miércoles, 5 de junio de 2019

07 - CONSEJOS CRISTIANOS



MENSAJES DOMINGO 29/05/2018

Por el Hno. Santiago


En esta oportunidad desarrollaremos el último capítulo (6) de la carta a los gálatas.
Y el capítulo comienza con el término vocativo “hermanos”, lo cual indica claramente que Pablo ha concluido con los motivos de la carta y al despedirse brinda como siempre consejos sanos para un buen aprovechamiento y una mejor vida cristiana.

Gálatas 6
1 Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, ustedes que son espirituales, restáurenle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado. Sal 141:5; Rm 15:1; 1Co 2:15; 1Co 4:21; 1Co 10:15; 2Co 2:7; 2Ti 2:25; He 12:13; Stg 5:19; Sal 51:12; Stg 1:13; Stg 3:13; Rm 14:1; 1Co 9:22;
αδελφοι-Hermanos εαν-si [condicional]/si alguna vez και-también προληφθη-sea tomado (totalmente/por completo) ανθρωπος-hombre εν-en τινι-algún παραπτωματι-caer al lado υμεις-ustedes οι-los πνευματικοι-espirituales (cualidades) καταρτιζετε-estén ajustando (alineando) hacia abajo τον-a el τοιουτον-tal εν-en πνευματι-espíritu πραοτητος-de mansedumbre de temperamento σκοπων-poniendo atención σεαυτον-a ti mismo μη-no και-también συ- πειρασθης-seas (tentado)/puesto a prueba

prolambanw: Código MAB: 3723 Código Strong: G4301
- Pronunciación: prolambano
- Diccionario MAB:  anticiparse; sorprender  
Diccionario STRONG: de G4253 y G2983; tomar por adelantado, i.e. (literalmente) comer antes que los demás tengan una oportunidad; (figurativamente) anticiparse, sorprender:- adelantar, anticipar, sorprender, tomar.

paraptwmaCódigo MAB: 3349 Código Strong: G3900
- Pronunciación: paraptoma
- Diccionario MAB:  transgresión, error, delito, falta, ofensa, pecado      
Diccionario STRONG: de G3895; deliz (lapso o desviación), i.e. error (intencional) o transgresión (voluntaria):- ofensa, pecado, transgresión, falta, defección, delito.

¿En que radica el primer consejo de Pablo? Radica en la restauración de hermanos que están en faltas.
Entonces, ¿Existe la restauración de hermanos caídos? Obviamente sí, esta carta manifiesta que la Iglesia debe trabajar en estas áreas.
El hecho de que haya brindado este consejo no implica que las Iglesias en Galacia no lo hiciera, sino, para contrarrestar esa actitud de desprecio que provoca el legalismo y la religiosidad. Porque el legalismo y la religiosidad opera en el trato personal, es decir, se basa en la egolatría y en el egoísmo y no tolera las faltas, ni mucho menos a los pecadores.
La religiosidad no se basa en el amor, ni mucho menos en la restauración. Ejemplos: La religión católica maltrata a los pecadores y hasta hace 300 años perseguía y mataba a los que ellos denominaban “herejes” (inquisición); Lo mismo paso con la reforma protestante que prontamente se convirtieron en la “nueva roma” con multiplicidad de sub-religiones siguiendo los mismos objetivos que el catolicismo y la misma organización clerical jerárquica, pero eso es otro tema.

Volviendo a la carta: Que Pablo solicite el carácter Espiritual de restauración implica que hay cristianos que caen en tentaciones. ¿Los cristianos caen en tentaciones?, si caen, no todos, pero sí. ¿Pecan?: Si, pecan, y según el pecado quedan presos en sus pecados, en sus conciencias. Lo que nos lleva a preguntar ¿Quiénes pecan y porque pecan?: Pecan los débiles en la fe, pecan los que no han alcanzado una madurez Espiritual (inclusive hablando también de tantos supuestos ministros salidos de escuelas a quienes se les sorprende en terribles pecados y hacen que el Nombre del Señor Jesús sea blasfemado por los incrédulos).
Sabiendo que los cristianos son tentados y algunos (por no decir una mayoría) caen en la tentación, la pregunta sería ¿Por qué caen?

