miércoles, 5 de junio de 2019

03 - LA SANTIFICACIÓN; LA VOLUNTAD DE DIOS


para descargar este audio click aquí
MENSAJE DOMINGO 05/03/2017

Por el Hno. Santiago


CAPITULO 4

Por lo demás, hermanos, les rogamos y exhortamos en el Señor Jesús, que de la manera que aprendieron de nosotros cómo les conviene conducirse y agradar a Dios, así abunden más y más. Fil 1:27; 1Ts 2:12;

La predicación de Pablo con respecto al Evangelio era completa. Predicar el Evangelio no solo se trata de exponer el mensaje de la Obra del Señor Jesús (el cual es obviamente esencial), sino también de instruir respecto de cuales son los objetivos y los parámetros de una Vida cristiana; Esto implica derribar los argumentos filosóficos y religiosos de cualquier forma cultural por el Verdadero sentido de la Vida.
La genuina conversión genera consecuentemente la vida que agrada a Dios; La conversión radica en detectar por el Espíritu las actividades pecaminosas y corregirlas para una vida santa, limpia y plena.

Porque ya saben qué instrucciones les dimos por el Señor Jesús;
puesto que la voluntad de Dios es su [de ustedes] santificación; que se aparten de fornicación [inmoralidad sexual]Ro 6:19; Ro 6:22; 1Co 1:30; 1Ts 5:18; 2Ts 2:13; 1Ti 2:15; 1Ti 4:3; He 12:14; 1P 1:2; Ro 12:2; Ef 5:27; Fil 4:8;

Por lo general, las instrucciones son vistas en primera instancia como reglas disciplinarias (lo son); Sin embargo son rudimentos que a corto plazo generan un cristiano libre de inmundicias. Y esta obra no es voluntad humana sino Espiritual; Solo debemos dejar que el Espíritu Santo tome el control de nuestras vidas y nos guíe (instruya, cambie, reforme, renueve, regenere) para el verdadero propósito de vivir.
Santificación: Es el proceso en tiempo y forma que se aplica al cristiano para apartarlo del mal; Apartarlo de todas aquellas actividades pecaminosas e infructuosas.
En un sentido estricto, la primera labor del Evangelio era corregir la inmoralidad sexual de la sociedad; Puesto que a falta de conocimiento de Dios cada sociedad se había entregado a la idolatría y vivía desordenadamente e impíamente, sobre todo en lo que respecta a las relaciones humanas. Las fornicaciones, los adulterios, el homosexualismos y muchas otras atrocidades eran el común denominador de la sociedad del primer siglo.

4 que cada uno de ustedes sepa tener su propio TM [vaso] en santidad y honor;
5 no en pasión de concupiscencia [deseo pasional desordenado], como los gentiles que no conocen a Dios; 2Pe 1:4; 2Pe 2:10; 1Co 15:34; Ef 4:18;

Por eso las primeras instrucciones del Espíritu Santo hacia los cristianos que se iniciaban (y que se inician) era (y es) corregir las falencias con respecto a la vida sexual y esto también en el matrimonio.
Las relaciones fornicarias (sin matrimonio) son actividades desordenadas totalmente condenatorias; Los cristianos deben limpiarse y evitar toda actividad sexual irresponsable e inmoral. La vida sexual solo está permitida dentro del matrimonio, fuera de ello es un horrendo pecado.
Ahora bien, aún dentro del matrimonio la conducta sexual debe ser corregida. El matrimonio es una relación de honor, esto implica que es una relación de respeto, de honestidad, de fidelidad.

Hebreos 13
4 Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios [inmorales sexuales] y a los adúlteros los juzgará Dios.

A su vez la unión carnal debe hacerse dentro de lo determinado por la naturaleza; La pasión debe ser ordenada y limpia, el uso no natural del cuerpo queda excluido.

