miércoles, 5 de junio de 2019

02 - ¡VIVE PARA CRISTO! ¡VIVE PARA LA ETERNIDAD! - Filipenses 1:12-30



para descargar este AUDIO click aquí

para descargar archivo PDF click aquí


MENSAJE DOMINGO 21/10/2018

Por el Hno. Gabriel. -


Introducción
Continuando con la segunda mitad del capítulo 1 de la carta a los filipenses, abordaremos por medio de ese mensaje la enseñanza comprendida entre los versículos 12 al 30 poniendo énfasis en aquellas expresiones que aplican a nosotros y nos exhortan para una mejor vida cristiana a fin de glorificar a Cristo.


Contexto
Como introducción y contexto de lo que quiero hablar hoy vamos a repasar algunos versículos de la meditación anterior; Filipenses 1:6 estando persuadido de esto, que el que comenzó en ustedes la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesús, el Cristo

“El que comenzó la obra”, haciendo referencia a Cristo, “la completara y perfeccionara hasta el día de nuestra reunión con Cristo”. Y no puedo dejar de ver en este pasaje a Jesús como el perfecto y sabio escultor y nosotros como duras rocas que estamos siendo esculpidas a la imagen perfecta de Cristo. Y desde el momento que Él empezó su obra en nosotros la continua trabajando hasta darnos la forma suya, la forma de su carácter, la forma de su amor, la forma de su mente, la forma de su humildad, la forma de su servicio, golpeando a veces duro contra nosotros a fin de quitar defectos e imperfecciones que deben ser eliminadas como amorfas y desagradables puntas que sobresalen de la escultura, y aunque Él va a golpear duro la veces que sea necesario nos consuela saber que la obra que empezó en cada uno de nosotros la completara, o sea, no seremos rocas amorfas como esculturas abandonadas sin terminación, sino obras concluidas que reflejan a Cristo, a fin también de que todos glorifiquen y admiren a Jesús nuestro escultor quien tallo en cada uno de en nosotros el milagro de la conversión, trasformación y regeneración haciéndonos nuevas criaturas, para lo cual también Pablo expresa;

Filipenses 1:9 Y esto pido en oración, que su [de ustedes] amor abunde aún más y más en ciencia y en todo conocimiento, 10 para que aprueben lo mejor, a fin de que sean sinceros e irreprensibles para el día de Cristo11 llenos de frutos de justicia «que son» por medio de Jesús, el Cristo, para gloria y alabanza de Dios.

Que nuestro amor abunde en todo conocimiento y ciencia de Dios para alcanzar un buen discernimiento, una buena capacidad para juzgar y diferenciar entre lo falso y lo auténtico, lo vital y lo superficial, a fin de que seamos “sinceros e irreprensibles”, y aquí la palabra sincero tiene que ver con “puro”pero más referido a la autenticidad, de hecho, la traducción de este vocablo griego (ilikrines) está compuesto por dos palabras que expresan “juzgado por la luz del sol” y esto tiene que ver con la forma en la que se verificaban la autenticidad de algunas obras. Se dice que la palabra sincera proviene de la composición en latín de dos palabras; “sine y cera que es sin cera”, ya que para tapar las imperfecciones de algunas obras esculpidas algunos la rellenaban con cera y luego las pintaban para que no se note, pero la forma de diferenciar lo falso de lo auténtico era exponiéndolo a la luz del sol, y se dice también que el sello de las obras auténticas tenía un cartel que decía “sin cera”, o sea que no tenían imperfecciones tapada, sino que era pura.

Pues bien, si esto es cierto entonces aquí se nos pide que seamos cristianos auténticos, o sea sin relleno falso y libres de culpa para el día (iluminación, luz) de Cristo, que no seamos una obra superficial, algo maquillado y sobreactuado, que aparenta ser bueno pero que está lleno de imperfecciones parchadas y tapadas, el amor sea sin fingimiento… (Ro 12:9) y ¡vaya que hay cristianos así!, que fingen ser alguien que no son, pero al final todo sale a la luz, la luz de Cristo exhibe finalmente que clase de cristianismo vive cada uno, y algunos son obras con cera (pura apariencia) y otros son auténticas obras sin cera. Pero finalmente nuestra autenticidad se exhibirá por medio de los frutos de justicia que producimos, un cristiano auténtico está tal como lo expresa el versículo 11 “lleno de frutos de justicia”, lo cual surge solo de nuestra permanencia y comunión con Cristo: Juan 15:5 …el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto porque separados de mí nada pueden hacer.