2 Pedro 1
ustedes también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadan a su [de ustedes] fe virtud; a la virtud, conocimiento; Fil 4:8; 1P 3:7;
al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad [reverencia y respeto]; He 10:36; Stg 1:3; Hch 24:25; Gá 5:23;
a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. He 13:1; 1Jn 4:16; Rm 12:10; 1P 1:22;
Porque si estas cosas están en ustedes, y abundan, no les dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesús, el Cristo. Jn 15:2; Tit 3:14; Mat 7:16-21; Gá 5:22; Stg 2:20;
Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta; es ciego, habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados.  Job 5:14; Job 12:25; Is 59:10; Sof 1:17; Ef 5:26; Tit 2:14; He 9:14; 1Jn 1:7; 1Jn 2:9-11; Ap 7:14;
10 Por lo cual, hermanos, tanto más procuren hacer firme su [de ustedes] vocación [llamamiento, reclutamiento] y elección; porque haciendo estas cosas, no caerán jamás.  1Ts 1:4; 2P 3:17; 1Jn 2:10; Mat 22:14; Rm 11:29; 2P 1:3;

Romanos 8
Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz.  Rm 6:21; Rm 8:13; Col 2:18; Gá 6:8;
Por cuanto los designios [intenciones, tendencias] de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; 1Co 2:14; Stg 4:4;
y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.  Rm 7:5;

Entonces caen, porque son ociosos ¿Qué es un ocioso? Un ocioso es aquel que no tiene uso ni ejercicio de aquello a lo que está destinado. Es cuando un cristiano sabe lo que tiene que hacer, pero no lo hace y dedica ese tiempo para su carne. A ese tiempo infructuoso a ese estado inútil, se le llama ocio. Los cristianos son ociosos cuando ocupan su tiempo para la televisión chatarra o sensual, son ociosos cuando por vanidad se dedican en demasía a su cuerpo en un gimnasio y sus derivados, cuando continuamente se expone en las redes sociales, cuando por reconocimiento se esfuerzan por mejorar en algún deporte, estudio o profesión, son ociosos cuando están continuamente pensando en dinero o medios para obtener bienes. En toda actividad carnal está satanás tentando a las personas, jugando con su ambición con su vanidad. Y una vez que caen quedan empantanado en algún vicio, en un pecado inmoral, en excesivo trabajo, en excesivo estudio, etc.

Es entonces cuando por impotencia o incapacidad el cristiano caído necesita restauración. Y la Iglesia es el medio.
¿Qué es la restauración?

restaurar. (Del lat. restaurāre). tr. Recuperar o recobrar. / Reparar, renovar o volver a poner algo en el estado o estimación que antes tenía.

katarti;zw: Código MAB: 2366 Código Strong: G2675
- Pronunciación: katartizo
- Diccionario MAB:  remendar, preparar, terminar la instrucción, poner en orden, perfeccionar
Diccionario STRONG: de G2596 y un derivado de G739; completar totalmente, i.e. reparar (literalmente o figurativamente) o ajustar:- hacer apto, completar, constituir, perfeccionar, perfectamente, preparar, remendar, restaurar, unir.

La restauración es el trabajo procesual por recuperar, reparar, reordenar la vida del cristiano caído. Al respecto dentro de la Iglesia debe existir un ministerio formado por hombres Espirituales que ayude a la restauración de las personas.
Ahora bien, no se debe confundir la restauración con la compunción tolerante, que es cuando se tolera el continuo pecado del pecador, es decir, por ejemplo: Si un hermano ha caído en un vicio como el alcohol o tabaquismo, no hay que tolerar que se lo vea borracho o que llegue borracho a la congregación. El tal debe ser reprendido y quitado de la congregación de los justos, para evitar el mal ejemplo.