«que ninguno» agravie [ofenda, sobrepase] ni engañe en nada a su hermano; porque el Señor es vengador de todo esto, como ya les hemos dicho y testificado. 2Co 12:17;
Puesto que no nos ha llamado Dios a inmundicia, sino a santificaciónMt 23:27; 2Co 12:21; Gá 5:19; Ef 4:19; Ef 5:3; Col 3:5; 1Ts 2:3; Jn 17:19; 1Co 1:2;

Otro punto esencial (podría decirse en segundo orden) son las relaciones humanas en el aspecto social. El Espíritu Santo basa la vida cristiana en el Amor a Dios y al prójimo como a uno mismo. Esto implica que el deber del cristiano es respetar al prójimo.
En una ciudad como Tesalónica, la opresión tributaria hacía que los comerciantes aplicaran métodos corruptos de falsificación o cualquier otro método codicioso con tal de aventajar a los demás.
Los cristianos que fueran comerciantes no deben engañar, falsificar o sobrepasar el marco legal del comercio. Todo debe hacerse honestamente (siempre referido al marco legal).

Marcos 7
21 Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones [inmoralidades sexuales]los homicidios,  Pr 1:16; 1Ts 4:3; Gn 6:5; Gn 8:21; Pr 6:14; Jer 17:9;
22 los robos [hurtos]las avaricias, las maldades, el engaño, la insolencia [conducta libertina y descarada]la envidia, la maledicencia [calumnia, blasfemia]la soberbia, la insensatez Nm 5:11; Sal 10:7; Sal 17:10; Jn 10:33; Ro 13:13; 2Co 11:1; 2Co 12:21; Gá 5:19; Ef 4:19; Ef 5:3; 1P 4:3; 2P 2:2; 2P 2:7; 2P 2:18; Ap 13:6;

La santificación implica también comportarse adecuadamente para con el prójimo y esto será posible siempre y cuando esté libre de avaricia y de toda codicia 

Así que, el que desecha esto, no desecha a hombre, sino a Dios, que también nos TM [les] dio su Espíritu SantoSal 51:11; Jn 1:33; Hch 2:4; Ro 8:9; Gá 5:25; Tit 3:5; 1Jn 5:8; Ap 3:22; Lc 10:16; 1Co 7:40;

Nuevamente, la inspiración de Dios por medio de su Santo Espíritu declara firmemente que lo expresado son mandatos de Dios.

Pero acerca del amor fraternal no tienen necesidad de que les escriba, porque ustedes mismos han aprendido de Dios que se amen unos a otros; Jn 6:45; 1Jn 3:11; Lv 19:18; Mt 22:39; Jn 4:21; Jn 13:34; Jn 15:12; Ef 5:2; 1P 4:8; 1Jn 3:23;
Como puede observarse, el Amor aflora Espiritualmente, sin necesidad de imposición religiosa o esfuerzo humano.
El Amor es una Virtud (potencia) Espiritual, no es de los hombres; Para amar a los hombres se debe tener el Espíritu Santo.

10 y también lo hacen así con todos los hermanos que están por toda Macedonia. Pero les rogamos, hermanos, que abunden en ello más y más; Hch 16:9;
11 y que procuren tener tranquilidad, y ocuparse en sus [de ustedes] negocios, y trabajar con sus [de ustedes] manos de la manera que les hemos mandado, Lc 14:4; Lc 23:56; Hch 11:18; Hch 21:14; 2Ts 3:12; 2Jn 1:8; Hch 20:34; Ef 4:28; 2Ts 3:7;
12 a fin de que se conduzcan honradamente para con los de afuera, y no tengan necesidad de nada. Ro 13:13; 1Co 14:40; Ef 4:28;

Otro punto importante en la vida cristiana radica en regular las actividades por la supervivencia física. Mientras más grande sea la ciudad en la que uno habite, mayor es la demanda social, más caros los productos y mayor la carga impositiva, lo que implica una vida laboralmente esforzada y agitada, que quita el tiempo y llena de preocupaciones a las personas.
Es evidente que los tesalonicenses eran personas ocupadas en el ámbito comercial.
Pablo solicita por el Espíritu que estén tranquilos, que quiten de sí esas vanas preocupaciones, en otra oportunidad escribe a los que estaban en Filipos "por nada estén preocupados [afanados]" (Fil 4:6) recordando las palabras del Señor Jesús:

Mateo 6
Por tanto les digo: No se preocupen [afanen] por su [de ustedes] vida [el alma]qué han de comer o qué han de beber; ni por su [de ustedes] cuerpo, qué han de vestir. ¿No es la vida [el alma] más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido Lc 10:41; Lc 12:22-31; Fil 4:6; 1P 5:7; Sal 37:5; Sal 55:22; Lc 12:22; 1Ti 6:8;

Es importante entender que el régimen sistémico y esclavista del mundo estará hasta el final de los tiempos. Todo ser humano que nace es sometido al duro régimen y a la cultura humanista del consumismo y derroche. Ese régimen mantiene tan esclavizadas y dependientes a las personas que cuesta muchísimos despegarlos de las preocupaciones por el afán de vivir consumiendo y alcanzando bienes terrenales, supuestamente para un mejor estilo de vida del que nunca pueden disfrutar.
Todo es vanidad y aflicción de espíritu. Solamente los verdaderos cristiano alcanzan una libertad de los afanes de la vida.
Con esto no queremos decir que los cristianos no deban trabajar. Por el contrario, deben hacerlo pero sin el peso de la preocupación y sin el afán por los bienes materiales.
En lo que respecta a la supervivencia todas las cosas están en manos de Dios; Si se lo pedimos, Él siempre nos brindará lo que necesitamos y abrirá las puertas para ocuparnos de nuestros negocios sin preocupaciones, siempre y cuando hayamos eliminados de nosotros la codicia y la vanidad.
Al respecto no se trata de cuanto dinero o bienes puede acumular una persona, sino que objetivos tiene para con ellos.
Una persona pobre puede amar el dinero más de lo que ama un rico (de hecho muchos pobres aman y quieten tener dinero). Un obrero o trabajador puede amar el dinero más que su empleador (de hecho muchos empleados lo hacen). La cuestión es ¿Qué estás dispuesto a hacer por el dinero?. Porque NO se trata de la cantidad de dinero, sino del tiempo que empleas para tener dinero.
Por ejemplo, hace poco unos hermanos me consultaban ¿Cuál sería el salario o la cantidad de dinero que puede ganar un cristiano?. Le respondí que no se trata de la cantidad, sino del afán y del tiempo que dedica en ello y del objetivo que da a su dinero. Por ejemplo: Le dije que conozco cristianos que trabajan de 10 a 12 horas por días por alcanzar un salario que le permita tener más cosas de las que tienen y conozco cristianos que alcanzan de 3 a 5 veces el salario de un empleado trabajando 4 a 5 horas por día y destinando el dinero para la manutención de la Iglesia. ¿Quién ama más el dinero? ¿Quién es el más preocupado y/o afanado? el supuesto cristiano que trabaja 12 horas diarias o el que trabaja 5 horas y gana el triple?.
Yo espero con esto, que entiendan que la verdadera ecuación de la vida se trata de a quien sirves ¿A quién sirves? al afán y a la vanidad? a ti mismo?, buscas tu propio "bien" o el de los otros?

1 Corintios 10
24 Ninguno busque su propio bien, sino el del otro.  Mr 10:45; Fil 2:4; 1Co 13:5;

La mejor vida, es la de servir al prójimo; En un sentido cristiano: Procurar el bienestar de la comunidad cristiana, de la Iglesia y su propósito.

13 Tampoco queremos, hermanos, que ignoren acerca de los que duermen, para que no se entristezcan como los otros que no tienen esperanza. Jer 14:19; Ef 2:12; 1Ts 1:3; Lv 19:28; Dt 14:1; 2S 12:20;
14 Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. Lc 18:33; Jn 14:19; Ro 8:11; Ro 14:9; Ro 14:15; 1Co 6:14; 1Co 8:11; 1Co 15:3-4; 1Co 15:18-20; 2Co 4:14; 2Co 5:15; Fil 1:23;
15 Por lo cual les decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. 1Co 15:51; 2P 1:21; 1Jn 2:28; Ap 11:8; 1Co 15:22;
16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Jn 5:25; Ro 16:7; 1Co 15:18; 1P 5:14; Jud 1:9; Ap 14:13; Ap 20:5; Mt 24:31; 1Co 15:52; 2Ts 1:7;
17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. Mt 26:64; 1Co 15:23; 1Co 15:51-52;
18 Por tanto, aliéntense los unos a los otros con estas palabras.

