por tercera vez (2 Co 12:14; 13:1).

Según Hechos 20:2-3 luego de pasar por Macedonia, se quedó tres meses en Grecia. Podemos considerar como un hecho concreto la tercera visita personal de Pablo a Corinto, aunque no sabemos con precisión si todas las problemáticas hayan sido superadas. Sin embargo sabemos que fue desde Corinto que Pablo escribió la epístola a los Romanos y según como está escrita con gran inspiración, no parece reflejar una situación agravante en Corinto, como a su vez el apóstol escribe "Mas ahora voy a Jerusalén para ministrar a los santos. Porque Macedonia y Acaya tuvieron a bien hacer una ofrenda para los pobres que hay entre los santos que están en Jerusalén" (Ro 15:25-26).  

Resumen Introductorio de la Epístola
Motivos de la epístola
Con esta epístola, Pablo describe su trayectoria como apóstol, por la necesidad de explicar lo que pudiera ser mal interpretada como una jactancia o soberbia por parte de Pablo, según parece por sus duras palabras en las cartas anteriores (7:8; 12:11).
Pablo explica también el valor del Evangelio en contraposición de las actitudes humanas, reiterando de que somos Templo del Espíritu Santo, y lo que Dios ha depositado en estos "vasos de barro" (4:7) es el "Espíritu de fe" (4:13) por lo cual no hay ningún motivo de jactancia en la carne.
Aprovecha Pablo para dar instrucciones sobre la colecta para los cristianos pobres en Jerusalén.

Aportes doctrinales
No puede considerarse esta carta totalmente instructiva como Primera de Corintios; Tampoco puede considerarse del tipo "doctrinal" como lo son tan específicamente otras cartas.
En esta carta vemos mucho de cómo se siente y actúa Pablo respecto de su ministerio a las Iglesias. Es evidente que se preocupa por el bienestar de la Iglesia y evita que haya malos entendidos o malas interpretaciones.

En esta carta podemos encontrar diversos valores doctrinales que fortalecen las enseñanzas del Espíritu brindadas a lo largo de todas las cartas de Pablo.
Podemos mencionar los siguientes aportes singulares:
- Ministros competentes del Nuevo Pacto (3:4 al 4:6)
- La naturaleza Espiritual de la Fe y de qué manera se refleja en el hecho de vivir por fe (4:7-18)
- El ministerio de la reconciliación por medio de Cristo (5:14-21)
- El yugo desigual es contraproducente (6:14 al 7:1)


Bosquejo del Subtitulado y su correspondiente cronología
Referencias:
"dC" : Después de Cristo                       "-" : Indica período                 "Ref" : Referencia Bíblica
Los años en color rojo y en cursiva son estimados dentro de los otros períodos determinados.

Bosquejo Básico

1- 1:1-2                   Salutación
2- 1:3-11                 Las tribulaciones y aflicciones de Pablo por su ministerio y en sus labores
3- 1:12 al 4:6          Repuestas de Pablo por las diversas situaciones resueltas
      a. 1:12 al 2:4    Pablo explica los cambios de planes en sus viajes
      b. 2:5-11           Pablo escribe su perdón por el hermano ofensor
      c. 2:12-13         Pablo esperaba a Tito en Troas y no le halló sino en Macedonia
      d. 2:14-17         Triunfantes en Cristo
      e. 3:1-3             Somos cartas de Cristo, escrita con el Espíritu de Dios
4- 3:4 al 4:6            Ministros competentes del Nuevo Pacto para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios por Cristo
5- 4:7 al 5:10          El vivir por la fe en Cristo, reflejado en el servicio.
                               El Espíritu de Fe (4:13)
      a. 5:1-10           La Esperanza de ser revestido por lo Celestial
6- 5:11 al 6:13        El ministerio de la reconciliación
7- 6:14-7:1              No unirse en yugo desigual porque somos Templo del Espíritu Santo
8- 7:2-16                 Entre la ansiedad y la consolación por la repuesta de los corintios
9- 8:1-9:15              La colecta para los santos
                               El ejemplo de los hermanos de Macedonia
                               Exhortación a los corintios a abundar y a la generosidad
10- 10:1 al 13:14    Pablo defiende su ministerio
      a. 10:1-6           La osadía no es jactancia
      b. 10:7-18         Pablo explica su jactancia, no por soberbia sino por gloriarse en Cristo al defender su servicio.
      c. 11:1-15         No reciban otro evangelio, no se dejen extraviar por los falsos apóstoles que provienen de Satanás
      d. 11:16-33       No es arrogancia ni locura, sino los sufrimientos y las marcas de un verdadero apóstol de Cristo
      e. 12:1-13         El motivo del aguijón en la carne de Pablo
11- 12:14  13:10     Pablo irá por tercera vez a Corinto para finalizar cualquier situación pendiente
12- 13:11-14           Salutación final