Entonces ¿Existen falsos cristianos en la Iglesia? La respuesta es SI, de hecho, una de las virtudes de la Iglesia de Éfeso en el libro de Apocalipsis es que probaban a los que se decían ser apóstoles y no lo eran y los hallaban mentirosos (Ap 2:2), pues bien, todo lo falso, todo lo que no es sincero al final siempre sale a la luz. Sean por lo tanto obras sinceras de Cristo, dejen de sobreactuar el cristianismo, porque es humillante cuando las cosas expuestas a la luz los pone al descubierto.

El Evangelio de Cristo no está preso
A partir del verso 12 hasta el 18 Pablo a modo informativo describe en breves palabras la situación que está atravesando y afrontando en Roma por causa del evangelio de Cristo, a fin de alentar a los hermanos en la Iglesia de Filipo para que no estén angustiados por su padecimiento sino hacerles conocer como esta adversa situación de una manera extraña contribuye a la expansión y progreso del evangelio de Cristo:

Filipenses 1:12 Quiero que sepan, hermanos, que las cosas que me han sucedido, han redundado más bien para el progreso del evangelio13 de tal manera que mis prisiones se han hecho patentes en Cristo en todo el pretorio, y a todos los demás. 14 Y la mayoría de los hermanos, cobrando ánimo en el Señor con mis prisiones, se atreven mucho más a hablar la palabra sin temor. 15 Algunos, de hecho, predican a Cristo por envidia y contienda, pero otros de buena voluntad. 16 «Los unos» anuncian a Cristo por contención, no sinceramente, pensando añadir aflicción a mis prisiones 17 pero «los otros» por amor, sabiendo que estoy puesto para la defensa del evangelio18 ¿Qué, pues? Que, no obstante, de todas maneras, o por pretexto o por verdad, Cristo es anunciado y en esto me gozo, y me gozaré aún.

En pocas palabras lo que el apóstol está trasmitiendo es que todas las adversidades que está padeciendo por causa del evangelio han logrado detener su persona, pero no así al evangelio de Cristo el cual continúa abriéndose paso sin que nadie ni nada lo puedan detener, y esto es motivo de gozo para Pablo en medio de todo su padecimiento y adversidad, ¡SI! Gozo en medio de la adversidad… ¿Cómo es esto posible? Puede que esto suene incomprendido para los cristianos de hoy que no están dispuestos a padecer ni un rasguño por causa de su cristianismo endeble, sin embargo, el gozo de Pablo no estaba trazado egoístamente en su persona sino en la objetividad del ministerio que el Señor le había encomendado, o sea, la fuente de su gozo no provenía del buen estado de su condición física y económica, sino tan solo de la eficacia de su servicio a Dios.

En otras palabras, la preocupación de Pablo en medio de toda esta adversidad no estaba puesta en si es qué pasaría hambre o frio en la prisión, si sería maltratado o torturado, sino que su verdadera preocupación radicaba en como afectaban tales adversidades a su ministerio, su persona estaba en segundo o tercer plano, la prioridad era el evangelio, y por esta razón al ver que tales adversidades al final habían redundado para el progreso del evangelio eso era suficiente para que él pudiera estar gozoso en medio de toda esta angustiosa situación; una referencia de este sentir de Pablo lo leemos en Hechos 20:24 Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios.

¡Hermano! Si detrás de cada tribulación usted se pone en primer lugar entonces su vida siempre será miserable, amargada y derrotada, de alguna manera este pasaje nos enseña a tener un buen enfoque en medio de las tribulaciones, porque nos enseña a priorizar las cosas desde la perspectiva del pan de Dios, entonces detrás de cada situación aflictiva debo aprender a mirar primeramente como afecta dicha situación a mi cristianismo personal, al cristianismo de mi familia y al cristianismo de la Iglesia, si la atribulada situación no detiene mi cristianismo entonces hemos vencido, y podremos experimentar el gozo en medio de las tribulaciones…

De alguna manera, Pablo ha convertido el informe de su atribulada situación en una alentadora noticia para los hermanos que pudieran haber estado preocupados por él. Porque el enfoque que Pablo le da a su informe es que las artimañas del enemigo al final no pudieron frenar el mensaje del evangelio, sino que redundaron a favor del mismo, ya que su causa legal tomo conocimiento público en todo el tribunal, se hizo manifiesto a todos que sus cadenas y prisión no eran por causa de que era un delincuente sino por causa del evangelio, y seguramente la exposición denodada en su propia defensa y en defensa del evangelio y su lealtad a Cristo animo a otros cristianos a tener el mismo denuedo y valor para continuar con la predicación del evangelio sin ningún temor, entonces, si bien el mensajero estaba preso no así el mensaje el cual se abría paso superando todo tipo de obstáculos.