En otro orden de cosas, la consulta de los hermanos de Tesalónica radica en saber como será el fin de los tiempos y que habrá de pasar con los que recientemente han muertos y de todos los que fallecen en Cristo, como de aquellos que esperan la Venida del Señor Jesús.
El Espíritu Santo confirma a los hermanos y alienta en la esperanza de que todo sufrimiento en esta condición carnal se consuela con la Resurrección y la Vida Eterna.
Que todos nos veremos en el Señor en el día de su Gran Venida. Si hoy fallecemos en corrupción seremos levantado en gloria.
Esta epístola brinda una serie de detalles respecto de los últimos días, de acuerdo a la visión que Pablo había recibido del Señor. Al igual que el apóstol Juan, Pablo había estado en el tercer Cielo y había observado en visión todas las cosas hasta el fin. Pero no le fue ordenado a Pablo escribir el apocalipsis sino conocerlo para brindar una esperanza genuina y fundada en la revelación de Dios.
En aquella gran visión Pablo ha observado que Dios traerá con Jesús a todos los que durmieron con Él. Que Dios resucitará a los cristianos y que de la misma manera en que los reyes son aclamados con trompetas, de la misma manera, grandes trompetas, con gran estruendo anunciarán la Venida del Señor Jesús y los suyos se levantarán del sepulcro y recibirán al Señor para venir con él, y de igual forma los que viven serán arrebatados juntamente con los que han resucitado para recibir al Señor Jesús en el aire y estar con Él hasta su Venida.
Es importante destacar que es Pablo el primero en establecer parámetros "semi-ordenados" acerca del fin de los tiempos; Inclusive habla del arrebatamiento usando el vocablo griego "αρπαζω" que implica quitarlos de un peligro inminente; Por otro lado es importante destacar que el vocablo "rapto" utilizado por una mayoría religiosa para justificar sus doctrinas preconcebidas, no puede usarse como sinónimo de "arrebato"; Además el vocablo "rapto" fue una tergiversación producida por primera vez por la religión católica al traducir al latín "rapiemur" de "raptare", vocablo totalmente fuera de contexto que puede verse en la tergiversada versión de la Vulgata.
La información brindada por Pablo, hace que los cristianos en Tesalónica quieran saber más y adicionalmente en su segunda carta Pablo hablará de la gran apostasía y de la manifestación del hombre de pecado (2Ts 2:3-.12).
Todo lo que respecta a la Venida del Señor Jesús no debe generar temor ni incertidumbre sino por el contrario deben ser palabras de aliento. Se suele decir muy certeramente que quien tenga miedo al escuchar de la Venida del Señor es porque no está preparado para ello.

CAPITULO 5

Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, no tienen necesidad, hermanos, de que yo les escriba. Dn 2:21; Hch 1:7;
Porque ustedes saben perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche; Jl 2:1; Mt 25:13; Jn 10:1; Hch 2:20; Fil 1:6; Mt 24:43; 2P 3:10; Ap 3:3; Ap 16:15;

Pablo les reitera que la Venida del Señor Jesús tiene una fecha indeterminada; Nadie sabe cuando ocurrirá y que en un sentido social a nivel mundial será sorpresivo y un tanto inesperado, comparando el tiempo de la Venida como la disposición de un ladrón por asaltar una casa.
Por otro lado, si bien no sabemos la fecha, si están dispuestas una serie de señales que ayuden a los cristianos a entender el fin de los tiempos y prepararse para ello.

que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán. 2Ts 1:9;

Por otro lado, si bien no sabemos la fecha, si están dispuestas una serie de señales que ayuden a los cristianos a entender el fin de los tiempos y prepararse para ello; Pablo brinda una señal del fin de los tiempos: Cuando se proclame el mensaje para la humanidad de "Paz y Seguridad", "entonces vendrá destrucción repentina".
Si consideramos estos tiempos. Posterior a la Segunda Guerra Mundial, la ONU ha establecido como mensaje cabecera la frase "Paz y Seguridad" para su Nuevo Orden a implementarse a partir del año 1991 con la intensión de someter a toda la raza humana a una única forma de gobierno mundial.