ANÁLISIS Y COMENTARIOS DE LA SEGUNDA CARTA A LOS CORINTIOS

CAPITULO 1
Pablo, apóstol de Jesús, el Cristo por la voluntad de Dios, y el hermano Timoteo, a la iglesia de Dios que está en Corinto, con todos los santos que están en toda Acaya:  Ro 1:1; 1Co 1:1; Gá 1:1; Ef 1:1; Fil 1:1; Col 1:1; Col 1:2; 1Ts 3:2; 1Ti 1:1; 2Ti 1:1; Tit 1:1; Hch 18:12; 1Co 1:2; 1Ti 1:2;
Gracia y paz a ustedes, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesús, el Cristo.  Ro 1:7; Mt 5:16; Mt 11:27; Lc 11:13; Lc 12:51; Jn 8:42; Ef 5:20; 2Ti 1:2; 1Co 1:3; Ef 1:2; 1P 1:2;
Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesús, el Cristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación,  Ro 15:5; Ro 15:6; Ef 1:3; 1P 1:3; Mr 14:61; Lc 2:25; He 10:28;
el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios.  Is 51:12; Is 66:13; 2Co 7:6;
Porque de la manera que abundan en nosotros las aflicciones de Cristo, así abunda también por el mismo Cristo nuestra consolación.  2Co 4:10; Fil 3:10; Col 1:24; Ro 8:17; Gá 5:24; Gá 6:17; Fil 1:29; Sal 34:19; Sal 94:19;
Pero si somos atribulados, es para su [de ustedes] consolación y salvación; o si somos consolados, es para su [de ustedes] consolación y salvación, la cual se opera en el sufrir las mismas aflicciones que nosotros también sufrimos [padecemos] 2Co 4:15; 2Co 12:15; Ef 3:13; 2Ti 2:10; Fil 1:29; He 11:37; 2Co 4:17;
Y nuestra esperanza respecto de ustedes es firme, puesto que sabemos que así como son compañeros en las aflicciones, también lo son en la consolación.  Ro 8:17; 1Ts 1:3; Flm 1:17;
Porque hermanos, no queremos que ignoren acerca de nuestra tribulación que nos sobrevino en Asia; puesto que fuimos abrumados sobremanera más allá de nuestras fuerzas, de tal modo que aun perdimos la esperanza de conservar la vida.  Hch 19:23; 1Co 15:32; Hch 6:9; Hch 8:10; 1Co 15:24; 2Co 4:8; Ef 1:21; 1P 3:22;
Pero tuvimos en nosotros mismos sentencia de muerte, para que no confiásemos en nosotros mismos, sino en Dios que resucita a los muertos;  Sal 2:12; Sal 25:2; Sal 26:1; Lc 18:9; 2Co 4:14; Jer 17:5-7; Mr 9:27; Jn 2:19; Jer 17:5; Jer 17:7;
10 el cual nos libró, y nos libra, y en quien esperamos que aún nos librará, de tan gran muerte;  Ro 15:31; 1Ti 4:10; Mt 10:21; Mt 27:43; Jn 8:51; Fil 3:10; 1Co 15:31;
11 cooperando también ustedes a favor nuestro con la oración, para que por muchas personas sean dadas gracias a favor nuestro por el don concedido a nosotros por medio de muchos.  Hch 12:5; Ro 15:30; 2Co 4:15; 2Co 9:11-12; Fil 1:19; Flm 1:22;
