miércoles, 5 de junio de 2019

07 - MUERTOS AL PECADO



para descargar este audio click aquí
MENSAJE DOMINGO 05/11/2017

Por el Hno. Santiago


En esta oportunidad desarrollaremos el capitulo 6 de la carta a los romanos.

Introducción
Pablo, luego de establecer jurídicamente la culpabilidad del hombre, lo que inmediatamente y consecuentemente prosigue es determinar el castigo, es decir, lo que se impone al hombre por todas las faltas y delitos cometidos (Capítulos del 1 al 3).
Los capítulos 4 y 5 profundizan en el origen de la cultura pecaminosa y en la justificación por la fe.
Cuando conocemos la preciosa verdad de la justificación por la fe, nos gozamos en el plan de Dios y nos maravilla tan profundo conocimiento.
Sin embargo, sin desmerecer la doctrina de la justificación, debo decirles que la justificación por la fe es apenas la mitad de la Verdad revelada acerca del Plan de Dios.
En esta era tan apóstata, muchos cristianos con dificultad llegan a comprender la doctrina de la justificación y a falta de conocimiento de todo el plan, no logran vivir una plena vida cristiana porque no entiende las razones de la vida cristiana.
A partir del capítulo 6 Pablo nos lleva a un plano sobre elevado para que entendamos el plan de Dios. 

Nosotros como cristianos, tenemos una noción del plan de Dios, hasta puede que lo entendemos bien, porque el Espíritu Santo del Señor Jesús ha operado en nuestras consciencia y nos ha convencido de pecado (Jn 16:8) generando un arrepentimiento genuino y una conversión espiritual y cultural.

Para los cristianos, la carta escrita a los romanos, es un excelente desarrollo argumentativo que nos permite afianzar la doctrina de la salvación del hombre, cubriendo todos los posibles cuestionamientos inclusive de los que contradicen al Evangelio.

Tito 1
retenedor de la palabra fiel tal como ha sido enseñada, para que también pueda exhortar con sana enseñanza y convencer a los que contradicen 2Ts 2:13; 2Ts 2:15; 1Ti 1:10; 1Ti 1:15; 2Ti 1:13; Hch 2:42; 1Ti 6:3; Tit 2:1;

Con la meditación anterior, nuestro hermano Gabriel expuso el problema del pecado desde la raíz, es decir, desde la caída de Adán.
Si miramos con atención, Pablo está insertando un conocimiento más amplio y más profundo en lo que refiere al Evangelio para Salvación; Comenzó a hablar del reino de la muerte.

Romanos 5:17 "por la transgresión de uno solo reinó la muerte"
Romanos 5:14 "reinó la muerte desde Adán hasta Moisés"

¿Qué es el reino de la muerte?
Cuando se habla del "reino de la muerte", muchos piensan que Pablo está hablando en sentido figurado, como haciendo una analogía de la situación espiritual del hombre. Algunos son impulsado a pensar que cuando dice "reino de la muerte" se refiere al infierno, pero no es así. La expresión de Pablo es estrictamente literal, de igual modo que esta expresión.

Romanos 8
Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz

Preste atención, abra los ojos y sus oídos: La forma de vida que hay en el mundo, la vida incrédula, ese estilo de vida que mantienen todos allí afuera ese es el reino de la muerte; Esta vida física basada en la supervivencia, en la vida materialista y consumista es el reino de la muerte, esta carne pertenece al reino de la muerte (1Co 15:50).
La muerte es un poder, un poder de destrucción. Todas las naciones, con sus correspondientes culturas, con sus líderes, con sus milicias, con sus ciencias, con sus organizaciones y sus sistemas educativos, solo están sirviendo a la muerte. Este mundo es un reino de esclavitud y destrucción (Ap 11:18); Y las personas (los incrédulos) sirven a ese poder solamente para sobrevivir en la corta vida carnal; Nacen en pecado para vivir en pecado, no tienen una razón para hacerlo, nada tiene sentido, solo es "vanidad y aflicción de espíritu" (Ec 1:2), sus vidas son solo un servicio a la muerte. Salomón lo había visto con claridad pero no pudo hacer nada. En cambio Pablo, que lo entendía perfectamente, estaba profundizando en el Camino trazado por el Señor Jesús. Hablo del Camino para salir del reino de la muerte e ir al Reino de la Luz. Un Camino de Gracia, de perdón, de restitución, todo de acuerdo a la legislación de Dios.