Mas ustedes, hermanos, no están en tinieblas, para que aquel día les sorprenda como ladrónJob 24:13-17; Ef 5:8;
Porque todos ustedes son hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblasCol 1:13; Lc 16:8; Ro 13:12; Ef 5:8;
Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios. Lc 21:36; Ro 13:11; Ro 13:13; 1Co 15:34; Ef 5:14;
Pues los que duermen, de noche duermen, y los que se embriagan, de noche se embriagan.
Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo. 1S 17:5; 1S 17:38; Sal 60:7; Sal 108:8; Is 59:17; Ef 6:14; Ef 6:17; 1P 5:8; Ap 9:9; Ap 9:17;

La preparación del cristiano debe ser como la de un soldado que se dispone para la guerra. Puede ampliarse este punto leyendo la carta a los Efesios 6:13-17.

Porque no nos ha puesto Dios para ira [furia]sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesús, el Cristo, Hch 15:26; Ap 11:8;
10 quien murió por nosotros para que ya sea que velemos, o que durmamos, vivamos juntamente con élLc 20:38; Jn 11:51; Ro 14:9; 1Co 8:11; Gá 1:4; Fil 1:23; 1Ts 5:6; Ro 14:7; 2Co 5:15; Gá 2:20; 1P 4:2;
11 Por lo cual, anímense unos a otros, y edifíquense unos a otros, así como lo hacen.

Ser cristiano nos pone en una posición privilegiada. No debemos temer; Dios nos ha escogido para Salvación. Si usted ha llegado hasta aquí teniendo plena conciencia de lo que es el Evangelio y el propósito de la Vida cristiana, debe animarse y sabe que usted no ha sido puesto para condenación sino para salvación.

12 les rogamos, hermanos, que reconozcan a los que trabajan entre ustedes, y les presiden en el Señor, y les amonestan; 1Co 16:18; Fil 2:29; Ro 15:27; 1Co 9:11; Gá 6:6; 1Ti 5:17; He 13:7; He 13:17;
13 y que los tengan «en mucha estima» y amor por causa de su obra. Tengan paz entre ustedesMr 9:50;

En lo que respecta a los servicios y ministerios de la Iglesia, las personas que trabajan para el Señor Jesús (ancianos con múltiples servicios,  diáconos y colaboradores) deben ser estimados y reconocidos según su obrar y ejemplo. Los que ministran deben recibir el apoyo, la oración y la colaboración de los ministrados para continuar con los servicios a fin de extenderlo por todas partes.

14 También les rogamos, hermanos, que amonesten a los ociosos, que alienten a los de poco ánimo, que sostengan a los débiles, que sean pacientes para con todos. Mt 18:26; Mt 18:29; Lc 18:7; 1Co 13:4; 2Ts 3:15; He 6:15; Stg 5:7-8; 2P 3:9;

No se unan a los ociosos, (hablando de los que no tienen actividades cristianas en la congregación, ni colaboran en nada), Antes bien, se debe solicitar a todos que crezcan y que se preparen para formar parte de algún ministerio o servicio o en su defecto colaborar con los que llevan a cabo los servicios dentro de la congregación.
Podemos decir que la falta de actividad de un cristiano suele ocurrir por "flojera" o "temor" a equivocarse. Para el flojo la exhortación a la actividad, y para el temeroso la preparación para servir adecuadamente.