12 Porque nuestra gloria es esta: el testimonio de nuestra conciencia, que con sencillez y sinceridad de Dios, no con sabiduría humana, sino con la gracia de Dios, nos hemos conducido en el mundo, y mucho más con ustedes.  Hch 23:1; 1Co 2:4; 1Co 2:13; 2Co 2:17; 2Co 4:2; 1Ts 2:10; Pr 3:19; 1Co 1:21; 2Co 5:12; 1Ti 2:6; He 13:18;
13 Porque no les escribimos otras cosas de las que leen, o también entienden; y espero que hasta el fin las entenderán;
14 como también en parte han entendido que somos su [de ustedes] gloria, así como también ustedes la nuestra, para el día del Señor Jesús.  1Co 1:8; 1Co 9:15; 2Co 2:5; 2Co 5:12; 2Co 9:3; Fil 2:16; Fil 4:1; 1Ts 2:19-20; Ro 2:17; Gá 6:4; Fil 1:6; 1Ts 2:19;
15 Con esta confianza quise ir primero a ustedes, para que tuviesen una segunda gracia,  Hch 18:1-18; Ro 1:11; 1Co 4:19; 1Co 16:5;
16 y por ustedes pasar a Macedonia, y desde Macedonia venir otra vez a ustedes, y ser encaminado por ustedes a Judea.  Hch 19:21; 1Co 16:5-7; Lc 1:5; Hch 16:9; Hch 20:38;
17 Así que, al proponerme esto, ¿usé quizá de ligereza? ¿O lo que pienso hacer, lo pienso según la carne, para que haya en mí Sí y No?  2Co 10:2-3; Fil 3:3; Col 3:22;
18 Mas, como Dios es fiel, nuestra palabra a ustedes no es Sí y No.  1Co 1:9; 2Co 2:17; Nm 23:19; Mt 5:37; Stg 5:12;
19 Porque el Hijo de Dios, Jesús, el Cristo, que entre ustedes ha sido predicado por nosotros, por mí, Silvano y Timoteo, no ha sido Sí y No; mas ha sido Sí en él;  Mt 14:33; Hch 15:22; He 13:8; Jn 5:19; 1Ts 1:1; He 1:2;
20 porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios.  Ro 15:8; 1Co 14:16; He 10:23; Ap 3:14; Gn 12:7; Sal 72:19; Mr 10:37; Lc 9:32; Jn 17:24; 2Co 3:18; 2P 3:18; Ap 22:21;
21 Y el que nos confirma con ustedes en Cristo, y el que nos ungió, es Dios,  1Jn 2:20; 1Jn 2:27; Lc 4:18;
22 el cual también nos ha sellado, y nos ha dado las arras [garantía] del Espíritu en nuestros corazones.  Ro 8:16; 2Co 5:5; Ef 1:13; Ef 1:14; Ef 4:30; Stg 4:5;
23 Mas yo invoco a Dios por testigo sobre mi alma, que por ser indulgente con ustedes no he pasado todavía a Corinto.  Ro 1:9; 1Co 4:21; 2Co 2:1; 2Co 2:3; Gá 1:20; 2Co 13:2; 2Co 13:10; Fil 1:8; He 12:1; Ro 9:1; 2Co 11:31; 1Ts 2:5; 1Ti 5:21; 2Ti 4:1;
24 No que nos enseñoreemos de su [de ustedes] fe, sino que colaboramos para su [de ustedes] gozo; porque por la fe están firmes.  Mt 23:8-10; Ro 11:20; 1Co 15:1; 2Co 4:5; 1P 5:3; Pr 24:16;