2°Timoteo 2:9 en el cual sufro penalidades, hasta prisiones a modo de malhechor; más la palabra de Dios no está presa.

Pablo encontró la virtud de convertir su tribulación en una fuente de inspiración para otros cristianos que con denuedo se atrevieron a predicar la palabra sin temor, más allá que los detractores de Pablo tomaban ocasión de su encarcelamiento para desacreditarlo a él y al mensaje, probablemente aduciendo que lo que le sucedía era un castigo de Dios, no obstante los amigos de Pablo lo anunciaban sinceramente, por un lado un grupo buscaba contienda desacreditando el mensaje, y por otro lado otro grupo lo anunciaban por amor, de una u otra manera el mensaje seguía expandiéndose, y esto hizo que las angustias de la tribulación se conviertan en un gozo profundo, porque la palabra de Dios no estaba presa…

El vivir es Cristo; todo se trata de engrandecerlo a Él
19 Porque sé que por su [de ustedes] oración y la suministración del Espíritu de Jesús, el Cristo, esto resultará en mi liberación, 20 conforme a mi anhelo y esperanza de que en nada seré avergonzado antes bien con toda confianza, como siempre, ahora también será magnificado Cristo en mi cuerpo, o por vida o por muerte. 21 Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia22 Mas si el vivir en la carne resulta para mí en beneficio de la obra, no sé entonces qué escoger. 23 Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor 24 pero quedar en la carne es más necesario por causa de ustedes. 25 Y confiado en esto, sé que quedaré, que aún permaneceré con todos ustedes, para su [de ustedes] provecho y gozo de la fe, 26 para que abunde su [de ustedes] gloria de mí en Cristo Jesús por mi presencia otra vez entre ustedes.

Pablo entendía que toda aquella tribulación y prisión no sería por el momento el término de su vida y ministerio, sino que se trataba de algo temporal, entendía que por las oraciones de los hermanos y la ayuda del Espíritu Santo sería librado de tal situación. Probablemente sus enemigos buscaban intimidarlo con todos esos ataques y acusaciones, querían doblegar su fe y creencia, sin embargo, la esperanza de Pablo en Cristo está intacta, tenía plena certeza y certidumbre de que Dios estaba con él y de que jamás lo abandonaría, los hombres suelen fallar, pero Dios jamás ha defraudado a nadie, todo los que confiaron en Él ninguno de ellos fue jamás avergonzado (Sal 22:5). Y por más que en el peor de los casos su sentencia resultara en muerte aun así en medio de la ejecución de esa muerte Cristo seria engrandecido, porque sus promesas son inmutables para todos aquellos que en Él esperan, cielo y tierra pasaran, pero sus palabras y sus promesas no pasaran…

Que Cristo sea magnificado en mi cuerpo o por vida o por muerte… que palabras tan nobles y tan inspiradoras y más aún, sabiendo que provienen de un hombre encadenado y aprisionado, no es una poesía, no es meramente una frase, es una realidad “Que Cristo sea magnificado o engrandecido en mí” y esto de alguna manera nos hace responsables de que nuestras vidas cristianas sean una especie de lupa que haga que Cristo se vea grande y glorioso, de modo que todo lo que hagamos lo hagamos para la gloria de Dios (1°Co 10:31), y aliñemos nuestras vidas con el ruego del salmista cuando escribe “Engrandeced a Jehová conmigo y exaltemos a una su Nombre” (Sal 34:3), ¡Que Cristo sea vea grande en nuestras débiles vidas!

Y Pablo continúa diciendo una de las expresiones más gloriosas plasmadas en sus cartas “Porque para mí el vivir es Cristo y el morir es ganancia”, el único sentido de permanencia en este polvoriento mundo tiene que ver con glorificar a Cristo, y fuera de Cristo no hay otra razón por la cual continuar en este mundo, todo lo bello, placentero y deseable que pueda tener y ofrecer este mundo no es comparable con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse (Ro 8:18), por lo tanto, nuestro único sentido de permanencia en este mundo tiene que ver solo con Cristo, y fuera de Él, tal como el Salmo 73:25 lo menciona; “Y fuera de ti nada deseo en la tierra”… Cristo es todo lo que un cristiano necesita para vivir y ser feliz en este mundo, y si mi vida ha llegado a su término aquí en la tierra entonces solo me espera ir a recibir mi verdadera ganancia.

