miércoles, 5 de junio de 2019

02 - LA CULPABILIDAD DE HOMBRE


para descargar este audio click aquí
MENSAJE DOMINGO 17/09/2017

Por el Hno. Gabriel. -


Introducción
Hecha ya la introducción de la carta a los romanos en la meditación anterior, desarrollaremos por medio de este mensaje, el contenido doctrinal del primer capítulo de la carta, a fin de abordarla en el mismo orden en el cual el Espíritu inspiro a Pablo al momento de escribirla.

Contexto
La carta a los romanos es uno de los escritos más exquisitos (si vale la expresión), en lo que a la doctrina de la justificación y regeneración del hombre se refiere, entendiendo que la condición natural del hombre es perversa y contraria a Dios, y por lo tanto el hombre natural es incapaz de alcanzar la justificación y regeneración por sí mismo, y a su vez, todo, y absolutamente todo lo que se refiere a la salvación de los hombres, está regido por la Soberanía de Dios.

Sabemos que el nacimiento (o fundación) de la Iglesia en Roma no fue un trabajo de Pablo, sino de otros cristianos (anónimos) que llevaron el evangelio para esta ciudad, sin embargo, Pablo como apóstol a los gentiles debía contribuir en su formación doctrinal. Ahora, no sabemos cuál haya sido la calidad o profundidad de la doctrina que sostenía la Iglesia que estaba en Roma, pero podríamos pensar que no estaba bien definida o explicada en lo que a la culpabilidad, justificación y salvación de los hombres se refería, por lo tanto, Pablo, guiado por el Espíritu Santo, se ve en el trabajo de explicar el asunto de una manera tan clara como una exposición judicial que primeramente exhibe la indiscutible culpabilidad del hombre y lo lleva directamente a la fe en Cristo Jesús como el único medio o mediador para justificarlo delante de Dios y librado de su ira y condena.

Romanos 1:1 Pablo, siervo de Jesucristo, llamado a ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios, 2 que él había prometido antes por sus profetas en las santas Escrituras3 acerca de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo, que era del linaje de David según la carne, 4 que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos5 y por quien recibimos la gracia y el apostolado, para la obediencia a la fe en todas las naciones por amor de su nombre; 6 entre las cuales estáis también vosotros, llamados a ser de Jesucristo7 a todos los que estáis en Roma, amados de Dios, llamados a ser santos: Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.

Desde la salutación o introducción de la carta, Pablo en pocas palabras expone que el evangelio del Señor Jesús no es una improvisación de Dios en un intento desesperado por regenerar y salvar a los hombres pecadores (como si su creación se le hubiese escapado de sus manos), sino que todo el asunto estaba perfectamente planificado desde el principio, anunciado por medio de las escrituras y testificado por los profetas, y que tuvo perfecto cumplimiento en el Señor Jesús en todos los sentidos, desde su linaje mostrando su ascendencia real, las señales que hizo mostrando el poder del Espíritu que operaba en Él como el verdadero Ungido de Dios, el Cristo profetizado, el Mesías esperado, y como si esto no fuera suficiente, el despliegue del poder de Dios que lo resucitó de los muertos exhibiendo a toda la creación que Jesús indefectiblemente es el Cristo… Un plan perfecto desde el principio.

1°Pedro 1:18 sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, 19 sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación, 20 ya destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros,

1°Pedro 1:10 Los profetas que profetizaron de la gracia destinada a vosotros, inquirieron y diligentemente indagaron acerca de esta salvación, 11 escudriñando qué persona y qué tiempo indicaba el Espíritu de Cristo que estaba en ellos, el cual anunciaba de antemano los sufrimientos de Cristo, y las glorias que vendrían tras ellos.

Entonces, de ninguna manera el evangelio de Cristo, es una improvisación de Dios en un intento desesperado por salvar al hombre caído, sino un perfecto plan trazado con lujo de detalles desde antes de la fundación del mundo.

