miércoles, 5 de junio de 2019

03 - EL JUSTO JUICIO DE DIOS SOBRE LA HUMANIDAD


para descargar este mensaje click aquí
MENSAJE DOMINGO 24/09/2017

Por el Hno. Santiago.


En esta oportunidad desarrollaremos el capítulo 2 de la carta a los romanos.

Con anterioridad nuestro hermano Gabriel abordó el capítulo primero haciendo énfasis en la culpabilidad del hombre.

Introducción
Se que no se ha hecho, y por eso quiero abordar este libro como si se tratase de un caso judicial; El caso del "hombre pecador", con todos los posibles argumentos, con todas las evidencias, con las conjeturas, los cuestionamientos, en fin… Tratando que toda explicación este desarrollada siguiendo el tecnicismo de Pablo.
Para muchos esto será aburrido, un poco incongruente quizás, de acuerdo al nivel cultural que se tenga; Pero dado que como Iglesia nos enfrentamos a una sociedad humanista avanzada, debemos nosotros también expandir nuestra mente y cultura bíblica-cristiana al nivel de la mente del siglo XXI (que no necesariamente signifique que sea la mejor, de hecho considero que es una de las peores).

Entrando en el siglo XXI, la mayoría de las instituciones religiosas y todas las denominaciones cristianas fracasan en su ministerio de evangelización, porque siguen utilizando las mismas formas y las mismas herramientas de siglos pasados. Me refiero a los argumentos que aparecen en las folleterias y tratados sencillos que todavía se reparten en las calles. Recuerdo que hasta los 80 tenían un leve efectos sobre las personas, pero después de los 90, las cosas cambiaron rotundamente.
Hay que comprender, que desde 1990, la globalizada y sometida sociedad está padeciendo los cambios propuestos por los organismos de control masivo.
Hoy podemos ver que cambió la educación, cambió la organización social, cambió la economía, cambió el sentido científico, cambiaron las religiones; Y por otro lado se fortalecieron las instituciones y organismos globales supuestamente científicos, como también las militares y gubernamentales (ONU, UNESCO, OMS, UNICEF, NASA, SPACEX, etc).
Todo ha cambiado, las Elite de control se encargaron de cambiar la manera de vivir y la manera en que se perciben. Hoy la sociedad está engañada con tantas teorías sin sentido, su falsa democracia, su humanismo, etc, etc… Y con todo ello se abrieron puertas para cuestionar la moral, la religión, y ahora se está cuestionando la identidad de género o sexualidad del ser humano…. y después que? (después la eliminación del cristianismo)

La cuestión es que a causa de todo esto, el Evangelio parece ya no tener efectos, porque enfrentar al hombre humanista del siglo XXI requiere más oración, más lectura bíblica, argumentos más precisos y mejor evidenciados.

Comencemos:

¿Qué es la culpa?

Culpa es la debida imputación a alguien de una determinada acción como consecuencia de su conducta.
Lo que implica que convierte al imputado en un "culpable", por el hecho de causar algo, violando o desobedeciendo una ley (con previo conocimiento o no) y que en un sentido estricto genera daño que expresamente responsabiliza al culpable a pagar por el mismo.

¿Qué es la presunción?
En materia de Derecho, la presunción es el hecho que la ley tiene por cierto sin necesidad de que sea probado.

e;nocov  Código MAB: 1599 Código Strong: G1777
- Pronunciación: énojos
- Diccionario MAB:  reo, merecedor, sometido, tenido por culpable   
----------------------------------------
Diccionario STRONG:
de G1758; susceptible a (una condición, pena o imputación):- exponer, culpable, culpar, digno, reo, sujetar.

CAPITULO 2
1 Por lo cual eres inexcusable, oh hombre, quienquiera que seas tú que juzgas; pues en lo que juzgas a otro, te condenas a ti mismo; porque tú que juzgas haces lo mismo.  2S 12:5-7; Mt 7:2; Jn 8:7; Ro 1:20; Mt 7:1; Lc 12:14; Ro 9:20; Ro 14:22; 2S 12:5; 1Co 4:5;

Situándonos en los inicios del capitulo 2, Pablo determina que todo hombre es culpable ante Dios. ¿En que sentido?. En el sentido que todas las acciones de los hombres deben estar controladas y reguladas desde su nacimiento por una ley, ¿Cuál ley?, la Ley del Creador.