2°Timoteo 2:11 Palabra fiel es esta: Si somos muertos con él, también viviremos con él 12 Si sufrimos, también reinaremos con él Si le negáremos, él también nos negará.

La única razón para que nuestro morir sea ganancia es que nuestro vivir haya sido Cristo, de otro modo el termino de nuestra vida terrenal será terrorífico, la razón sincera por la cual el cristiano le teme a fallecer es porque no está viviendo plenamente en Cristo. Pablo expresa: Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia. Más si el vivir en la carne resulta para mí en beneficio de la obra, no sé entonces qué escoger. Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor, pero quedar en la carne es más necesario por causa de ustedes…. Para Pablo el único sentido de permanecer y mantener una vida terrenal era solamente para satisfacer los propósitos de Dios y nada más, y si la decisión de partir o permanecer estaría en sus manos él elige partir y estar con Cristo porque eso es muchísimo mejor. Pero sabe que ha de continuar, solo por causa de concluir los propósitos divinos que tienen que ver con la edificación de la Iglesia de Cristo, su objetivo de vida es ser de provecho y gozo en la fe de los hermanos.

Romanos14:8 Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos.

2°Corintios 5:8 pero confiamos, y más quisiéramos estar ausentes del cuerpo, y presentes al Señor9 Por tanto procuramos también, o ausentes o presentes, serle agradables.

¡Corran a Cristo! si sus vidas aún no han encontrado su único sentido en Cristo entonces corran a Cristo, que mi único sentido de vivir sea Cristo a fin de que mi morir sea completamente una verdadera ganancia… Él es el camino la verdad y la vida (Jn 14:6)… y cuando mi vida se proyecte delante de Él anhelo que esa proyección de alguna manera encuentre porciones gloriosas que magnifiquen a Cristo mi Señor.

Firmes en un mismo Espíritu combatiendo unánimes
27 Solamente que se comporten como es digno del evangelio de Cristo, para que o sea que vaya a verles, o que esté ausente, escuche de ustedes que están firmes en un mismo espíritu, combatiendo unánimes por la fe del evangelio28 y en nada intimidados por los que se oponen, que para ellos ciertamente es indicio de perdición, mas para ustedes de salvación y esto de Dios.

Los cristianos tenemos un enemigo en común y deberíamos estar luchando unánimes contra ese enemigo, es triste y lamentable ver como en las Iglesias los cristianos están luchando entre ellos, mujeres criticando a otras mujeres, celos, envidias, hombres desviando sus miradas… aquí se nos pide que nos comportemos como es “digno del evangelio”, teniendo todos una sola causa en común la cual es Cristo y su evangelio, y la capacidad de luchar y combatir unidos en un mismo espíritu en defensa de ese evangelio. La solicitud de unidad departe de Pablo es reiterada en sus cartas, incluso en esta misma carta es mencionada en dos ocasiones más (Fi 4:1-2 y 2:2) y es obvio que tal unidad es menester para la vida de la Iglesia, de lo contrario todo servicio será ineficaz, Jesús en su oración por sus discípulos y aun por nosotros rogó al Padre por nuestra unidad; Juan 17:20 Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, 21 para que todos sean uno como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros para que el mundo crea que tú me enviaste.

1°Corintios 1:10 les ruego, por lo tanto, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesús, el Cristo, que hablen todos una misma cosa, y que no haya entre ustedes divisiones, sino que estén perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer.

Efesios 4:1 Yo por lo tanto, preso en el Señor, les ruego que anden como es digno de la vocación [llamamiento, reclutamiento] con que fueron llamados, 2 con toda humildad y mansedumbre, soportándose con paciencia los unos a los otros en amor3 solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz

Tenemos que entender de una vez por todas que hasta que la unidad no sea una realidad en la Iglesia el servicio no será eficaz, porque no se trata solo de conocimientos bíblicos, sino principalmente de la puesta en práctica de esos conocimientos bíblicos, no hay satisfacción en saber algo solo mentalmente pero nunca practicarlo, los fariseos religiosos del tiempo de Jesús eran así y fueron severamente condenados por Jesús. La unidad sincera entre los hermanos es nuestro único sacrificio de olor grato que con su fragancia satisface a Dios:

Salmo 133:1 ¡Vean cuán bueno y cuán delicioso es “Habitar” los hermanos juntos en armonía2 Es como el buen óleo sobre la cabeza, El cual desciende sobre la barba, La barba de Aarón, Y baja hasta el borde de sus vestiduras 3 Como el rocío de Hermón, Que desciende sobre los montes de Sion Porque allí envía Jehová bendición, Y vida eterna.