Ahora bien, no es lo mismo que caiga un hermano débil en la fe, que caiga un ministro. Si bien ambos pueden ser restaurados, el ministro pierde toda su capacidad de servicio. El Estándar Santo del Señor Jesús es muy exigente; Y que un ministro tenga por requisito la irreprensibilidad (1Ti 3:2; Tit 1:6-7) implica que solo tiene una única oportunidad de ser un siervo íntegro y fiel. Un ministro caído queda completamente relegado por el Señor Jesús, es decir, el Señor Jesús jamás volverá a caminar con él, ya no lo utilizará nunca más. Y a pesar que aún existan ministros que descaradamente siguen en servicio avalado por una institución religiosa, deben saber que tanto el ministro como la institución que los avala son falsos.

Gálatas 6
Sobrelleven los unos las cargas de los otros, y cumplan así la ley de Cristo. Jn 13:34; Rm 15:1; Gá 5:14; 1Ts 5:14; 1Jn 4:21; 1Co 9:21; Mat 11:29; Jn 13:14;
Porque el que se cree ser algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña. 1Co 3:7; 1Co 3:18; 2Co 12:11; Gá 2:6;

Este texto, basado en el amor al prójimo, demanda la cooperación mutua de sobrellevar las situaciones y dificultades que puedan tener algunos hermanos.
Esto nos recuerda al texto ya estudiado de Romanos 15:1 “los fuertes deben soportar la flaqueza de los débiles” y eso implica dejar de pensar en nosotros para pensar en el otro.
Considere lo que no debe hacer cuando un hermano sobrelleva una carga o está caído: No se burle del hermano caído o cargado, no chismosee del hermano caído o cargado, no se jacte de estar libre de carga o de su firmeza.
De igual manera, no sea cómplice del pecado del caído, callando o no denunciando. Debemos procurar ayudar a levantar o sobrellevar la situación del hermano.

2 Corintios 2
así que, al contrario, ustedes más bien deben perdonarle y consolarle, para que no sea consumido de demasiada tristeza.

Mateo 18
15 Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú y él solos; si te oyere, has ganado a tu hermano.  Lv 19:17; Lc 17:3; 1Co 9:19-22; 2Ts 3:15; Tit 3:10; Stg 5:19; 1P 3:1; Gá 6:1; Pr 17:10;
16 Mas si no te oyere, toma aún contigo a uno o dos, para que en boca de dos o tres testigos conste toda declaración.  Nm 35:30; Dt 19:15; Jn 8:17; 2Co 13:1; 1Ti 5:19; He 10:28; Dt 17:6;
17 Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y si no oyere a la iglesia, tenle por gentil y publicano [recaudador de impuestos]. Mat 5:46-47; Rm 16:17; 1Co 5:4-5; 1Co 5:9-13; 1Co 6:1-6; 2Ts 3:6; 2Ts 3:14; 2Jn 1:10; Mat 16:18; 1Co 5:9; 1Co 14:4; Ap 1:4;

1 Corintios 12
26 De manera que si un miembro sufre [padece], todos los miembros se duelen con él, y si un miembro recibe honra, todos los miembros con él se gozan Rm 12:15;

Como Iglesia debemos comprender que la carga o caída de un hermano afecta a toda la Iglesia. Un pecado no tratado no solo afecta al que lo cometió, sino que también contamina a todo el cuerpo, un mal ejemplo se dispersa como cáncer dentro del Cuerpo.
Toda enfermedad es tratada, de igual forma, todo pecado, toda carga debe ser atendida de manera conjunta. Siempre y cuando el hermano permita que su carga sea sobrellevada o que se deje restaurar, porque si huye o evita la exhortación, el Señor se encargará de quitarlo del Cuerpo.