Una expresión importante a tener en cuenta es la del versículo 4; que fue declarado hijo de Dios con poder; y aquí la palabra “declaración” tiene que ver con “demostración” “exhibición irrefutable”, lo cual no está diciendo que Jesús es el Hijo de Dios y eso es irrefutable para la humanidad, porque si bien Jesús por medio del poder de Dios hizo muchas señales e incluso resucito a otras personas (que luego fallecieron) también los profetas hicieron señales e incluso Moisés hizo grandes señales, no obstante, todo esto quedó opacado frente a la máxima y más sobresaliente expresión del poder de Dios exhibida desde el cielo al resucitar a Jesús de entre los muertos para no volver a morir nunca más sino ser ascendido a la gloria de los cielos y exaltado hasta lo sumo como el Señor de todo el universo… Entonces, que Dios haya resucitado a Jesús de entre los muertos, que haya extraído su alma del Seol, es el decreto irrefutable departe de Dios hacia la humanidad de que Jesús es el Cristo, el Santo que anunciaban los salmos, y si bien cargo con nuestros pecados, no obstante, Él no cometió ninguno, y en donde no hay transgresión no se inculpa de pecado, por tanto, la muerte no tuvo potestad sobre Él, por lo cual el salmo expresa; Salmo 16:10 Porque no dejarás mi alma en el Seol, ni permitirás que tu santo vea corrupción

Muchos hombres fueron amados por Dios, sin embargo, todos ellos murieron y sus sepulcros permanecían con sus huesos adentro (Hch 2:29), pero Jesús, dejó un sepulcro vacío, y más de quinientos testigos proclamando esta verdad, y tal acontecimiento marco la historia de la humanidad para siempre. Jesús no resucito por sí mismo, sino por el poder de Dios, no se trata de un autoproclamado que dijo ser el Mesías, sino de uno que Dios proclamó como el Mesías.

Hebreos 13:20 Y el Dios de paz que resucitó de los muertos a nuestro Señor Jesucristo, el gran pastor de las ovejas, por la sangre del pacto eterno,

8 Primeramente doy gracias a mi Dios mediante Jesucristo con respecto a todos vosotros, de que vuestra fe se divulga por todo el mundo9 Porque testigo me es Dios, a quien sirvo en mi espíritu en el evangelio de su Hijo, de que sin cesar hago mención de vosotros siempre en mis oraciones10 rogando que de alguna manera tenga al fin, por la voluntad de Dios, un próspero viaje para ir a vosotros. 11 Porque deseo veros, para comunicaros algún don espiritual, a fin de que seáis confirmados; 12 esto es, para ser mutuamente confortados por la fe que nos es común a vosotros y a mí. 13 Pero no quiero, hermanos, que ignoréis que muchas veces me he propuesto ir a vosotros (pero hasta ahora he sido estorbado), para tener también entre vosotros algún fruto, como entre los demás gentiles. 14 A griegos y a no griegos, a sabios y a no sabios soy deudor15 Así que, en cuanto a mí, pronto estoy a anunciaros el evangelio también a vosotros que estáis en Roma.

Para ese tiempo Roma era la capital del mundo, por lo tanto, todo lo que sucedía allí se divulgaba rápidamente hacia afuera, y en este sentido la fe de los cristianos de la Iglesia en Roma no era un suceso irrelevante que pasaba desapercibido, sino algo que sobresaliente, Roma era la capital del paganismo, y es un hecho que no debe haber sido nada fácil ser cristiano en Roma. Esta es la razón por la cual Pablo como verdadero apóstol a los gentiles oraba de forma incesante por ellos, y con esto demuestra que su servicio hacia los santos, no era un mero culto superficial como el de un predicador itinerante de hoy en día, Pablo servía a Dios en el espíritu, y con esta expresión se refiere que el trabajo de servir a los gentiles estaba impreso en él, en su interior, ya sea que esté presente en la Iglesia o ausente de ella su servicio era constante por medio de la oración.
Su trabajo de ningún modo contemplaba visitas sociales, dicho de otro modo, Pablo no tenía tiempo de hacer visitas sociales a las Iglesias, sino siempre sujeto a la voluntad de Dios y de forma objetiva para la edificación de la Iglesia. Tenía deseos de ir a Roma, pero no anteponía su voluntad sino esperaba la confirmación de Dios en cada decisión de su trabajo, y su deseo de visitarlos era para edificarlos espiritualmente, comunicarles algún don espiritual, y esto se refiera a capacitación en el espíritu.