Entonces la culpabilidad está determinada por un marco legal, marco que Pablo demuestra que ya existe tanto interna como externa al hombre, vale decir, por conciencia o por tradición cultural (método legal).

Pues bien, alguno podría excusarse diciendo "no conozco y no sabía de tal ley". ¿Será eso excusa suficiente?

Voy a darles un ejemplo extremo: Un extranjero viene al país a cazar pumas y tiene permiso para hacerlo, y caza varios pumas, luego la policía se entera y lo arresta porque los pumas que ha cazado pertenecen a una especie en extinción. El cazador aduce que "no sabía que esos pumas estaban en extinción"; ¿Qué pasa con el cazador?: Va preso igual, y tiene que pagar por el daño generado, así que no tiene excusa. El cazador debía haberse informado con anterioridad que pumas estaban permitidos y cuales no.

El desconocimiento o la ignorancia de la ley no son excusas. La ignorancia no exime del cumplimiento de la ley.

Desde la antigüedad y aún hoy en día, en todas las supremas cortes de justicia, en materia de Derecho, existe un principio fundamental conocida como "ignorantia juris non excusat" o "ignorantia legis neminem excusat", del latín: "la ignorancia no exime del cumplimiento de la ley". Esto implica que rige necesariamente la presunción legal de que habiendo sido promulgada, todos tienen que saberla (todos tienen la obligación de conocer e indagar la ley para regular sus actos). Por ejemplo: Los países de derecho europeo tienen una tradición del derecho romano que aluce a una expresión de Aristóteles traducida al latín: "nemo censetur ignorare legem" "nadie se cree que es ignorante de la ley" "o ignorantia iuris nocet" "la ignorancia de la ley duele", es decir sin saberla la ley es perjudicial.
Ahora bien, ampliando el concepto podemos decir que cuando se habla de ignorancia la misma puede ocurrir por un desconocimiento total de la ley, por un conocimiento parcial de la ley, o por un conocimiento falso e incompleto de la ley.

Entonces, en lo que respecta a todas las acciones del hombre: Desde el momento que el hombre nace, es su deber conocer cual es la manera correcta en la que debe vivir de acuerdo a la correcta ley.
Una acción, una actividad, un hecho, cualquiera que sea este, forma parte de una concatenación de causas y consecuencias que forma parte de una trama que debe ser revelada como buena o mala según la ley de Dios. En el sentido estricto de ser humano, un pecado o transgresión voluntaria (con o sin conocimiento) de la ley de Dios convierte al hombre en un ser "culpable" que exige pagar, sin importar las causas originarias, sean de manera deliberada o por negligencia, porque aun, sin conocimiento de ley, todo ser humano debe medir sus acciones de acuerdo a un marco legal. Nuevamente la ignorancia no exime de culpabilidad. Nadie puede excusarse ante Dios. No podemos culpar a nadie por nuestra situación, ni al padre, ni a la madre, ni al esposo, ni a la esposa, ni al hermano, ni al amigo, ni a la sociedad, no podemos acusar a otros por nuestros pecados.

Las leyes humanas, la moral y la lógica
Por otro lado, cuando hablamos de un conocimiento falso de la ley, hablamos de las leyes propuestas por el hombre para los hombres.
Permítanme resumir: Los jueces de la suprema corte de justicia no son justos y no hacen justicia, solo se encargan de hacer cumplir las leyes impuestas sobre la sociedad y dictaminar castigo para los que infringen la ley de los hombres. El mayor engaño sobre la sociedad moderna es hacerles creer que lo legal es lo justo. Y todos ignoran que las leyes y la forma de justicia está establecida por un grupo de banqueros con intereses específicos y una milicia a su favor; Su objetivo es perpetuar el capitalismo y la esclavitud (La cultura de hacer al rico más rico y al pobre más pobre) ¿Les parece justo?, no importa usted no es juez ("por ahora", 1Co 6:2-3).
El régimen capitalista, desacredita la religión y considera la moral, las creencias y la lógica como invenciones humanas, pero no lo son, a la larga todo tiene un punto de partida. Y ese punto de partida es el raciocinio humano que es capaz de determinar cuando algo es bueno o malo según el daño infringido.
El problema ocurre cuando ese raciocinio es manipulado.