La ley sirvió para demostrar cuan malo era el hombre, pero también para encerrar al pecado, delimitarlo legalmente.
La muerte en la cruz es un portal a la Vida Eterna, una puerta para escapar de la cultura pecaminosa a una vida santificada.

Algunos podían haber interpretado que ante la debilidad del hombre en su adicción al pecado, la gracia del Señor toleraba la vida pecaminosa, pero no es así; La abundancia de la Gracia refiere a sobrepasar los tiempos desde los inicios hasta el fin.

Pablo por el Espíritu quiere que entiendan que semejante sacrificio hecho por el Hijo de Dios, merece nuestro servicio al propósito de Dios y no a los propósitos del mundo y su reino de muerte.
Es por eso que Pablo exhorta

Romanos 6
 ¿Qué, por lo tanto, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde?  Ro 3:8; Ro 6:15; Ro 3:5;
 En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?  Ro 6:11; Ro 7:4; Ro 7:6; Gá 2:19; Col 2:20; Col 3:3; 1P 2:24; Lc 20:16;
 ¿O no saben que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte?  Mt 28:19; Gá 3:27; Hch 2:38; Hch 8:16; Hch 19:5; 1Co 1:13-17; 1Co 12:13;
 Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva.  Jn 11:40; Hch 2:24; Ro 6:9; Ro 7:6; Ro 8:11; 2Co 5:17; 2Co 13:4; Gá 6:15; Ef 4:23-24; Col 2:12; Col 3:10; Ef 4:23; Fil 3:10-11; He 12:1; 1P 2:2;

¿Han muerto al pecado?
Esta es la pregunta que realmente debemos responder con nuestra vida.
Es aquí, donde debemos ser puntilloso en muchos conceptos.
Debemos comprender, que bíblicamente, cuando se habla de "muerte" no solo se trata del concepto de ausencia de vida física sino de muchos más.
Lamentablemente, nuestro idioma castellano ha deformado o ha mezclado los conceptos de muerte, morir y fallecer.
Mirando el diccionario bíblico desde el griego koiné, podremos observar que el idioma bíblico original distingue el verbo "morir" del "fallecer", de igual modo distingue el sustantivo "muerte" de "defunción". Deseamos que como cristianos tengan conceptos claro de cada vocablo y su uso en las Escrituras.

Primeramente el sustantivo

ya;natov: Código MAB: 2060 Código Strong: G2288
- Pronunciación: dzánatos
- Diccionario MAB:  muerte, peligro de muerte, mortal             
Diccionario STRONG: de G2348; (propiamente adjetivo usado como sustantivo) muerte (literalmente o figurativamente):- mortal, mortandad, muerte, muerto, -a.

Este vocablo sustantivo es el principal, y su significado etimológico es "destruido", "destituido", "separado de Dios". Implica directamente que "muerte" es separación.
Un hombre está muerto cuando está separado de Dios.
Muerte implica literalmente "destitución", "sin herencia", "desheredado", "sin parte".

Romanos 3
23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,

Por ejemplo: En la antigüedad, cuando un padre desheredaba a un hijo por alguna circunstancia adversa o de mala conducta, el padre lo tenía literalmente por muerto, es decir, que a pesar de su existencia, no tenía parte con la familia, ni con la descendencia, su nombre era borrado literalmente de todo documento familiar y de bienes. Es el caso de la historia del "hijo pródigo" que pidió su herencia y el padre se la dio; Y desde el momento que el hijo se fue, quedaba muerto para su padre, ya no tenía nada que ver con la familia.