Entonces, su deber como servidor a los gentiles era ir a Roma, más allá del alto grado de paganismo y depravación que existía en aquel lugar, de todos modos, debía ir para allí, su trabajo era predicar el evangelio sin acepción de personas, si bien el Antiguo Pacto estaba dirigido solo a judíos, no sucedía así con este Nuevo Pacto, el evangelio debía ser expuesto a judíos, a griegos y a no griegos, dicho de otro modo, el evangelio de Cristo no hace diferencia cultural ni racial, ni muchos menos se rige por clase social, tampoco hace diferencia intelectual, sino que es predicado imparcialmente para pobres y ricos, sabios e ignorantes, judíos y gentiles, no hay diferencia, el evangelio es para todos y en este sentido Pablo se debía a todos… porque?

16 Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego. 17 Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela (descubre) por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.

“El evangelio es poder de Dios para salvación a todos los hombres que creen”, que gloriosas y magnificas son estas palabras, aunque la expresión es corta el significado es muy amplio, y como un refrán popular dice; al buen entendedor pocas palabras. Aquí se nos presenta el evangelio como la única salida al problema de toda la humanidad; salvación de la ira de Dios trazada desde antes de la fundación del mundo para los desobedientes (o sea, todos los hombres). De alguna manera Pablo es portador de la medicina que todo hombre necesita, y él va a inyectar esta medicina en todo hombre aun cuando esto le cueste el ser maltratado y humillado e incluso la muerte misma, su responsabilidad es impartir esta medicina a todo hombre enfermo de pecado.

Por esta razón y aun contra todo mal pronóstico, él debe predicar en Roma, sabiendo que tal ciudad es la capital del paganismo, y si en otras ciudades no tan pervertidas como Roma había ya padecido por causa del evangelio, cuánto peor le iría en Roma (la capital del paganismo), hasta aquí había sido violentamente azotado con vara en Filipos (Hch 16:22-24), apedreado en Listra (Hch 14:19), escarnecido en Atenas (Hch 17:32), y de alguna manera seguir con este trabajo apostólico era continuar exponiéndose a la vergüenza, deshonra y humillación… humanamente hablando nadie estaría dispuesto a continuar con tal labor, pero indistintamente de los prejuicios del hombre Pablo no se avergüenza del evangelio, y más allá del padecimiento, maltrato y humillación que le ocasionaba esta profesión, de todos modos está dispuesto a ir y predicar con todo denuedo en Roma, porque el evangelio es lo único que puede cambiar la perversidad y corrupción del hombre, y dicho de otro modo, el evangelio es el poder de Dios para vivificar a un hombre muerto en delitos y pecados, salvarlo de la ira del Juez Justo, librarlos de una condenación eterna y todo esto solo por medio de atribuirle los méritos de Cristo e imputar todas sus transgresiones sobre sus lomos.

Entonces, el trabajo de Pablo era promulgar en Roma, en la capital del paganismo y depravación, la justificación de los hombres pecadores para con Dios, no por medio de obras humanas las cuales son como trapos de inmundicia, sino por medio de creer que un hombre perfecto y sin pecado, Jesús el Cristo, me atribuyo todos los méritos de su perfecta vida e imputó sobre sus lomos todas mis transgresiones, declarándome legalmente justo delante del Tribunal de Dios y haciéndome heredero de una vida eterna… y todo esto posible solo por medio de la fe, por medio de creer y sostenerme en la fe como la única esperanza de vida… y no hay otra forma en la que el hombre descubra y alcance la justicia para con Dios, sino solo por medio de Cristo, por medio de mirar al que traspasaron.
Ahora, “creer” no es ni debe ser un hecho histórico en nuestras vidas, sino un trabajo, una acción de todos los días, creer es algo de todos los días, a fin de que la vida Aquel, que expió todos mis pecados, pueda propagarse y reproducirse en mí para la gloria de Él.

18 Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad; 19 porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. 20 Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.

Entonces Pablo empieza exponiendo su necesidad de predicar el evangelio a todas las naciones, porque la Fe en Jesús es el único medio o instrumento legal valedero que puede justificar al hombre en la Suprema Corte de Justicia Divina en los cielos, de otro modo estará expuesto a la ira del Juez Justo.
La exposición que hace Pablo de la condición de los hombres para con Dios, es dentro de un contexto legal, se propone poner al hombre en su naturaleza corrupta frente al Tribunal de Dios, exhibir su prontuario delante del Juez Justo y hacer relucir su sentencia. Entonces, ¿porque es tan urgente para Pablo promulgar la justificación por fe? Porque “la Ira de Dios” se revela desde el cielo hacia todos los perversos, y en ese sentido, toda la humanidad está sumida en un gran problema a causa del pecado.

