miércoles, 5 de junio de 2019

03 - UNA FRÁGIL TIENDA TEMPORAL – LA EMBAJADA DE DIOS EN LA TIERRA


 
para descargar este audio click aquí
MENSAJE DOMINGO 02/07/2017

Por el Hno. Santiago


En esta oportunidad analizaremos los capítulos 5 y 6 de 2ª de Corintios.

Introducción
Si bien el mensaje del Evangelio había alcanzado a gran número de personas en Corinto, quedaba aún por comprender las verdaderas razones para seguir existiendo en este mundo, con el agravante de tener que soportar las diferentes tribulaciones por ser cristiano.

Al finalizar el capítulo 4, Pablo deja bien en claro que experimentar tribulaciones por causa del Señor Jesús tiene gran recompensa en los Cielos; Y que nada en la vida terrenal puede compararse con el lugar que el Señor nos ha preparado y los premios que nos tiene reservado según nuestras labores.

Entonces, el mensaje del Evangelio no era solamente creer y continuar con las demandas de la vida terrenal (nacer, estudiar, trabajar, pagar impuestos, divertirse). El mensaje es creer y cambiar, cambiar el sentido de la vida, cambiar la cultura, cambiar los propósitos, cambiar para vivir para el Señor Jesús.

La circunstancial morada terrenal
Considero que los cristianos en Corinto no alcanzaban a comprender la entrega de Pablo; Y que aún sus ministros (persuadidos por otros) no entendían que es lo que motivaba a Pablo a ser como era.

Las personas entienden que toda actividad humana, toda ocupación se hace porque hay una razón, un motivo personal. Las personas no hacen nada gratis, siempre hay algún interés, algún beneficio; en algunos casos visibles en otros casos ocultos y en otros casos disfrazados; A su vez el beneficio puede ser material o bien abstracto (reconocimiento, vanagloria, poder, etc).

Situados en la época, en los inicios del cristianismo, el servicio a Dios no parecía tener parámetros o protocolos (como lo tenían la mayoría de las religiones paganas con sus servicios sacerdotales, templos, estructuras, instituciones, etc); En el siglo I, aquellos que se convertían de la idolatría al Señor Jesús tenían la dificultad de no comprender como se debería servir a Dios; Le pasó a Simón el mago, recuerdan? (en Hch 8:9-21) que si bien había creído y se había bautizado, anhelaba de mala manera o para beneficio propio el poder que radicaba en el servicio al Señor Jesús. Con esto, intento exponer que era difícil saber cuáles eran los requisitos, las disciplinas y los protocolos para servir a Dios. Por encima de comprender la Vida y Obra del Señor Jesús y dejando de lado el ejemplo que Él había dejado; muchos mantenían la filosofía religiosa de ministrar o servir a cambio del salario provisto por los feligreses; Ser sacerdote o ministro en el paganismo implicaba reconocimiento, poder, fama o popularidad; Y por ende el beneficio de un estilo de vida más cómodo y lujoso. Imaginen lo que pensarían tales personas al querer servir al Dios Verdadero. Obviamente el reciente cristianismo requería de orden, de disciplinas; Así que muchos intentaron y hasta ahora es así, hacer del cristianismo una religión, es decir, establecer instituciones religiosas, estructuras de control con fines de lucro, en fin...

Al mirar a Pablo, su devoción, y su servicio, que no tenía intereses por las riquezas o bienes materiales, y que no buscaba reconocimiento, fama o popularidad, todo eso atentaba contra los intereses que buscaban los demás. Esto generaba celo y desprecio contra los verdaderos ministros, discípulos y apóstoles. Pablo fue víctima de aquellos falsos ministros que hablaron mal de él, que le acusaban de perseguidor y extremista; No es muy diferente de lo que ocurre hoy cuando verdaderos cristianos desenmascaran a las instituciones religiosas y a sus acomodados ministros.

Volviendo al tiempo de la Iglesia en Corinto. Pablo se ve en la necesidad de explicar cuáles son los motivos de su servicio, y que es lo que él realmente esperaba.

Nuestro hermano Gabriel finalizaba el capítulo 4 explicando lo que era realmente vivir por fe desgastando este cuerpo, soportando todas las tribulaciones por amor al Señor Jesús, porque Él es digno, por cuanto Él lo soportó todo por nosotros; Por lo tanto, no hemos de quedarnos sentados sin hacer nada, como tampoco aprovechamos el Amor de Dios para buscar el mejor estilo de vida en este mundo, eso sería muy hipócrita (como hoy estamos llenos de hipócritas en todos los ámbitos religiosos).
El verdadero peso de gloria está en las cosas de arriba, en las cosas eternas, no en las cosas terrenales que son vanas y mortales.