Gálatas 6
Así que, cada uno someta a prueba su propia obra, y entonces tendrá motivo de gloriarse sólo respecto de sí mismo, y no en otro; 1Co 11:28; 2Co 13:5; Mr 14:6; Gá 3:10; Stg 2:14-26;

Otra recomendación para cristianos es que tengan la capacidad de examinar el o los ministerios que se le ha encargado. Y no solamente hablamos de servicios en la Iglesia, sino también de ministerios tales como el ser padre o madre, esposo o esposa, etc. Obviamente el patrón de examinación debe ser las Escrituras sumado al autoconocimiento de cómo ha llevado o lleva los ministerios. El grado de satisfacción estará supedita a lo que la conciencia considere como una buena labor siempre considerando que “el que se gloría, gloríese en el Señor; porque no es aprobado el que se alaba a sí mismo, sino aquel a quien Dios alaba” (2Co 10:17-18).

porque cada uno llevará su propia carga. Rm 14:12; Sal 62:12; Jer 17:10; Jer 32:19; Mat 16:27; Rm 2:6; 1Co 3:8; 2Co 5:10; Ap 2:23; Ap 22:12;

¿Qué significa “porque cada uno llevará su propia carga”?. Cada cristiano es responsable de los ministerios otorgados, la responsabilidad personal por cada acción no puede ser compartida con otros. 
Considerado con el texto 2, las cargas deben ser llevadas en mutua cooperación, pero el peso de la responsabilidad es personal.
La verdadera satisfacción solo es lograda cuando el cristiano hace de corazón y con el mejor desempeño lo ordenado por su Señor.

El que es enseñado en la palabra, haga partícipe de toda cosa buena al que lo instruye. Rm 15:27; 1Co 9:11; 1P 5:2;

1 Corintios 9
11 Si nosotros sembramos entre ustedes lo espiritual, ¿es gran cosa si segáremos de ustedes lo material? Rm 15:27; Gá 6:6;
12 Si otros participan de este derecho sobre ustedes, ¿cuánto más nosotros? Pero no hemos usado de este derecho, sino que lo soportamos todo, por no poner ningún obstáculo al evangelio de Cristo. Hch 20:33; 1Co 9:15; 1Co 9:18; 2Co 6:3; 2Co 11:12; Hch 20:33-35; 2Co 6:3-10; 2Co 11:7-12; 2Co 11:9; 2Co 12:13;
13 ¿No saben que los que trabajan en las cosas sagradas, comen del templo, y que los que sirven al altar, del altar participan?  Lv 6:16; Lv 6:26; Lv 7:6; Nm 5:9-10; Nm 18:8-20; Dt 18:1; Lv 7:31-32; Nm 18:31;

Pablo, como ministro de Cristo Jesús, destaca que la enseñanza cristiana es un oficio Espiritual, un don de Dios el cual es depositado en sus siervos, quienes deben ministrar a los demás. Por esta razón existe igualmente la responsabilidad de los instruidos (los que reciben la enseñanza) en corresponder a las necesidades de los ministros.
Esto no da pie a cosas tales como el diezmos o colectas obligatorias, ni al enriquecimiento de ministros o de instituciones religiosa. Debe comprenderse que a todo oficio le corresponde un salario digno que cubra las necesidades básicas.
Quizás consideren fácil la labor de una buena enseñanza bíblica, no lo es, lleva tiempo escuchar y comprender la voz del Señor Jesús para preparar y ministrar lo que Él desea y sabe que necesitamos.

Gálatas 6
No se engañen; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. 1Co 6:9; 1Co 15:33; 2Co 9:6; Stg 1:16; Lc 16:25; 1Co 6:10;
Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna. Job 4:8; Os 8:7; Rm 6:21; Stg 3:18; Sal 51:11; Jn 1:33; Jn 12:25; Hch 2:4; Hch 13:48; Rm 8:9; Gá 5:25; Tit 3:5; Ap 3:22;
No nos cansemos, por lo tanto, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos. Mat 10:22; 1Co 15:58; 2Ts 3:13; He 10:36; He 12:3; He 12:5; Lc 18:18; Stg 4:17;
10 Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe. Pr 3:27; Jn 9:4; Jn 12:35; Ef 2:19; Ef 4:28; 1Ts 5:15; 1Ti 5:8; 1Ti 6:18; He 3:6; Gn 1:31; 2Jn 1:8; 3Jn 1:11; Jud 1:3;

Pablo nos está desafiando a seguir haciendo lo correcto y confiar a Dios los resultados, sabiendo que, a su tiempo, cosecharemos las bendiciones.