Un ejemplo:
Si una persona anda desnuda en la vía pública, esa persona es considerada un criminal porque quebranta la ley de la ciudad, si en cambio anda en bikini y entra así a una institución religiosa es persona es considerada una inmoral y perversa, pero no puede ser acusada, porque la ley no dice nada al respecto.
Ahora bien, si la persona anda desnuda en una playa nudista, pues entonces no es un criminal, ni inmoral, porque la ley permite ese tipo de espacios. La cuestión sería, que pensarían los nudistas si en sus playas entrara alguien completamente vestido, pesarán que es un desubicado, un anormal, y que pensaría si entrara con una biblia en la mano?
Con esto demostramos como las personas tergiversan su moral utilizando artilugios lógicos basado en defender sus concupiscencias sin ser inculpados o acusados de criminales.

CAPITULO 2
1 Por lo cual eres inexcusable, oh hombre, quienquiera que seas tú que juzgas; pues en lo que juzgas a otro, te condenas a ti mismo; porque tú que juzgas haces lo mismo.  2S 12:5-7; Mt 7:2; Jn 8:7; Ro 1:20; Mt 7:1; Lc 12:14; Ro 9:20; Ro 14:22; 2S 12:5; 1Co 4:5;
 Mas sabemos que el juicio de Dios contra los que practican tales cosas es según verdad.
 ¿Y piensas esto, oh hombre, tú que juzgas a los que tal hacen, y haces lo mismo, que tú escaparás del juicio de Dios?

Si has comprendido esto, comprenderás lo que significa ser inexcusable.

anapologhtov  Código MAB: 344 Código Strong: G379
- Pronunciación: anapoloiitos
- Diccionario MAB:  inexcusable, sin disculpas, no defendido, no excusado
----------------------------------------
Diccionario STRONG: ἀναπολωγητος
anapológetos
de G1 (como partícula negativa) y un derivado presunto de G626; indefendible:- sin excusa, inexcusable.

Si no tienes excusa delante del Juez, y entiendes que la "ira de Dios" es el mayor castigo dado por Dios a los culpables, debes buscar urgente un Abogado que pueda defenderte y sacarte bajo fianza.
En esto radica el hecho de predicar y presentar el Evangelio como el único medio para ser liberado.

Ahora bien, en la misma expresión Pablo nos confronta respecto de nuestra capacidad de juzgar.
Consideremos: La carta está siendo leída al frente ante todos; En la Iglesia hay tanto judíos como gentiles; Y cuando termina lo que se considera el primer capítulos, muchos judíos deben haber asentidos con los argumentos de Pablo condenando la idolatría, la homosexualidad y la cultura romana. Pero sin embargo la mente que juzga debe ser medida de la misma manera. "pues en lo que juzgas a otro, te condenas a ti mismo; porque tú que juzgas haces lo mismo" ¿A que me refiero?, pues en las congregaciones hay muchos cristianos que después de algunos años olvidan del lugar de donde Dios lo ha sacado y tratan con desprecio a aquellos que recién comienzan y que todavía tienen actividades poco cristianas. Suelo escuchar que se escandalizan porque tal hermano esto o tal hermano aquello, y se indignan sin darse cuenta que se están exponiendo; Porque los pecados que notamos con más claridad en otros son los que tienen raíces y un historial en nosotros mismos (un dicho mundano dice "piensa el ladrón que todos son de su condición").
Entonces, Pablo enfatiza que nadie puede excusarse, nadie puede salvarse por sí mismo, y nadie es suficientemente bueno para acusar a otros.

Santiago 2
10 Porque cualquiera que cumpliere [guardare, conservare] toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos.  Mt 5:19; Gá 3:10; Mt 5:10; Dt 27:26;

Somos tan malo como el resto. No debo fijarme en lo que hacen los demás sino en lo que yo estoy haciendo, denunciando el pecado cuando este me sea demandado.