Por esta razón Pablo les escribe diciendo

CAPITULO 5
Porque sabemos que si nuestra morada terrestre, este tabernáculo, se deshiciere, tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha de manos, eterna, en los cielos. Mr 14:58; 2Co 4:7; 2P 1:13-14; Ef 6:9; Fil 2:10; Col 2:11; 2P 1:13;
Y por esto también gemimos, deseando ser revestidos de aquella nuestra habitación celestial; Ro 8:23; 1Co 15:53-54; 1P 2:2;
«pues así» seremos hallados vestidos, y no desnudos. Mt 25:36; Lc 10:30; Ap 3:18; Ap 16:15;
Porque asimismo los que estamos en este tabernáculo gemimos con angustia; porque no quisiéramos ser desnudados, sino revestidos, para que lo mortal sea absorbido por la vida. 1Co 15:54; Ro 7:24; Ro 8:23; 1Co 15:26; Ro 8:11; 1Co 15:53;
Mas el que nos hizo para esto mismo es Dios, quien nos ha dado las arras [garantía] del Espíritu. Ro 8:23; 2Co 1:22; Ro 8:16; Ef 1:13; Ef 4:30;
Así que vivimos confiados siempre, y sabiendo que entre tanto que estamos en el cuerpo, estamos ausentes del Señor He 11:13-14;
(Porque por fe andamos no por vista); Jn 20:29; 1Co 13:12; 2Co 4:18; Mt 8:10; Lc 3:22; Hch 3:16; Ro 1:8; 1Co 2:5; Gá 2:16; 1Ti 1:2; He 4:2; 2Co 3:18;
pero confiamos, y más quisiéramos estar ausentes del cuerpo, y presentes al Señor. Fil 1:23;
Por tanto procuramos también, o ausentes o presentes, serle agradables. Col 1:10; 1Ts 4:1; He 13:21;

Pablo trata al cuerpo como lo que es, una simple tienda temporal para uso terrenal, es decir, una frágil "carpa" que se degasta y que solo sirve para vivir un tiempo en esta tierra.
Ahora bien, es interesante el término "tabernáculo", habla de una tienda; Para explicarlo, déjenme preguntarles: ¿Tienen carpa?, o ¿Quiénes de ustedes viven en carpa? o ¿Cuándo usamos las carpas?: Usamos las "carpas" cuando salimos circunstancialmente de campamento; Los peregrinos usan carpas, los viajeros, los que salen de su ciudad para andar por diferentes lugares. Abraham y su descendencia anduvieron muchos siglos en carpas, como peregrinos. Pues bien, así también los que son cristianos, entienden que son peregrinos en este mundo y que este estuche carnal es solo para peregrinar por este mundo, hasta que lleguen a la verdadera casa Celestial.
Los que entienden que existen moradas superiores en los Cielos para los que creen en Cristo Jesús, ya nunca más valoran esta "carpa" que les ha sido dada, ya no se preocupan por las cosas terrenales. No así los incrédulos que no tienen esperanza y que lo único que les queda es esa miserable "carpa" hasta que sean desnudados de ella para ser echados al lago de fuego eterno por sus pecados. Por esta razón los incrédulos luchan por mantener su carne, porque no tienen nada más.

Más nosotros, cuando seamos desnudados de esta carpa circunstancial, nos gozaremos por recibir una casa superior, porque jamás estaremos desnudos delante de Dios, pues Él nos ha provisto de nuevo cuerpo "Voy pues a preparar lugar para ustedes" (Jn 14:2). Se requiere de fe para entender esto, requiere una esperanza firme. Y son los esperanzados los que "gimen", porque anhelan aquella habitación por encima de esta vida; Gemimos por llegar a Casa.
Y tenemos también el sello de Garantía de que recibiremos lo prometido, pues para esto nos ha dejado su Santo Espíritu, para garantizarnos que recibiremos aquella gran gloria en Él.