Aquí la expresión; “La Ira de Dios” no se refiere a una explosión de enojo departe de Dios como la de un ser intolerante y severo, sino se refiere a la JUSTA retribución del Juez sobre todos los malos, aquí no se trata de cuan implacable es el Juez sino de cuan malvado es el hombre, dicho de otro modo, no está en tela de juicio como debe actuar el Juez, sino la naturaleza perversa del hombre.
La ira de Dios se revela contra toda impiedad e injusticia de los hombres… Impiedad es la cualidad o esencia interna del hombre (su naturaleza), que aflora hacia afuera y se expresa mediante la injusticia, haciendo todo tipo de maldad, pero no lo hacen en ignorancia, sino a conciencia, saben que lo que hacen es malo, porque sus conciencias les dan testimonio de la existencia de Dios el Creador y de su ley moral, pero van en contra de la verdad, prefieren anular la existencia de Dios, negar su moralidad, despojarse de los parámetros, sin embargo, no pueden negar las evidencias de su existencia, las cuales están implícitas en toda la creación.

Hechos 14:16 En las edades pasadas él ha dejado a todas las gentes andar en sus propios caminos; 17 si bien no se dejó a sí mismo sin testimonio, haciendo bien, dándonos lluvias del cielo y tiempos fructíferos, llenando de sustento y de alegría nuestros corazones.

Esto nos demuestra que la condenación de los hombres es Justa, no podrán apelar en aquel día diciendo; “no sabíamos de la existencia de un Dios y toda su moralidad”, sino que SI lo sabían pero prefirieron negarlo, se envanecieron en sus mentes, tal como pasa hoy en día, cuantas personas hoy niegan la existencia de Dios, sin embargo, la creación demanda la existencia de su Creador, porque la armonía tan perfecta de todo lo que existe no se le puede atribuir a “la nada” al “big ban”, sino que exhibe la excelsa sabiduría y omnipotencia de un Dios Sublime, y el hombre que no quiera creer esta verdad, simplemente es un necio, y no tendrá excusa en el día del juicio.

21 Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. 22 Profesando ser sabios, se hicieron necios23 y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.

Entonces, es un hecho que el hombre natural, por más que lo niegue con sus acciones, es consciente de la existencia del Dios Creador [Stephen Hawking y todo su sequito] (Ro 2:14-16), no obstante, su obstinación por anular o desacreditar la existencia de Dios los llevó al extremo de la necedad, profesaron ser sabios en sus razonamientos y argumentos para intentar explicar las cosas creadas (teoría del big bang), y finalmente terminaron atribuyéndole tal poder a las imaginaciones de su corazón, de alguna manera involucionaron, porque terminaron adorando figuras de animales, de cuadrúpedos y reptiles (se volvieron necios).

24 Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos25 ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.

Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia… La palabra “entregar” tiene que ver con “abandonar”, y se refiere a librarlos a su pecado por causa de su obstinado corazón que no quiere regenerarse, si vale el ejemplo sería como dejar de asistir a una persona que tiene adicción a las drogas, alcohol o cualquier otro vicio, y no quiere salir de ello y ser restaurada, y por más intento que se haga él solo busca satisfacer su adicción, tal es su obstinación que la persona que lo asiste lo abandona y esta desesperadamente corre a su perdición.
Tan endurecido está el corazón de los hombres que de ningún modo quieren regenerarse, por lo cual Dios los entrego a la consecuencia de su propio pecado, quito de sus mentes todo deseo de Dios, y al no tener parámetros morales actuaron desenfrenadamente de acuerdo a su depravación.

Ezequiel 20:24 porque no pusieron por obra mis decretos, sino que desecharon mis estatutos y profanaron mis días de reposo, y tras los ídolos de sus padres se les fueron los ojos. 25 Por eso yo también les di estatutos que no eran buenos, y decretos por los cuales no podrían vivir.

2°Tesalonicenses 2:11 Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira12 a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia.

Puede que alguno osara pensar que si Dios los entregó a su pecado sería injusto que luego los juzgue por su perversión, sin embargo, el precedente legal aquí es que fueron los hombres los que eligieron creer en la mentira, fueron los hombres los que decidieron negar a Dios, fueron los hombres los que decidieron cambiar a Dios, y en su necedad por refutar su existencia terminaron honrando y rindiendo culto a figuras de animales antes que a Dios.