Entonces en las Escrituras cuando se utiliza el vocablo ya;natov está haciendo referencia a una persona que está completamente desvinculada de Dios, que no tiene nada que ver con Dios y a quién Dios jamás escuchará por su condición pecaminosa (Pr 28:9).
La mera existencia física no significa nada, es un lapso de gracia para que el hombre se arrepienta y pueda revertir su situación, porque una vez fallecido ya no puede hacer absolutamente nada.

Cuando hablamos de "fallecer" en el NT, se utilizan los siguientes vocablos

apoynh;skw: Código MAB: 549 Código Strong: G599
- Pronunciación: apodznisko
- Diccionario MAB:  fallecer, morir, exponerse a la muerte, ser mortal           
Diccionario STRONG: de G575 y G2348; morir (literalmente o figurativamente):- matar, moribundo, morir, mortal, muerto, perecer.

kayeu;dw: Código MAB: 2221 Código Strong: G2518
- Pronunciación: kadzevdo
- Diccionario MAB:  dormir, estar dormido, descansar, reposar; fallecer, (morirse)
Diccionario STRONG: de G2596 y εὕδω évdo  (dormir); acostarse para descansar, (por implicación) quedarse dormido (literalmente o figurativamente):- dormir.

koima;omai: Código MAB: 2518 Código Strong: G2837
- Pronunciación: kimaome
- Diccionario MAB:  dormir(se), fallecer, (morir), acostarse, (estar tendido sin actividad)      
Diccionario STRONG: de G2749; poner a dormir, i.e. (pasivamente o reflexivamente) dormitar; figurativamente morir, fallecer:- dormir.

ne;krwsiv: Código MAB: 2972 Código Strong: G3500
- Pronunciación: nekrosis
- Diccionario MAB:  muerte 
Diccionario STRONG: de G3499: fallecer, figurativamente impotencia:- esterilidad, muerte.

teleuta;w: Código MAB: 4369 Código Strong: G5053
- Pronunciación: teleftao
- Diccionario MAB:  fallecer, morir     
Diccionario STRONG: de un derivado presunto de G5055; terminar la vida (por implicación de G979), expirar (fallecer):- morir.

Entonces, completando los demás conceptos, cuando un hombre "fallece" lo hace porque su espíritu se separa del cuerpo físico y es lo que nosotros interpretamos como "muerte". Si bien conceptualmente es correcto y consecuente, hay que comprender que más que preocuparse por el "fallecer" (físicamente hablando) uno debe preocuparse por la "muerte" ante Dios (espiritualmente hablando).
Por eso el ser humano "vive" equivocadamente, porque está ocupándose en mantener su carne sin resolver su verdadera y crítica condición que es su muerte espiritual. Y como ya hemos leído, "el ocuparse de la carne es muerte". Por lo tanto, el cristiano no debe vivir del mismo modo que los incrédulos, sino con el sentir de Cristo, amando al prójimo (Fil 2:4).

Entonces, habiendo comprendido el concepto de "muerte" como "separación". El Señor Jesús hizo lo necesario legalmente hablando, para que seamos "separado", "destituido", "desheredado" del poder de la muerte y a su vez nos da gratuitamente la bendita y gloriosa herencia de reconciliación con Dios mediante la resurrección de entre los muertos.
El único poder que nos libra del reino de la muerte, es el poder de la Vida que actuó en Cristo Jesús resucitándole de los muertos a fin de que nosotros seamos levantado con Él.
El Señor Jesús nos ha trasladado del reino de la muerte al reino de la Vida mediante su muerte y resurrección.

Colosenses 1
13 el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo,

Lo que nos lleva a cuestionar en la práctica a muchos cristianos: Si han "muerto" al pecado, ¿Por qué se preocupan por cosas mundanas que no tienen ni parte, ni suerte, ni herencia con ustedes?.
El Señor Jesús explicaba esto a sus discípulos y no le entendían.