¿Cómo comprender el valor de ser verdaderamente cristiano y servir al Señor Jesús?
Consideremos: ¿Son capaces de dejar la casa en la que viven? ¿Venderla para andar en carpas y usar el resto para predicar el Evangelio?. Pues bien, a esto se refería Jesús cuando dijo:

Juan 12
24 De cierto, de cierto les digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto.  1Co 15:36; Lc 16:7;
25 El que quiere [tiene cariño y afecto fraternal] su vida, la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará.  Mt 10:39; Lc 14:26; Jn 11:25; Lc 6:27; Lc 19:14; Jn 10:28; Mt 16:25; Mr 8:35; Lc 9:24; Lc 17:33;
26 Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.  1S 2:30; Sal 91:15; Jn 8:12; Jn 14:3; Jn 14:21; Jn 14:23; Jn 16:27; Jn 17:24; Jn 21:18; 2Co 5:8; 1Ts 4:17; 1Co 3:5; Fil 1:23; 1Ti 5:3;

Lucas 14
26 Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo. Dt 33:9; Mt 10:37; Lc 14:33; Lc 16:13; Jn 12:25; Hch 20:24; Ap 12:11; Dt 21:15; Dt 22:13; Dt 24:3; Mt 11:28; Mr 10:14; Lc 6:47; Jn 5:40; Dt 13:6;
27 Y el que no lleva su cruz y viene detrás [en pos] de mí, no puede ser mi discípulo. Mt 10:38; Mt 16:24; Mr 8:34; Lc 9:23; Jn 19:17;

Lucas 18
29 Y él les dijo: De cierto les digo, que no hay nadie que haya dejado casa, o padres, o hermanos, o mujer, o hijos, por el reino de Dios,  Lc 14:26; Dt 33:9;
30 que no haya de recibir mucho más en este tiempo, y en el siglo venidero la vida eterna.  Job 42:10; Mt 6:33; Mt 12:32; Lc 20:35; Ef 1:21; Lc 21:8; Job 42:12;

La única vida que fructifica es aquella que es despojada de todo por amor a Cristo Jesús.
Y aunque no le veamos con estos ojos, aunque estemos ausentes de su gran Gloria, debemos procurar agradarle solo a Él y eso solo será posible cuando dejemos de agradarnos a nosotros mismos.

Auditoria y recompensa
10 Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos [seamos mostrado] en presencia [delante, ante] del tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo. Sal 62:12; Mt 25:31-32; Hch 10:42; Ro 14:10; Mt 16:27; Mt 25:31-46; Jn 5:22-30; Fil 1:6; He 10:31; Jer 17:10; Jer 32:19; Mt 25:32; Ro 2:6; Ro 14:12; 1Co 3:8; Gá 6:5; Ap 2:23; Ap 22:12;
11 Conociendo, por lo tanto, el temor del Señor, persuadimos a los hombres; pero a Dios le es manifiesto lo que somos; y espero que también lo sea a sus [de ustedes] conciencias. Job 31:23; Hch 9:31; 2Co 4:2; He 10:31; Jud 1:23; Sal 147:11; Pr 1:7; 1P 1:17; Ap 14:7;
12 No nos recomendamos, por lo tanto, otra vez a ustedes, sino les damos ocasión de gloriarse por nosotros, para que tengan con qué responder a los que se glorían en las apariencias y no en el corazón. 2Co 1:14; 2Co 3:1; 2Co 10:8;
13 Porque si estamos locos, es para Dios; y si somos cuerdos, es para ustedes. 2Co 11:1; 2Co 11:16-17; 2Co 12:6; 2Co 12:11; Hch 10:45; 1P 4:7;
14 Porque el amor de Cristo nos constriñe, pensando esto: que si uno murió por todos, luego todos murieron; Hch 18:5; Ro 5:15; Jn 11:51; 2Co 4:10;
15 y por todos murió, para que los que viven, ya no vivan para sí, sino para aquel que murió y resucitó por ellosRo 6:11-12; Ro 14:7; 2Co 12:10; Lc 20:38; He 2:9; Gá 2:20; 1Ts 5:10; 1P 4:2;

La morada reservada esta supeditada al análisis y auditoría de nuestra entrega y nuestro obrar a favor del Señor Jesús.
Cuando se habla del "Tribunal de Cristo", muchos suelen tener una idea equivocada de lo que es dicho "Tribunal"; Se preguntan si ese tribunal es condenatorio o no, si depende de las obras a lo largo de la estadía terrenal, en fin... Trataremos de establecer un orden.
Primeramente, sabemos que todo hombre al fallecer pasa por un juicio (Heb 9:27) ese juicio es condenatorio para los que no han creído en el Señor Jesús, los cuales son encerrados en el Hades hasta el día final en el cual resucitarán en corrupción para condenación eterna en el lago de fuego. En cambio los que han creído verdaderamente en Cristo Jesús le tienen por Abogado, puesto que Él ha justificado a todos los creyentes y son reservados en su presencia hasta el día final, en el cual resucitarán en gloria. Esto implica que la Vida Eterna es un don gratuito basado en el Amor y Misericordia de Dios (Ef 2:8-9). La Vida Eterna no puede obtenerse por obras sino por Gracia.
Obviamente todo cristiano será exhibido en Victoria y se auditará todo su servicio a fin de que reciba la recompensa (también salario o premios). En tal caso el Tribunal de Cristo para los cristianos no es condenatorio, es justamente para exhibir toda su entrega al servicio del Señor Jesús.
Con anterioridad habíamos ya explicado que:

1 Corintios 3
13 la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará.  1Co 3:15; 1Co 4:5; 2Ts 1:8; 1P 1:7; Sal 62:12; Pr 24:12; Mt 16:27; 2Co 5:10; 1P 1:17; Is 8:20; Is 48:10; Jer 23:29; 1P 4:12;
14 Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa.  1Co 3:8;
15 Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvado, aunque así como por fuego.  Sal 66:12; Is 43:2; Jud 1:23; Mt 9:22; Hch 16:30; Ef 2:8;

Por lo tanto, miremos con atención como servimos al Señor y procuremos total devoción y total obediencia.

1 Pedro 1
17 Y si invocan por Padre a aquel que sin acepción de personas juzga según la obra de cada uno, condúzcanse en temor todo el tiempo de su [de ustedes] peregrinación;  Sal 62:12; Jer 3:19; Mal 1:6; Mt 6:9; Ro 11:20; 2Co 6:18; 2Co 7:1; Stg 2:1; 1P 3:15; Hch 9:31; Hch 10:34; Ro 2:11; Ro 3:18; 1Co 3:12; 2Co 5:11; Gá 2:6; Ef 5:21; Ef 6:9; Fil 2:12; Dt 10:17; 2Cr 19:7; Job 34:19; Col 3:25;

Continuando con el capitulo 5

16 De modo que nosotros de aquí en adelante a nadie conocemos según la carne; y aun si a Cristo conocimos según la carne, ya no lo conocemos así. Gá 2:6; Fil 3:7-8; Col 2:11; 1Ti 5:21; Mt 12:50; Jn 15:14; Gá 5:6; Gá 6:15; Col 3:11;

Con "según la carne" se refiere a la perspectiva o criterio terrenal; Implica que ningún cristiano debe ser analizado utilizando los valores o patrones mundanos. No importa si eres pobre (económicamente hablando), no importa tu color, tu raza, no importa si no tienes nada, no importa si tienes o no estudios o grados académicos (títulos, profesiones, etc..), no importa si trabajas mucho o poco, no importa la cultura, las costumbres, el estilo de vida, ninguna de estas cosas te hace mejor, ninguna de ella está justificada, ninguna de estas cosas tiene sentido. No vale la pena desgastarse buscando cosas terrenales y la vanagloria de esta vida. La única vida que vale es conocer al Señor Jesús y seguirle a Él, obedecerle a Él, por cuanto Él es el Señor y de Él depende todas las cosas y dará a cada uno lo necesario para cumplir Su Obra.
Consideren: Los Evangelios solo cuentan el servicio de Jesús, su obediencia al Padre, el resto de la existencia no tiene importancia.
Obviamente, nadie puede comprender la vida del Señor Jesús (como hombre) si esta es analizada con los ojos carnales. Para el humanismo de hoy, Jesús es un perdedor, un hombre carente de ambiciones que desperdició su vida, su juventud. En sus días, Jesús fue considerado enemigo del estado, enemigo de la religión y por esta razón lo persiguieron, lo torturaron y lo mataron ¿Quién querría seguir su ejemplo?; Pues bien, todos sus discípulos siguieron ese ejemplo porque vieron a Jesús espiritualmente, por encima de esta vida; Y también fueron asesinados, declarados enemigos del estado, rebeldes al sistema, rebeldes a la vida terrenal.
Lamentablemente no podemos decir lo mismo de los cristianos de hoy, que tienen la mira puesta en las cosas terrenales, que intentan un falso equilibrio entre el humanismo y la vida cristiana.