La introducción de esta carta implica que Pablo está acompañado de Timoteo y ambos se han propuesto escribir con el mismo sentir. Timoteo no es ajeno a la situación, de hecho comprende bien lo que está pasando y desea tanto como Pablo que la Iglesia en Corinto permanezca firme en el Señor.

En primer lugar, Pablo habla del consuelo que tiene en medio de tantas preocupaciones y/o tribulaciones que le sobrevienen por predicar y establecer Iglesias por todo el Mediterráneo. Consuelo de saber que la Iglesia en Corintio está reflexionando en todas las cosas que Pablo les había escrito con anterioridad, a pesar de que al principio tomaron las cartas como reprensiones severas que provenían de alguien enojado; E inclusive la corta visita que posiblemente haya realizado a Corinto y que parecía no haber surgido efecto, debido a las múltiples discusiones con los que presidían la congregación.
De igual forma; Pablo describe que tanto las tribulaciones como los consuelo ayudan en el desarrollo ministerial. Cuando las cosas se ponen difíciles, los ministros son los primeros en soportar las cargas para evitar que esto afecte al resto de la Iglesia, de igual modo las consolaciones.

Entre tantas tribulaciones, Pablo menciona una muy severa ocurrida en Asia Menor. El libro de los Hechos solo registra la dificultad en la ciudad de Efeso (Hch 19:23-41); No parecería hablar de ella Pablo en esta carta; Muy posiblemente se refiere a alguna especie de enfermedad mortal contraída por él y Timoteo, quizás una persecución, quizás un accidente marítimo, etc... Se habla de "resurrección" en el sentido de haber sido "levantados" (y esto nos hace pensar en que posiblemente haya sido una enfermedad).

Cuando Pablo habla de "sencillez" se refiere a lo transparente de su ministerio. Pablo jamás ocultó nada, no se enriquecía, no sacaba provecho o beneficio económico para sí mismo. Todo lo que Pablo hacía lo hacía para la Iglesia. Todo ministro del Señor Jesús debe ser transparente, sencillo, que no tenga nada que ocultar y que sus intenciones se reflejen verdaderamente en lo ministerial; De otra forma no sería ministro de Cristo, antes bien estaría sirviendo a su propio vientre.

Posteriormente, Pablo habla de su cambio de planes. Puesto que decidió visitar Corinto (quizás de manera sorpresiva) antes y después de su viaje a Macedonia.
Aparentemente, su viaje fue interrumpido y tuvo que regresar a Efeso y no pudo ir a Macedonia como estaba planeado. Sin embargo retomando el viaje estaba de nuevo camino a Corinto.
Pablo no está supeditado a un trayecto. Su más importante objetivo es el buen estado de las Iglesias.

Un principio doctrinal importante se halla cuando expresa " nos ha sellado, y nos ha dado las arras [garantía] del Espíritu", una expresión que se reitera en 2Co 5:5; Ef 1:13-14; asociada a Ro 8:23: Dios nos ha marcado para Él; Habla de un sello legal de pertenencia y el El Espíritu Santo sirve de garantía de ese compromiso de carácter divino que implica que el terminará su obra en nosotros.

arrabwn  Código MAB: 660  Código Strong: G728
- Pronunciación: arrabon
- Diccionario MAB:  arras, garantía, anticipo 
----------------------------------------
Diccionario STRONG: ἀῤῥαβών
De origen hebreo [H6162]; promesa, i.e. parte del dinero de compra o propiedad que se daba por adelantado como garantía:- arras.