Continuando con el capitulo 2

 ¿O desprecias las riquezas de su benignidad, paciencia y longanimidad, ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento?  Ex 34:6; Is 30:18; Ro 3:25; Ro 9:22; Ro 9:23; Ro 10:12; 2P 3:9; 2P 3:15; Ap 2:21; Ro 11:22; 1Ti 1:16; 1P 3:20;

Solemos hablar con los incrédulos respecto de la severidad de Dios al aplicar el castigo. Pero las personas son a veces tan indiferente a eso, que dicen "si Dios quisiera castigar o derramar su ira ya lo habría hecho, y si no lo hace es porque estás exagerando, Dios ama al mundo y es bueno con la humanidad". Tales personas suelen confundir el retardo o la paciencia de Dios con la aprobación de su equivocada manera de vivir.
Aun cuando el pensamiento incrédulo nos irrite, debemos tener la misma paciencia de Dios, y lograr una guía hacia el arrepentimiento. Mucha ha sido la paciencia de Dios para con nosotros, al final tal benignidad nos ha dado tiempo para que aprendamos a arrepentirnos y convertirnos al Señor Jesús.

 Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira [furia] para el día de la ira [furia] y de la revelación del justo juicio de Dios,  Dt 32:34; Sal 110:5; Stg 5:3; Pr 1:18; 2Co 5:10; 2Ts 1:5; Jud 1:6; Ro 9:22;
 el cual pagará a cada uno conforme a sus obras:  Job 34:11; Sal 62:12; Pr 24:12; Jer 17:10; Jer 32:19; Mt 16:27; Ro 14:12; 1Co 3:8; 2Co 5:10; Gá 6:5; Ap 2:23; Ap 22:12;
 vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e inmortalidad,  Lc 8:15; Mt 25:46; 1Co 15:42; 1Co 15:50; 1Co 15:53; He 2:7; He 10:36; 1P 1:7;
 pero ira [furia] y enojo a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia;  2Ts 2:12; 2Co 12:20; Gá 5:20; Fil 2:3; Stg 3:14; Stg 3:16; 2Ts 1:8;
 tribulación y angustia sobre toda alma [ser] humana que hace lo malo, el judío primeramente y también el griego,  Ez 18:20; 1P 4:17; Hch 3:26; Ro 1:16; Ro 8:35;
10  pero gloria y honra y paz a todo el que hace lo bueno, al judío primeramente y también al griego;  Is 57:19; Ro 1:16;
11  porque no hay acepción de personas para con Dios.  Hch 10:34; Dt 10:17; 2Cr 19:7; Job 34:19; Gá 2:6; Ef 6:9; Col 3:25; 1P 1:17;

No somos nosotros lo que juzgamos y condenamos a las personas; Solo testificamos de Cristo y mucho más cuando se nos demanda. Pero respecto al veredicto, a su tiempo el juicio final vendrá y con ella la paga a todo ser humano.
Pablo se dirige a toda la congregación con el mismo tono y con la misma determinación. Tanto judíos como gentiles, cada uno recibirá la paga por lo que ha hecho.
Ahora bien, más de uno ha relacionado la vida eterna como producto de buenas obras, eso está bien siempre y cuando comprenda que las buenas obras es producto directo de la fe en Cristo Jesús. Y la fe no es del hombre, sino un don de Dios (Ef 2:8; Ro 12:3), fruto del Espíritu Santo (Ga 5:22) que potencia al hombre ha despojarse de la vida pecaminosa para una correcta manera de vivir (santificación). Más adelante hablaremos con más precisión, mientras Santiago por el Espíritu afirma:

Santiago 2
17  Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma.
18 Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras.  Mt 7:16-17; Ro 3:28; Ro 4:6; Gá 5:6; He 11:33; Stg 3:13;

Continuando con el capitulo 2

12  Porque todos los que sin ley han pecado, sin ley también perecerán; y todos los que bajo la ley han pecado, por la ley serán juzgados;  1Co 9:21;
13  porque no son los oidores de la ley los justos ante Dios, sino los hacedores de la ley serán justificados.  Stg 1:22-23; Mt 7:21; Mt 7:24; Jn 13:17; Stg 1:22; 1Jn 3:7;
14  Porque cuando los gentiles que no tienen ley, hacen por naturaleza lo que es de la ley, éstos, aunque no tengan ley, son ley para sí mismos,  Ro 1:19; Hch 10:35;
15  mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos,  Jer 31:33; Ro 2:27;
16  en el día en que Dios juzgará por Jesús, el Cristo los secretos de los hombres, conforme a mi evangelio.  Ec 12:14; Hch 10:42; Hch 17:31; Ro 3:6; Ro 14:10; Ro 16:25; 1Co 4:5; Gá 1:11; 1Ti 1:11; 2Ti 2:8; 1Co 15:1; Mt 25:31;