Colosenses 3
Si, por lo tanto, han resucitado con Cristo, busquen las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios.  Ef 1:20; Fil 3:14; Col 2:12; He 10:12;
Pongan la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.  Mt 16:23; Fil 3:19;

Continuando

17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. Is 43:18-19; Is 65:17; Jn 3:3; Ro 6:4; Ro 16:7; 2Co 12:2; Gá 1:22; Ef 2:15; Ef 4:24; He 8:13; Ap 21:5; Is 43:19; Jn 1:3; Ro 8:24; Ap 3:14; Is 43:18;

Es cierto que aún persiste lo terrenal (si se mira terrenalmente), pero si miramos con ojos Espirituales, una Nueva y Santa Creación se está forjando en nosotros por medio del Espíritu Santo, hasta el día en que lleguemos a su Presencia y seamos glorificado en Él y por Él para el Nuevo Cielo y la Nueva Tierra (Ap 21:1).

Embajadores en nombre de Cristo

18 Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; Ro 5:10; Ro 5:11; Col 1:20; 1Jn 2:2; 1Jn 4:10;
19 que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación. Sal 32:2; Ro 4:8; 2Co 5:18; Tit 2:11; 2P 2:20; Ro 3:24-25; Col 1:20;
20 Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; les rogamos en nombre de Cristo: Reconcíliense con Dios. Mal 2:7; 2Co 6:1; Gá 4:14; Ef 6:20; 2Co 12:10; Fil 1:29; 2Co 3:6;
21 Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él. Ro 1:17; Ro 4:25; Ro 8:3; 1Co 1:30; Gá 3:13; 1P 2:22; 1P 2:24; 1Jn 3:5; Is 53:9; Is 53:12;

Un punto capital, doctrinalmente hablando, es que Pablo expresa claramente que "Dios estaba en Cristo" (no con Cristo, sino "en", implica dentro de Cristo). Este es un texto que descoloca seriamente la doctrina preconcebida de la "trinidad", Cristo no es una "persona diferente" de Dios o del Padre. Dios está en Cristo, el Padre está en Cristo porque es la manera en la que Él se manifestó a nosotros (Jn 14:10-11; 1 Ti 3:16).

Siguiendo con el capitulo:

Una embajada del Reino de los Cielos hay en la tierra, es la Iglesia.

presbeu;w Código MAB: 3669 Código Strong: G4243
- Pronunciación: presbevo
- Diccionario MAB:  ser delegado, ser embajador 
----------------------------------------
Diccionario STRONG:
de la base de G4245; ser un anciano, i.e. (por implicación) actuar como representante (figurativamente predicador):- embajador.

¿Qué es una embajada y para qué sirve?
Una Embajada en tiempos del imperio romano, era una institución diplomática de un reino dentro de otro, dirigido por un magistrado llamado cónsul.
Las embajadas o consulados, eran instituciones gubernamentales asociadas a la gobernación de la región.
Entre las tareas administrativas del tipo política, social, económica y militar destacamos que las embajadas se encargaban también de:

-       Tramitar las residencias, las ciudadanías, las transcripciones de nacimientos, defunciones, casamientos, divorcios, adopciones etc.
-       Arreglo de la situación militar de los sujetos al servicio militar viviendo en el extranjero.
-       Asistencia y ayuda financiera a los compatriotas indigentes o en situación de emergencia.
-       Cuidado de los compatriotas detenidos o encarcelados o bajo vigilancia sobre la legitimidad de procedimientos judiciales.
-       Establecimiento de visados a ciudadanos extranjeros e información sobre los trámites para recibir permisos de entrada, de residencia o de trabajo.

A su vez el consulado promovía la cultura romana, la religión romana y las ciencias romanas.

En aquellos tiempos, si alguno quería hacerse ciudadano romano, debía ir a la embajada o consulado romano para solicitar los requisitos y era allí donde tramitaba absolutamente todo.

Con esto queremos expresar análogamente cuales deben ser las funciones de la Iglesia (como embajadores del Reino de los Cielos) para con los cristianos y para con todo aquellos que se convierten del reino de las tinieblas a la Luz.
La Iglesia como embajada debe:

-       Promover la cultura cristiana, la conducta cristiana y las ciencias cristianas.
-       Velar por el bienestar de todo cristiano desde el plano Espiritual, hasta el plano físico.
-       Cuidar a cristianos que padecen diferentes situaciones (huérfanos, viudas, pobres, hermanos en situación de emergencia)
-       Cuidar a los que ministran.

Pero por sobre todas las cosas, la principal actividad de la "embajada cristiana" es el ministerio de la reconciliación.

katalla;ssw  Código MAB: 2338 Codigo Strong: G2644
- Pronunciación: katalásso
- Diccionario MAB:  reconciliar  
----------------------------------------
Diccionario STRONG:
de G2596 y G236; cambiar mutuamente, i.e. (figurativamente) componer una diferencia:- reconciliación, reconciliar.