Mateo 6
25 Por tanto les digo: No se preocupen [afanen] por su [de ustedes] vida [el alma], qué han de comer o qué han de beber; ni por su [de ustedes] cuerpo, qué han de vestir. ¿No es la vida [el alma] más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?
26  Observen las aves del cielo, que no siembran, ni siegan [cosechan], ni recogen en graneros; y su [de ustedes] Padre celestial las alimenta. ¿No valen ustedes mucho más que ellas?
27 ¿Y quién de ustedes podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo?
28 Y por el vestido, ¿por qué se afanan? Consideren los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan;
29 pero les digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos.
30 Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a ustedes, hombres de poca fe?
31 No se preocupen [afanen], por lo tanto, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos?
32 Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero su [de ustedes] Padre celestial sabe que tienen necesidad de todas estas

En un sentido legal ante Dios, y esta es la razón por la que lo hacemos, nuestro bautismo en agua representa literalmente nuestra acción de morir al mundo y sus propósitos (voluntad y deseos) para nacer en el Reino de la Vida y sumarnos a la causa del Señor Jesús mediante una vida santificada.

La Sangre de Cristo derramada por nosotros trata respecto de nuestros pecados, la resurrección mencionada en Ro 6:4 nos comunica con la vida en santidad "a fin de que como Cristo resucito de los muertos así también nosotros andemos en vida nueva", aquí se trata de nuestra conducta.

Si hemos comprendido correctamente lo que es la muerte y la resurrección, entonces todo el resto del capítulo 6 está comprendido.

Romanos 6
 Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, «así también» lo seremos en la de su resurrección;  2Co 4:10; Fil 3:10-11; Col 2:12; Col 3:1; Fil 3:10; Ro 8:11;
 sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado.  Ro 7:24; Gá 2:20; Gá 5:24; Gá 6:14; Ef 4:22; Col 3:9; Fil 3:10; 1P 4:1-2;
 Porque el que ha muerto, ha sido justificado del pecado.  Ro 6:18; 1P 4:1;
 Y si morimos con Cristo, creemos que también viviremos con él;  2Co 4:10; 2Co 13:4; 2Ti 2:11;
 sabiendo que Cristo, habiendo resucitado de los muertos, ya no muere; la muerte no se enseñorea más de él.  Hch 13:34; Ro 5:14; Ro 5:17; Ap 1:18; Hch 2:24;
10  Porque en cuanto murió, al pecado murió una vez por todas; mas en cuanto vive, para Dios vive.  He 7:27; 1P 2:24;
11  Así también ustedes considérense muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro.  Ro 6:2; Ro 7:4; Ro 7:6; Gá 2:19; Col 2:20; Col 3:3; 1P 2:24;
12  No reine, por lo tanto, el pecado en su [de ustedes] cuerpo mortal, de modo que lo obedezcan en sus concupiscencias [deseos pasionales desordenados] Sal 19:13; Sal 119:133; Mi 7:19; Ro 6:14; 2Co 5:17;
13  ni tampoco presenten sus [de ustedes] miembros al pecado como instrumentos de iniquidad, sino preséntense ustedes mismos a Dios como vivos de entre los muertos, y sus [de ustedes] miembros a Dios como instrumentos de justicia.  Ro 7:5; Ro 12:1; Col 3:5; 1P 2:24; 1P 4:2; 2Co 5:14; Lc 1:74; Gá 2:20; He 9:14;
14  Porque el pecado no se enseñoreará de ustedes; puesto que no están bajo la ley, sino bajo la gracia.  Ro 6:12; Ro 8:2; Ro 8:12; Ro 5:17; Ro 5:18; Ro 5:21; Ro 7:4; Ro 7:6; Gá 4:21;

Lo que todo cristiano debe comprender, es que todo lo que pertenece al mundo físico está corrompido por la muerte. Así que mientras vivamos en el estuche de carne, tendremos que aprender a equilibrar nuestra condición física. Lo importante es saber que si somos cristianos, entonces no estamos sometidos al pecado ni al dominio de su poder, "muertos al pecado", implica "destituido", "desvinculado" de su poder esclavizador, pero no quita que sigamos bajo ciertas influencias debido a nuestra existencia física. Para nosotros las reglas cambian, ahora soy yo, dotado de "dominio propio" que utiliza al mundo para fines práctico del propósito cristiano.