Ya hemos demostrado que todo hombre es inexcusable ante Dios.
Pero ahora Pablo determina también que la culpabilidad no solo radica en el desconocimiento de la ley, sino en lo que el hombre hace con lo que sabe.
El judío conocía la ley de Dios dada a Moisés, por lo cual será juzgado conforme a ello, sin embargo quienes nunca habían leído la Tanaj serán juzgado según las normas que su conciencias han dictado.
Actualmente el humanismo obstaculiza nuestro sentido de justicia, proponiendo todo un sistema legal basado en derechos y obligaciones, pero aún con todo, el ser humano viola las normas que ellos mismos crearon y son esas normas la que exhiben su injusticia y la de toda la sociedad.
Ejemplo: En todas las naciones está prohibido y penado el homicidio, pero esa ley sigue siendo violada en todas las naciones.

17  «He aquí,» tú tienes el sobrenombre de judío, y te apoyas en la ley, y te glorías en Dios,  Mi 3:11; Jn 5:45; Ro 2:23; Ro 9:4;
18  y conoces su voluntad, e instruido por la ley apruebas lo mejor,  Fil 1:10;
19  y confías en que eres guía de los ciegos, luz de los que están en tinieblas,  Job 29:15; Mt 15:14; Mt 23:16; Jn 9:39-41;
20  instructor de los indoctos, maestro de niños, que tienes en la ley la forma de la ciencia y de la verdad.  Lc 11:52; Gá 4:19; 2Ti 1:13; 2Ti 3:5; Is 2:1-4; Is 42:6-7; Is 49:6;
21  Tú, por lo tanto, que enseñas a otro, ¿no te enseñas a ti mismo? Tú que predicas que no se ha de robar [hurtar], ¿robas [hurtas] Sal 50:16-21; Mt 15:1-9; Mt 23:3-28; Mt 23:3-7;
22  Tú que dices que no se ha de adulterar, ¿adulteras? Tú que abominas de los ídolos, ¿cometes sacrilegio?  Mal 3:8; Hch 19:37;
23  Tú que te jactas de la ley, ¿con infracción de la ley deshonras a Dios?  Mal 1:6; Ro 2:17; Ro 3:27; Mi 3:11; Jn 5:45; Ro 9:4;
24  Porque como está escrito, el nombre de Dios es injuriado [calumniado, blasfemado] entre los gentiles por causa de ustedes.  2S 12:14; Is 52:5; Ez 36:20; Ez 36:23; 2P 2:2; Ez 36:20-23;
25  Puesto que en verdad la circuncisión aprovecha, si guardas la ley; pero si eres transgresor de la ley, tu circuncisión viene a ser incircuncisión.  Gá 5:3; Jer 4:4; Jer 9:25;
26  Si, por lo tanto, el incircunciso guardare las ordenanzas de la ley, ¿no será tenida su incircuncisión como circuncisión?  Ro 1:32; Ro 3:30; Ro 8:4; Ef 2:11; 1Co 7:19;
27  Y el que físicamente es incircunciso, pero guarda perfectamente la ley, te condenará a ti, que con la letra de la ley y con la circuncisión eres transgresor de la ley.  Mt 12:41; Ro 2:29; Ro 7:6; 2Co 3:6;
28  Puesto que no es judío el que lo es exteriormente, ni es la circuncisión la que se hace exteriormente en la carne;  Ro 2:17; Ro 9:6-8; Gá 6:15; Jn 8:39; Ro 9:6; Ro 9:7;
29  sino que es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, en espíritu, no en letra; la alabanza del cual no viene de los hombres, sino de Dios.  Dt 10:16; Dt 30:6; Jer 4:4; Hch 7:51; 2Co 10:18; Gá 1:10; Fil 3:3; Col 2:11; 1Ts 2:4; 1P 3:4; Jn 5:44; Jn 12:43; Ro 7:6; 1Co 4:5; 2Co 3:6; Fil 3:2-3;