Reconciliar consiste en volver a vincular en amistad dos partes divididas, mediante acuerdos que tratan las diferencias que provocan la desunión.
En particular la Iglesia como representantes diplomáticos, se encargan de promulgar el acuerdo (Nuevo Testamento, Nuevo Pacto) que Dios hace con aquellos que quieran unirse en amistad con Él.

Juan 15
14 Ustedes son mis amigos, si hacen lo que yo les mando.  Mt 12:50; Lc 12:4; Jn 15:10; 2Co 5:16; Gá 5:6; Gá 6:15; Col 3:11;

Muchas personas no entienden lo que implica la reconciliación. Cuando las personas se pelean y tienen pleitos entre ellas, inclusive entre esposo y esposa, suele haber una separación, una distancia circunstancial esperando que vuelva a producirse la unión; Y cuando la unión o reencuentro se produce, se disculpan, se arrepienten e intentan que todo vuelva a la normalidad, sin tratar el verdadero problema que es arreglar o acordar las diferencias que plantean la desunión; Y por no atender el verdadero problema, tarde o temprano las diferencias afloran nuevamente y otra vez la separación.

Pues bien, lo que produce la enemistad entre Dios y los hombres es la condición pecaminosa del hombre; Condición que define su tendencia en relación con la vida propuesta por el mundo.

Romanos 8
Por cuanto los designios [intenciones, tendencias] de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden;  1Co 2:14; Stg 4:4;

Santiago 4
¡Oh almas adúlteras! ¿No saben que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, por lo tanto, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.  Is 54:5; Jer 2:2; Mt 6:24; Jn 15:19; 1Jn 2:15; Stg 1:27; Jn 15:9; Gá 1:10;

Por lo tanto, para entablar una relación de reconciliación y amistad con Dios, el Señor Jesús elaboró todo un Pacto llevado a cabo por Él mismo.

Colosenses 1
20 y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz.  2Co 5:18; Ef 1:10; Ef 2:13; Ef 2:14; Lc 9:23; Lc 23:26; Hch 7:26; He 9:12; Is 9:7; Jn 16:33; Hch 10:36; Ro 5:1; 1Jn 4:10;
21 Y a ustedes también, que eran en otro tiempo extraños y enemigos en su [de ustedes] mente, haciendo malas obras, ahora les ha reconciliado  Ef 2:1-2; Ef 2:12; Tit 1:16;
22 en su cuerpo de carne, por medio de la muerte, para presentarlos santos y sin mancha e irreprensibles delante de él;  Ro 7:4; 1Co 1:8; Ef 1:4; Ef 5:27; Jud 1:24; 2Co 4:14; Fil 2:8; Lc 1:75; 2Ti 1:9; Tit 2:12;
23 «si en verdad» permanecen fundados y firmes en la fe, y sin moverse de la esperanza del evangelio que han escuchado, el cual se predica en toda la creación que está debajo del cielo; del cual yo Pablo fui hecho ministro.  Mr 16:15; Jn 15:4; Hch 2:5; 2Co 3:6; Ef 3:17; Col 1:5-6; Col 2:7; Hch 13:9; Ro 10:18; Gá 2:16; Ef 6:9; 1Ts 1:3; Jud 1:3; Ap 3:14; Jn 15:6;

La reconciliación propuesta por el Señor Jesús se ha realizado mediante un Nuevo Pacto, habiendo cumplido primero con el Antiguo; Un acuerdo (lo que conocemos como Nuevo Testamento) que radica en: La justificación por su Sangre y la santificación por medio de su Espíritu Santo; Todo un régimen Espiritual que propone propósitos y/o Obras Espirituales con requisitos y disciplinas (no religiosas) Leer todo Romanos 8.