15 Vean que ninguno pague a otro mal por mal; antes sigan siempre lo bueno unos para con otros, y para con todos. Mt 5:44; Lc 7:47; Ro 12:9; Ro 12:17; Gá 6:10; 1Ts 5:21; 1P 3:9; Lv 19:18; Pr 20:22; Pr 24:29; Mt 5:39; 1Co 6:7;
16 Estén siempre gozosos. 2Co 6:10; Fil 1:18; Mt 5:12; Lc 10:20; Ro 12:12; Fil 4:4;
17 Oren sin cesar. Lc 18:1; Ro 12:12; Col 4:2;
18 Den gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con ustedes en Cristo Jesús. Ef 6:6; 1Ts 4:3; 1P 2:15; 1P 4:2; 1Jn 2:17; Ef 5:20;

Este bloque final son una serie de ordenanzas a favor de una vida cristiana activa y funcional. El gozo, las oraciones, y el agradecimiento deben ser actividades cotidianas en los cristianos y estas no deben fluctuar según las circunstancias o estado de ánimo. Gozarse, orar, participar anula la carne; por el contrario la falta de estas actividades provoca un cristiano carnal propenso al extravío.
La oración es debe ser un estado constante en toda actividad, en toda decisión; No requiere estar todo el tiempo de rodilla, pero al menos mantener viva la presencia de Dios y su Voluntad en todas nuestras actividades y decisiones.

19 No apaguen al Espíritu. 1Co 14:30;
20 No menosprecien las profecías.
21 Examínenlo todo; retengan lo bueno. Ef 5:17; 1Jn 4:1;
22 Absténganse de toda especie de mal. 1Ti 4:3; Fil 4:8;
23 Y el mismo Dios de paz les santifique por completo; y todo su [de ustedes] ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesús, el Cristo. Sal 51:12; Ro 15:33; 1Ts 1:10; 1Jn 2:28; Ap 11:8; 1Co 1:8; Fil 4:9; 1Ts 3:13;
24 Fiel es el que les llama, el cual también lo hará. Col 3:15; 1P 1:15; 1Co 1:9; 1Co 10:13; 2Co 1:18; 2Ts 3:3;
25 Hermanos, oren por nosotros.
26 Saluden a todos los hermanos con beso [ósculo] santo. Ro 16:16; 1Co 16:20; 2Co 13:12; 1P 5:14;
27 les conjuro por el Señor, que esta carta se lea a todos los santos hermanos. Col 4:16;
28 La gracia de nuestro Señor Jesús, el Cristo sea con ustedes. Amén. TR [Epístola a los Tesalonicenses fue escrita de Atenas.]

"No apagar" referido a la "llama de fuego", implica mantener viva la esencia Espiritual y el objetivo de brillar como cristiano en todo tiempo.
La tendencia carnal de todo ser humano tiene a opacar la vida Espiritual; Y es aquí donde más debemos esforzarnos por mantener firme la Voluntad de Dios por encima de cualquier situación humana.

Mantener firme la investigación profética, examinarlo todo mediante las Escrituras. Considerar los tiempos es vital para la Iglesia a fin de saber como moverse y que hacer en cada tiempo.

La santificación total refiere a que el propósito de Dios por apartarnos del mal abarca todas las áreas del ser humano. Todo cristiano debe velar por su santificación física, por su existencia y por su santificación racional.
Es un error pensar que el propósito Espiritual abarca solo un parte de nuestra vida. Dios quiere que todo nuestro ser esté dispuesto a ser santificado para servir al Señor.

Pablo solicita que la carta sea leída públicamente en la congregación a fin de proveer las respuestas solicitadas de manera general, a fin de fortalecer el conocimiento y unificar la doctrina cristiana con respecto a la vida que agrada a Dios y el fin de los tiempos.

Como toda Iglesia nueva, que se desarrolla en medio de persecuciones y tribulaciones, requiere de aliento y ayuda. Esta carta nos enseña como apoyar doctrinalmente a fin de evitar prácticas erróneas y vanas actividades: Como así también colaborar con hermanos y hermanas que recientemente han creído en el Señor y como orientar su amor impetuoso ordenadamente, evitando que se apague.

La Paz del Señor Jesús



0 comentarios:

Publicar un comentario

Información-Más Recursos-

    POR EL MOMENTO NOS CONGREGAMOS EN ESTE LUGAR
    Ver La Iglesia Biblica en un mapa más grande