Pablo continúa con su  exacta tesis acerca de la culpabilidad del hombre. Ha descripto el corazón de los incrédulos y su dureza; Ahora se enfoca en aquellos que se sentían privilegiados, a los de su raza que consideraban tener la verdadera religión.
Los judíos eran lo que más conocimiento tienen acerca de la voluntad de Dios, de sus requerimiento y santidad, y a pesar de ellos son también culpables inexcusables, por no vivir lo que veneraban.
Trasladado a estos tiempos; Quienes hayan crecido en hogares cristianos han de sentirse privilegiados y eso les demanda una doble responsabilidad, la responsabilidad de vivir conforme a lo que han aprendido; Obviamente los padres son también responsable de sus hogares.
Pablo solicita que los judíos deban autojuzgarse por la Ley y no juzgar a otros. Los judíos conocían muy bien la Ley y habían aprendido a justificar sus acciones mientras criticaban y condenaban a los demás. Pero la Ley era más que la "letra". La Ley era un régimen para vivir de acuerdo a la voluntad de Dios y también era una advertencia de que no podemos vivir rectamente sin vínculos con Dios.
De igual modo hoy, vivimos en el régimen del Espíritu (Ley Espiritual del Nuevo Pacto) y no podemos vivir santamente sin una verdadera relación con el Señor Jesús. No podemos servir a Dios sin su Santo Espíritu que nos santifica.
Sin Espíritu, las personas se obligarán a ellas mismas a agradar a Dios, se convertirán a alguna clase de religión denomincional y tratarán de comprar a Dios con dinero, con limosnas y tanta otras obras o tareas de carácter institucional religioso, pero en sus corazones seguirán los más perversos deseos de la carne, los cuales no podrán contener ni dominar, por no tener el Espíritu del Señor Jesús dirigiendo sus vidas.
Pablo sabía que pasaba realmente con los judíos, de hecho, él era uno de ellos y conocía la ley y conocía el carácter hipócrita de los "legalistas". Es fácil decir a otros que es correcto y como debe hacerlo mientras que buscamos excusas para nosotros mismos. Es fácil señalar un pecado siendo indiferentes a nuestras conciencias que señalan las raíces del mismo pecado en nosotros. Es fácil predicar sembrando la buena semilla mientras que tales palabras no han echado raíces en nosotros. ¿Aconseja a otros que hagan algo que usted mismo no está dispuesto a hacer? Procure que sus testimonios tengan evidencias en su accionar.

En el Antiguo Pacto, ser parte del pueblo de Dios requería de una serie de ritos a aplicar tanto internas al cuerpo como externas. Una de ellas era la circuncisión como señal misma del Pacto con Dios.
Los judíos se jactaban de su condición y de sus ritos, sin embargo Pablo enseña y demuestra que tal señal no significaba nada si el judío no obedecía la ley dada a Moisés. Pero por otro lado ¿Qué sucedería si un gentil (incircunciso) viviera una vida siguiendo los mandamientos de Dios? pues los tales degustarían de la aprobación y amor de Dios.
Entonces un judío no es aquel que lleva una marca exterior mientras que su vida está llena de pecados. Un verdadero judío es aquel que en lo interior se esmera por vivir en la perfecta ley de Dios.
De igual modo nosotros, si decimos ser cristiano o "hijo de Dios" no podemos confiarnos en el bautismo o en la participación de reuniones cristianas o en leer la biblia y no aplicar lo que leemos, tales cosas no valen nada si nuestras vidas siguen la misma dirección de los mundanos.

Dios busca nuestra entera obediencia pero con una entrega completa de nuestro ser, de nuestro corazón a Dios.
Seamos hacedores de su Palabra con amor y devoción, porque los oidores y no hacedores serán desaprobados.

La Paz del Señor Jesús con ustedes.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Información-Más Recursos-

    POR EL MOMENTO NOS CONGREGAMOS EN ESTE LUGAR
    Ver La Iglesia Biblica en un mapa más grande