CAPITULO 6
Así, por lo tanto, nosotros, como colaboradores suyos, les exhortamos también a que no reciban en vano la gracia de Dios. Mr 16:20; Hch 15:4; 1Co 3:9; 2Co 5:20; He 12:15;

La Gracia de Dios, no se da en vano (no se da sin sentido), sino que provee al cristiano de un propósito firme en el Evangelio.
Porque dice: En tiempo aceptable te he escuchado, Y en día de salvación te he socorrido. He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación. Sal 32:6; Sal 69:13; Is 49:8; Is 55:6; Lc 4:19; He 3:13;
No damos a nadie ninguna ocasión de tropiezo, para que nuestro ministerio no sea vituperado; 1Co 8:13; 1Co 9:12; Ro 14:13; 1Co 10:32;
antes bien, nos recomendamos en todo como ministros de Dios, en mucha paciencia, en tribulaciones, en necesidades, en angustias; Hch 9:16; 2Co 3:6; 2Co 12:10; 2Co 12:12; 1Ts 3:2; 2Ti 2:24-25; 2Ti 3:10; 1Co 4:1; 2Co 11:23;
en azotes, en cárceles, en tumultos, en trabajos, en desvelos, en ayunos; Hch 16:23; Hch 17:5; 2Co 11:23-27; Jue 16:21;
en pureza, en ciencia, en longanimidad, en bondad, en el Espíritu Santo, en amor sincero, Ro 12:9; Ro 15:19; 2Co 11:6; 1Ts 1:5; 1Ts 2:10; Stg 3:17; Ex 34:6; Ro 2:4; Ro 3:12; Ro 11:22; 1Co 13:1; 2Co 11:3; Gá 5:22; Ef 2:7; Fil 3:8; Col 3:12; 2Ti 3:10; Tit 3:4; 1Jn 4:8;
en palabra de verdad, en poder de Dios, con armas de justicia a diestra y a siniestra; 1Co 2:5; 2Co 10:4; Ef 1:13; Ef 6:11-17; Col 1:5; Mr 5:30; Lc 1:35; Lc 6:19; Hch 19:11; 2Co 13:4; 2Ts 2:10; Ap 11:17;
por honra y por deshonra, por mala reputación y por buena reputación; como engañadores, pero veraces; Ro 3:8; 1P 5:4;
como desconocidos, pero bien conocidos; como moribundos, mas he aquí vivimos; como castigados, mas no muertos; Sal 118:18; 2Co 4:10; 2Co 11:6; Is 26:19;
10 como entristecidos, mas siempre gozosos; como pobres, mas enriqueciendo a muchos; como no teniendo nada, mas poseyéndolo todo. Pr 13:7; Jn 16:22; Hch 3:6; 1Co 1:5; 1Co 7:30; 2Co 7:4; 2Co 8:9; Mt 5:4; Fil 1:4; Fil 1:25; Fil 2:17-18; Fil 3:1; Fil 4:1; Fil 4:4; Col 1:24; 1Ts 1:6; 1P 1:6-8;
11 Nuestra boca se ha abierto a ustedes, oh corintios; nuestro corazón se ha ensanchado. Sal 119:32; 2Co 7:3; 2Co 11:11; 2Co 12:15;
12 No están estrechos en nosotros, pero sí son estrechos en su [de ustedes] propio corazón. 2Co 7:2;
13 Por lo tanto, para corresponder del mismo modo (como a hijos hablo), ensánchense también ustedes. 1Co 4:14; Gá 4:12;

Pablo buscaba diligentemente "despertar" a los corintios a una faz más amplia en lo que respecta al sentido de la vida cristiana. El no quería que las cartas sonasen como quejas o reproches; No quería que nadie tropiece, que nadie se extravíe.
Independientemente de lo que pudieran decir de él, las marcas en su cuerpo, las múltiples tribulaciones y angustias daban por sentado que Pablo era oficialmente el verdadero ministro de Cristo.
Todo ministro Espiritual, sabe discernir a las personas y no se deja influenciar por las alabanzas o críticas de los demás. Escucha, analiza, comprueba y emite un veredicto.
Las múltiples situaciones que padece un ministro, parece provocar entristecimiento, dolor, impaciencia según la carne; Sin embargo lo más importante son las riquezas Espirituales, el servicio que produce fruto para Dios, eso es lo que realmente importa.
Si hemos de sufrir, eso debería generarnos un mayor peso de gloria

2 Corintios 4
17 Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros «un cada vez más excelente» y eterno peso de gloria;  Sal 30:5; Is 54:7; Ro 8:18; 1P 1:6; 1P 5:10; Lc 24:26; Gá 6:2; 1P 5:1; 1P 5:4; Mt 5:12; 1Jn 3:2;