11 Vean con cuán grandes letras les escribo de mi propia mano. 1Co 16:21;
12 Todos los que quieren agradar en la carne, éstos les obligan a que se circunciden, solamente para no padecer persecución a causa de la cruz de Cristo. 2Co 11:13; Gá 2:3; Gá 5:11; Hch 15:1; Fil 3:3; Fil 3:18; 2Ti 3:12;
13 Porque ni aun los mismos que se circuncidan guardan la ley; pero quieren que ustedes se circunciden, para gloriarse en su [de ustedes] carne. Lc 11:28;
14 Pero «lejos esté» de mí gloriarme, sino en la cruz de nuestro Señor Jesús el Cristo, por quien el mundo me es crucificado a mí, y yo al mundo. Rm 6:6; 1Co 2:2; Fil 3:3; Fil 3:7-8;
15 Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale nada, ni la incircuncisión, sino una nueva creación. Jn 3:5; Jn 3:7; Rm 2:28; Rm 6:4; Gá 5:6; Jn 1:3; Col 3:11; Ap 3:14; Mat 12:50; Jn 15:14; 2Co 5:16;
16 Y a todos los que anden conforme a esta regla, paz y misericordia sea a ellos, y al Israel de Dios. Sal 125:5; Sal 128:6; Rm 2:29; Rm 4:12; Rm 9:6-8; Gá 3:7; Gá 3:9; Gá 3:29; Fil 3:3; Lc 3:8;
17 «De aquí en adelante» nadie me cause molestias; porque yo traigo en mi cuerpo las marcas del Señor Jesús. Fil 3:10; 2Co 4:10;
18 Hermanos, la gracia de nuestro Señor Jesús, el Cristo sea con su [de ustedes] espíritu. Amén. TR[Enviada de Roma a los Gálatas.] Rm 16:20; 2Ti 4:22; Flm 1:25; Sal 51:12;

A partir, posiblemente del verso 6:1, Pablo toma la pluma y escribe personalmente los saludos finales. Hizo lo mismo en otras cartas, para que quede testimonio de su legitimidad.

Como ya se ha expresado, los judaizantes legalistas habían hecho énfasis en la circuncisión como señal de dignidad y santidad ante Dios, pero ignoraban las otras leyes judías.
Muchos cristianos establecen para sí principios bíblicos, y una serie de prohibiciones y luego usan esa vara para medir también a los demás. Eso es lo que está mal.

El mundo está lleno de tentaciones. Cada día somos tentados más de 300 veces, mediante la presión laboral, presión impositiva, el consumismo, el entretenimiento, la ociosidad, la vanidad, etc. La única forma de escapar de estas influencias pecaminosas y destructivas es pedir a Dios que nos ayude a crucificar la carne, para morir al mundo y así vivir solo para Cristo.
Es fácil ser atrapado por lo superficial, incluida con aquellas cosas que tienen falsamente el rótulo de cristiano. Tenga cuidado, la cultura humanista y su filosofía de una “buena vida” basada en el estudio, el trabajo para el consumismo, lo conduce a un callejón vacío y a veces sin salida. Quienes busquen la vida material jamás experimentarán la verdadera libertad.

Pablo espera con esta carta que la Iglesia sea restaurada en toda su funcionalidad y que no sea confundida con falsas doctrinas, con religiosidad o legalismo.
Usemos la libertad para vivir para Cristo y para servirle solo a Él.



La Paz del Señor Jesús con ustedes.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Información-Más Recursos-

    POR EL MOMENTO NOS CONGREGAMOS EN ESTE LUGAR
    Ver La Iglesia Biblica en un mapa más grande