15  ¿Qué, pues? ¿Pecaremos, porque no estamos bajo la ley, sino bajo la gracia? En ninguna manera.  Ro 6:1; 1Co 9:21; Lc 20:16;
16  ¿No saben que si se someten a alguien como esclavos para obedecerle, son esclavos de aquel a quien obedecen, sea del pecado para muerte, «o sea» de la obediencia para justicia?  Mt 6:24; Jn 8:34; Ro 6:20; Ro 6:23; Ro 11:2; 1Co 3:16; 1Co 5:6; 1Co 6:2-3; 1Co 6:9; 1Co 6:15-16; 1Co 6:19; 1Co 9:13; 1Co 9:24; 2P 2:19;
17  Pero gracias a Dios, que aunque eran esclavos del pecado, han obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fueron entregados;  Ro 1:8; 2Ti 1:13; 2Co 2:14; 2Ti 1:3;
18  y libertados del pecado, vinieron a ser esclavos de la justicia.  Jn 8:32; Ro 6:7; Ro 6:22; Ro 8:2; Gá 5:1; 1P 2:16;

Una persona inclina su vida a aquello que quiere servir. Si obedece al mundo, absorbe la doctrina del mundo para servir al sistema maligno obedeciendo al mandato del pecado, tomando la dirección hacia la eterna condenación.
Si obedece al mandato de la justicia, absorbe la doctrina cristiana sometiéndose al Señorío de Cristo, por ende experimenta la santificación y se dirige a la Vida Eterna.

19  Hablo como humano, por su [de ustedes] humana debilidad; que así como para iniquidad [maldad grande, gran injusticia, perversidad extrema] presentaron sus [de ustedes] miembros para servir a la inmundicia y a la iniquidad, así ahora para santificación presenten sus [de ustedes] miembros para servir a la justicia.  Ro 3:5; Ro 6:13; 1Co 9:27;
20  Porque cuando eran esclavos del pecado, eran libres acerca de la justicia.  Ro 6:16; Mt 6:24; Jn 8:34;
21  ¿Pero qué fruto tenían de «aquellas cosas» de las cuales ahora se avergüenzan? Porque el fin de ellas es muerte.  Pr 14:12; Jer 12:13; Ro 1:32; Ro 7:5; Ro 8:6; Ro 8:13; 2Co 4:2; Gá 6:8; Ez 16:63; Ro 5:12;
22  Mas ahora que han sido libertados del pecado y hechos esclavos de Dios, tienen por su [de ustedes] fruto la santificación, y como fin, la vida eterna.  Ro 6:18; Ro 7:4; 1Co 7:22; 1P 1:9; 1P 2:16;
23  Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.  Ro 2:7; Ro 5:12; Mt 25:46; Ro 5:21; Ro 8:39; Gn 2:17; 1Co 15:21; Stg 1:15; 1P 1:3;

Ser libertados del pecado no significa que el cristiano sea autónomo, cualquier cristiano que malinterprete la doctrina de la justificación por la fe, es impulsado a estimar que no hay reglas para su vida y que por lo tanto no necesita obedecer a nada y estima vivir neutral siguiendo sus propios deseos.

Pablo enseña que no se puede ser neutral, no hay términos medio para el hombre. Todo ser humano tiene un amo, un señor: Jesús o el pecado. O sirves a los propósitos del mundo o sirves a los propósitos del Señor Jesús. No se puede servir a dos señores.

Mateo 6
24 Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o convendrá [estimará] con uno y despreciará al otro. No pueden servir a Dios y a mammón [dinero o cualquier cosa que desee poseer el hombre].

Filipenses 2
no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros.





La Paz del Señor Jesús con ustedes.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Información-Más Recursos-

    POR EL MOMENTO NOS CONGREGAMOS EN ESTE LUGAR
    Ver La Iglesia Biblica en un mapa más grande