Finalizando con el capitulo

14 No se unan en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia [iniquidad, maldad grande, gran injusticia, perversidad extrema]? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? Dt 7:3; Jos 23:12; Esd 9:2; Neh 13:25; Hch 26:18; 1Co 7:39; Ef 5:7; Ef 5:11; 1Jn 1:6; Mt 6:23; Mt 13:41; Jn 12:46; Dt 7:2; 1S 5:1-2; 1R 8:21; 1Co 5:9; 1Co 10:21;
15 ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? 1Co 10:21;
16 ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque ustedes son el templo del Dios viviente, como Dios dijo : Habitaré y andaré entre ellos, Y seré su Dios, Y ellos serán mi pueblo. Ex 6:7; Ex 29:45; Lv 26:12; Jer 31:33; Ez 11:20; 1Co 3:16; Ef 2:22; Ap 2:1; Ap 21:3; Gn 31:19; 1Co 8:4; He 3:6; Stg 4:5; Lv 26:11; Ez 37:26; 1Co 6:19; 1Co 10:7; 1Co 10:14; Ef 2:21; 1P 2:5;
17 Por lo cual, Salgan de en medio de ellos, y apártense, dice el Señor, Y no toquen lo inmundo; Y yo les recibiré, Is 52:11; Ez 20:34; Ez 20:41; Sof 3:20; 2Co 7:1; Ap 18:4;
18 Y seré para ustedes por Padre, Y ustedes me serán hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso. Ex 4:22; 2S 7:8; 2S 7:14; Is 43:6; Jer 31:9; Os 1:10; Ap 21:7; Mt 5:9; Mt 5:16; Mt 11:27; Lc 11:13; Jn 8:42; Ef 5:20; Ap 1:8; Jer 31:1;
Por alguna razón inesperada, parece que Pablo cambia de tema. Parece que la carta hubiera sido escrita en dos o más tiempos. Y en esta ocasión parece reiterar instrucciones asociada a lo que está expresando, para que comprendan que la pérdida del sentido o propósito Espiritual se produce cuando el cristiano contrae compromisos con los incrédulos; Tales vínculos solo provocan un extravió, los cuales deben ser evitado todo el tiempo de nuestra peregrinación.

eterozuge;w Código MAB: 1889 Código Strong: G2086
- Pronunciación: eteroziieo
- Diccionario MAB:  juntarse en yugo (de yunta o yunto) desigual, unirse desigualmente para hacer labores
----------------------------------------
Diccionario STRONG:
de un compuesto de G2087 G1320; instruir diferentemente:- (unir en) yugo desigual.

"Yugo desigual": Se refiere a cualquier participación de los cristianos en prácticas de carácter idólatras, como así también unirse sentimentalmente o laboralmente (en cualquier clase de relaciones) con los incrédulos de manera tal comprometan su propósito cristiano. Por lo general esta advertencia se aplica mucho más en lo que se refiere a la unión matrimonial con los incrédulos, lo cual es incompatible; Y esto desde la antigüedad (Dt 22:10).

beliar  Código MAB: N94 Código Strong: G955
- Pronunciación: beliar
- Diccionario MAB:  Belial
----------------------------------------
Diccionario STRONG:
de origen hebreo [
H1100]; indignidad; Belial, como epíteto de Satanás:- Belial.

בְּלִיַּעַל Código MAB: 660  Código Strong : H1100
- Transliteración y posible pronunciación: beliyaal
- Idioma Original: Hebreo
- Tipo: Vocablo raíz u origen
- Diccionario Strong MAB : impío, injusto, malo, malvado, perversidad, perverso, pestilencial.
 - Observación auxiliar: 
---------------------------------------
 - Adicional:
de H1097 y H3276sin gananciainutilidad; por extensión destrucción, maldad (frecuente en conexión con H376H802H1121, etc.)

Ser indulgentes con prácticas incompatibles es contaminar el Templo de Dios, ya sea de manera individual como colectiva (congregacional).
Cada vez que las congregaciones buscan alianzas con el Estado y sus ministerios; Cada vez que se une con otras religiones (ecumenismo); Cada vez que intenta imponer el humanismo, las banderas, las practicas seculares, la diversión y el entretenimiento en las congregaciones, están contaminando el Templo de Dios.

Esperamos con este resumen que los cristianos reciban la misma exhortación que recibieron los cristianos de Corinto, que sepan analizar los servicios, los ministerios, los ministros, las intenciones, los intereses, las verdaderas funciones de la Iglesia y la incompatibilidad con el mundo.




La Paz del Señor Jesús





0 comentarios:

Publicar un comentario

Información-Más Recursos-

    POR EL MOMENTO NOS CONGREGAMOS EN ESTE LUGAR
    Ver La Iglesia Biblica en un mapa más grande