CAPITULO 2
Esto, por lo tanto, determiné para conmigo, no ir otra vez a ustedes con tristeza.  2Co 1:23; 2Co 12:20-21; 2Co 13:10;
Porque si yo les contristo, ¿quién «será» luego el que me alegre, «sino» aquel a quien yo contristé?  2Co 7:8;
Y esto mismo les escribí, para que cuando llegue no tenga tristeza de parte de aquellos de quienes me debiera gozar; confiando en ustedes todos que mi gozo es el de todos ustedes.  2Co 7:16; 2Co 8:22; Gá 5:10; 2Ts 3:4; Fil 1:25;
Porque por la mucha tribulación y angustia del corazón les escribí con muchas lágrimas, no para que fuesen contristados, sino para que supiesen cuán grande es el amor que les tengo.  Hch 20:19; 2Co 7:8; 2Co 7:12;
Pero si alguno me ha causado tristeza, no me la ha causado a mí solo, sino en cierto modo a todos ustedes.  1Co 5:1-2; 2Co 1:14; Gá 4:12; 2Ts 3:8;
Le basta a tal persona esta reprensión hecha por muchos;  1Co 5:4-5; 2Co 7:11; 1Co 5:3;
así que, al contrario, ustedes más bien deben perdonarle y consolarle, para que no sea consumido de demasiada tristeza.  Gá 6:1; Ef 4:32; Mt 6:12;
Por lo cual les ruego que confirmen el amor para con él.
Porque también para este fin les escribí, para tener la prueba de si ustedes son obedientes en todo.  2Co 7:15; 2Co 10:6; Fil 2:22; Ro 5:4; Fil 2:8;
10 Y al que ustedes perdonan, yo también; porque también yo lo que he perdonado, si algo he perdonado, por ustedes lo he hecho en presencia de Cristo,
11 para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; puesto que no ignoramos sus maquinaciones.  1P 5:8; 2Co 12:17;
12 Cuando llegué a Troas para predicar el evangelio de Cristo, aunque se me abrió puerta en el Señor,  Hch 14:27; Hch 16:8; Hch 20:6; Col 4:3;
13 no tuve reposo en mi espíritu, por no haber hallado a mi hermano Tito; así, despidiéndome de ellos, partí para Macedonia.  2Co 7:5; Hch 16:9; 2Ts 1:7; Tit 1:4;
14 Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta [da a conocer] en todo lugar el olor de su conocimiento.  Cnt 1:3; Ro 6:17; 2Co 8:16; 2Co 9:15; Ef 5:2; Fil 4:18; Col 2:15; Jn 17:3; 1Co 15:57; 1Jn 4:8; Col 1:27;
15 Porque para Dios somos grato olor de Cristo en los que se salvan, y en los que se pierden;  1Co 1:18; 2Co 4:3; Mt 9:22; Jn 6:27; Hch 16:30; Ef 2:8; Ef 5:2; Fil 4:18;
16 a éstos ciertamente olor de muerte para muerte, y a aquéllos olor de vida para vida. Y para estas cosas, ¿quién es suficiente?  Lc 2:34; Jn 9:39; 2Co 3:5-6; 1P 2:7-8; Mt 10:21; Jn 8:51; Fil 3:10; 1Jn 5:12;
17 Puesto que no somos como muchos, que medran falsificando la palabra de Dios, sino que con sinceridad, como de parte de Dios, y delante de Dios, hablamos en Cristo.  Mt 12:36; Mr 4:14; Lc 6:47; Lc 8:21; Jn 1:1; Jn 2:22; Jn 18:32; Hch 17:11; 2Ti 2:15; He 4:12;

Los primeros textos parecen evidenciar una carta de carácter "severa" escrita muy seguida de la visita poco productiva y la cual apenó mucho a Pablo. No tenemos evidencias de tales cartas, pero el contexto y el desarrollo de esta carta tienen un sentido partiendo desde esas conjeturas.
Es evidente que el propósito de las cartas fueron malinterpretadas por los ministros de Corinto y estos dispuestos en modo "rebelde" ocasionaron disgustos y pleitos que llenaron de tristeza a Pablo y a la Iglesia. Que es lo que Satanás quiere, que los hermanos se peleen, que se dividan, que pierdan credibilidad, que no se predique, etc.

Posiblemente Pablo haya salido de Corinto muy apenado, ofuscado, debilitado. Una carta enviada intenta que reflexionen. Y al poco parece dar frutos. Es entonces cuando las cosas parecen acomodarse.
Pablo está siempre dispuesto para perdonar y consolar a los ofensores.

Aquel que había causado un gran dilema, se arrepiente produciendo los frutos esperados y entonces la reintegración a la congregación.

Después Pablo habla de sus preocupaciones a lo largo del ministerio. Cuenta de cómo se sentía cuando esperaba a Tito con el informe. Y ahora consolado siente el triunfo; Triunfo de que la Iglesia del Señor permanezca en Corinto. Triunfo de superar las adversidades; Triunfo de la reprensión que lleva al arrepentimiento y al perdón. Estas son las cosas que realmente importan en el Señor.

Finalmente cuando habla de "falsificación" implica también "comercialización", y se refiere a muchos que por obtener un beneficio propio adulteran las Escrituras con el fin de congraciarse con aquellos que quieren un cristianismo liviano.

Actualmente, mucha literatura supuestamente "cristiana" está orientada a satisfacer la egolatría y el libertinaje de los que se dicen cristianos.
Nuestro deber es preservar y reproducir el mensaje tal como lo han recibido los apóstoles desde un principio.




La Paz del Señor Jesús

0 comentarios:

Publicar un comentario

Información-Más Recursos-

    POR EL MOMENTO NOS CONGREGAMOS EN ESTE LUGAR
    Ver La Iglesia Biblica en un mapa más grande