Hermanos, lo único que le da satisfacción a Dios es la unidad en armonía de los hermanos, tal acción es como un perfume sobre nuestro Gran Sumo Sacerdote Jesús, es lo que lo perfuma y recorre su rostro, y así como el rocío fertilizador sobre las montañas que produce verdadero fruto, así también la unidad sincera entre hermanos recibe bendición de Dios y finalmente la vida eterna. Pero si no hay unidad sino división y habladurías entre unas y otras más que perfume seremos una hediondez que jamás recorrerá el bello rostro de nuestro Señor. Unidad es lo que precisamos.

Todos los que quieran vivir piadosamente padecerán persecución
29 Porque a ustedes les es concedido a causa de Cristo, no sólo que crean en él, sino también que sufran [padezcan] por él30 teniendo el mismo conflicto que han visto en mí, y ahora oyen que hay en mí.

Y finalmente el sufrimiento es presentado en estos dos últimos versículos como un privilegio que no a todos les es concedido, como un regalo que solo unos cuantos pueden disfrutar ¿¡Qué!? ¿El padecimiento un regalo? ¡Si! y concedido no a todos sino a los que realmente han alcanzado madurez en Cristo: 2°Timoteo 3:12 Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución

Sé que hablar de sufrimiento no es para nada alentador, humanamente hablando, pero para los que tienen sus ojos puestos en Cristo y su voluntad subordinada al Señor esto es un gran privilegio, sufrir por causa de Él sabiendo que también reinaremos con Él si es alentador;

2°Timoteo 2:12 Si sufrimos, también reinaremos con él Si le negáremos, él también nos negará.

Hechos 5:40 Y convinieron con él; y llamando a los apóstoles, después de azotarlos, les intimaron que no hablasen en el nombre de Jesús, y los pusieron en libertad. 41 Y ellos salieron de la presencia del concilio, gozosos de haber sido tenidos por dignos de padecer afrenta por causa del Nombre.

Romanos 5:3 Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia

1°Pedro 2:20 Pues ¿qué gloria es, si pecando sois abofeteados, y lo soportáis? Mas si haciendo lo bueno sufrís, y lo soportáis, esto ciertamente es aprobado delante de Dios21 Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas;

Entonces, padecer por causa de Cristo para un cristiano autentico es considerado un privilegio, porque se trata de la oportunidad de glorificar al Señor en medio de dicha tribulación, en otras palabras, encontrar gozo en medio de la adversidad es una virtud que no todos los cristianos lograr alcanzar. Pero algo si es seguro para todos los cristianos, de una u otra manera vamos a atravesar situaciones de aflicción, pero confiemos en Cristo, Él lo venció, y Él lo hará en cada uno de nosotros; Juan 16:33 Estas cosas les he hablado para que en mí tengan paz. En el mundo tendrán aflicción, pero confíen, yo he vencido al mundo.

Conclusión
Luego de mirar este pasaje de Filipenses (Fi 1:12-30) desde varios ángulos, solo encuentro un mensaje que sobresale de todo el relato, y es; ¡Vivan para Cristo! ¡Vivan para la Eternidad! Que el Señor nos conceda la virtud y el poder para poder decir sinceramente “Para mí el vivir en este mundo solo se tata de glorificar a Cristo” y que todo el desarrollo de mi vida, haga lo que haga que gire entorno a Cristo, a fin de que Él sea glorificado.

Ser su Iglesia en esta edad presente es el privilegio que Él nos concedió, formar parte de su obra, formar parte de su ejército, cantar las alabanzas de Sion en medio del campamento enemigo ¡vaya privilegio que nos concedió el Señor! Él nos llama a una vida mucho más excelente, peregrinemos entonces hacia es Vida, ¡Vivamos para las cosas celestiales! ¡para el cuadro más glorioso! ¡Corramos en pos de Él! Entreguemos lo mejor de nosotros por lo eterno Él, lo débil nuestro por lo supremo de Él.


Gracia y paz del Señor Jesús el Cristo. –

0 comentarios:

Publicar un comentario

Información-Más Recursos-

    POR EL MOMENTO NOS CONGREGAMOS EN ESTE LUGAR
    Ver La Iglesia Biblica en un mapa más grande