26 Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, 27 y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío.

Tanta fue su obstinación y terquedad por negar a Dios que Él se apartó definitivamente de ellos, por lo cual quedaron a merced de propia lujuria, de su desenfreno moral y perversión, y terminaron haciendo hechos vergonzosos. Al quitar Dios de ellos todo sentido moral se corrompieron como animales irracionales, de tal manera que fueron poseídos por su depravación y terminaron en el asqueroso pecado de la homosexualidad, tanto hombres como también mujeres.
¡Vaya! ¿Acaso no es esto lo que pasa hoy en día con todo este movimiento de la identidad de género? Tal depravación finalmente es consecuencia del alejamiento de Dios de la conciencia del hombre, todo vestigio de moralidad es quitado de ellos, y esto como retribución por su propia obstinación, no lo hacen en ignorancia, sino a conciencia, rechazan la verdad, eligen la mentira. Y aunque al final recibirán la retribución de su extravío, también en esta condición recibirán la consecuencia de tal perversión, porque el vivir depravadamente también les causó graves enfermedades venéreas tales como el SIDA, sífilis, y demás.

28 Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen;

Al rechazar a Dios en sus en sus mentes, involucionaron a una mente inferior, una mente que no razona, una mente que no pasa la prueba, una mente estancada, una mente condenada. Abandonados por Dios ya nunca más podrán razonar adecuadamente, sus mentes llegaron a un tope, y perecerán por causa de su extravío.

Salmo 81:12 Los dejé, por tanto, a la dureza de su corazón; Caminaron en sus propios consejos.

29 estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; 30 murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, 31 necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; 32 quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican.

La palabra “atestado” tiene que ver con lleno, completo, colmado, lo cual, dicho de otro modo, sus corazones estaban colmados o apisonados de toda especie de mal, sus mentes estaban henchidas (ocupadas totalmente) de perversidades, por lo tanto, se lanzaron a hacer toda especie de mal sin ninguna restricción, y aun sabiendo que tales cosas estaban mal, de todos modos, obstinadamente las practican.
Parece algo extremo, y es probable que nos imaginemos que se trata de personas excesivamente malas, sin embargo, es lo que éramos nosotros y es la sociedad que nos rodea. Citando solo unos cuantos descalificativos de esta cita, por ejemplo; “injurioso” son todos aquellos que agravian con palabras, hoy por hoy todos son así (en cuanto uno se cruza mal en una esquina…)“desobedientes a los padres” se trata de hijos rebeldes, y prácticamente nadie escapa a esta condición (ni siquiera en el ámbito cristiano)“desleales” tiene que ver con traicionarse entre amigos, los casos de adulterio generalmente se dan entre los mejores amigos, “sin afecto natural” se refiere a la frialdad y descompromiso de las personas por su propia familia; ¿Por qué existen las salitas maternales desde 6 meces? ¿Por qué existen los asilos? ¿Por qué se hacen juicios por la cuota alimenticia? Porque se trata de gente que ni siquiera ama a su propia familia…

Sin embargo, todas estas cosas las hacen a conciencia, no de forma ignorante o inconsciente, porque sus conciencias les reprenden, saben que lo que practican es contrario a la ley moral de Dios, entiende que seguir así es exponerse a un castigo divino, sin embargo, como animales irracionales, no solo deciden ser rebeldes a Dios, sino que se complacen en hacer toda especie de mal… Un violador naturalmente sabe que violar está mal, sin embargo, su obstinación lo lleva a saciar su perversión a costa de ser descubierto e ir a la cárcel, y si se permiten hacer esto dentro de un contexto humano ¿Cuánto más no lo harán con Dios al cual no ven?

Conclusión
En todo este capítulo Pablo se ha encargado de exhibir la condición del hombre delante de Dios, como un alguacil ha llevado al hombre a la Suprema Corte de Justicia Celestial y le ha leído el sumario con el cual le procesaran en el Juicio, mostrando que es indiscutiblemente culpable y que necesita urgentemente un abogado que pueda justificarlo… y por lo tanto jamás se avergonzará de presentar a tal abogado; Jesús el Cristo.



La paz del Señor Jesús el Cristo. –

0 comentarios:

Publicar un comentario

Información-Más Recursos-

    POR EL MOMENTO NOS CONGREGAMOS EN ESTE LUGAR
    Ver La Iglesia Biblica en un mapa más grande