miércoles, 5 de junio de 2019

10 - ÉL ESTÁ ORQUESTANDO TODA NUESTRA VIDA



para descargar este audio click aquí
 MENSAJE DOMINGO 26/11/2017

Por el Hno. Gabriel. -


Introducción
Continuando con nuestro breve estudio de la carta a los Romanos, nos toca abordar el contenido doctrinal de los versículos restantes del capítulo 8, un capítulo muy profundo en todo su contenido doctrinal, y aunque la parte que me toca son solo 12 versículos, de todos modos, no deja de ser extenso en su explicación.

Contexto 
A lo largo del capítulo 8, Pablo se ha encargado de contrastar el perjuicio que trae aparejado andar en la carne con el beneficio que concede andar en el Espíritu (Ro 8:6), y lo ha presentado como dos polos opuestos, porque los que andan en la carne son dominados por las pasiones pecaminosas que finalmente conducen a la muerte eterna, mientras que los que andan en el Espíritu son gobernados por la voluntad y designios de Dios que son para vida eterna (Ro 8:7-8), sin embargo, para darle más énfasis (como ya sabemos lo que es andar en la carne), vamos a decirlo así; andar en el Espíritu es una vida diferente a la que hemos conocido en la carne, tanto en lo cultural como en lo material y emocional, y a menos que no la deseemos con pasión, no vamos a poder degustarla. El camino está abierto y hemos sido libertados de todas nuestras ligaduras para correr hacia allí, pero la mala costumbre o adiestramiento mundano a veces no nos permite ver que somos libres del dominio de la carne. En una ocasión, un hermano de esta Iglesia, durante un mensaje menciono el ejemplo de cómo adiestran al elefante para amaestrarlo; y desde que nace le encadenan las patas y se las amarran a una estaca que obviamente por más que lo intente él no puede arrancar porque es pequeño y prontamente se da por vencido, sin embargo, a medida que va creciendo adquiere muchísima fuera y volumen, sin embargo lo siguen amarrando a esa pequeña estaca que tranquilamente podría arrancar de una sola patada, pero como ya está amaestrado (vencido) él no lo sabe… así veo a veces a los cristianos, como grandes elefantes que no se animan a patear las estacas que lo amarran aun al mundo, no se animan a buscar la plenitud de esa libertad en Cristo.

El incrédulo esta aun prisionero de los deseos de la carne, está amarrado a ella, y por esta razón le obedece, pero el cristiano por medio de Cristo, ya no le debe nada a la carne, por ende, no tiene por qué obedecerle ni someterse a sus dictados, ha sido hecho libre por medio de Cristo, por lo tanto, no debemos andar en sus deseos. Un comentarista bíblico (William Mac Donald) lo describió de este modo; Así como un pez vive en el agua y las personas en el aire, así también un creyente vive en el Espíritu. El cristiano debe ser guiado por los deseos del Espíritu, ya no por la carne.

El verso 14 del capítulo 8 dice; Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios. Es obvio que la guía de su Espíritu Santo no se trata de una dirección sobrenatural que opera desde el cielo, sino que tiene que ver con ser dotados de sabiduría para comprender las escrituras, no se trata de buscar experiencias sobrenaturales para escuchar la voz de Dios, sino de comprensión de lo que ya está escrito, el Señor Jesús dijo en Juan 14:26: que el Espíritu Santo nos enseñaría y recordaría sus palabras, y las palabras que Él hablo fueron registradas y escritas en libros y permanecen hasta hoy. Entonces, nuestras oraciones en el Espíritu más bien serán orientadas a la solicitud constante de pedir sabiduría para comprender sus enseñanzas, la cual no nos será negada, sino vertida abundantemente y sin reproche (Stg 1:5), lo que implica en el sentido práctico, un deseo profundo de leer e indagar y afirmar y afianzar nuestra fe.

Una Esperanza Viva
Y a partir del versículo 17, Pablo introduce nuevamente la descripción de nuestra esperanza; —Y si hijos, también herederos, herederos de Dios y coherederos con Cristo— un predicador solía decir; —Seria una enorme demostración de gracia que Él nos enviara por un momento al infierno y luego nos sacara a vida, o sería una enorme demostración de gracia que nos pusiese en un lugar neutral, y nos dejara allí totalmente solos por toda la eternidad, y sería aún una gracia inconcebible que nos pusiera al mismo nivel que los ángeles y nos hiciera servirle allí en los cielos, ¡Pero nos salvó de todo y nos hizo hijos herederos de Dios, y coherederos con Cristo! de sus riquezas, de sus bienes, de su gloria, de su salvación, de su vida, de su presencia, de su morada… es indescriptible—

Entonces, como cristianos, tenemos inserta una esperanza gloriosa, una esperanza de gloria, y no es algo secreto u oculto, toda la creación gime y espera ver la redención gloriosa de los hijos de Dios (verso 20-22) … aun nosotros mismos como cristianos gemimos también para que esto suceda prontamente, porque no quisiéramos que se demore ni un día más…

2°Corintios 5:1 Porque sabemos que si nuestra morada terrestre, este tabernáculo, se deshiciere, tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha de manos, eterna, en los cielos. 2 Y por esto también gemimos, deseando ser revestidos de aquella nuestra habitación celestial3 pues así seremos hallados vestidos, y no desnudos. 4 Porque asimismo los que estamos en este tabernáculo gemimos con angustia; porque no quisiéramos ser desnudados, sino revestidos, para que lo mortal sea absorbido por la vida. 5 Mas el que nos hizo para esto mismo es Dios, quien nos ha dado las arras del Espíritu. 6 Así que vivimos confiados siempre, y sabiendo que entre tanto que estamos en el cuerpo, estamos ausentes del Señor 7 (porque por fe andamos, no por vista); 8 pero confiamos, y más quisiéramos estar ausentes del cuerpo, y presentes al Señor9 Por tanto procuramos también, o ausentes o presentes, serle agradables.

El deseo de todo verdadero cristiano es que prontamente se cumpla nuestra redención en toda su plenitud, a fin de que seamos trasformados de este cuerpo mortal a un cuerpo glorificado para estar con Cristo eternamente, porque no deseamos permanecer sujetos a este mundo caído, sino que estamos aquí circunstancialmente por causa de la voluntad y propósito de Dios en nosotros como su iglesia y servidores de su evangelio. En más de una ocasión Pablo dio a conocer sus verdaderos anhelos; a los filipenses les escribe: —teniendo deseo de partir y estar con Cristo lo cual es muchísimo mejor, pero quedar es necesario por causa de ustedes (Fil 1:23-24)— permanecemos solo porque sus plan se sigue ejecutando y en este sentido somos herramientas en sus manos, y si Él nos diera a elegir; tendríamos que decir sin vacilaciones que queremos partir inmediatamente para estar con Él, es evidente que esto se trata de andar en el Espíritu… ¿Gimes por esta esperanza? ¿Gimes cuando oras por las noches? ¿Deseas a Cristo? el profeta Isaías escribe; —Is 26:9 Con mi alma te he deseado en la noche, y en tanto que me dure el espíritu dentro de mí, madrugaré a buscarte— ¿Cuánto hay de esa naturaleza necesitada de Cristo en ti?

Estamos en el mundo, pero nos sostenemos en la esperanza que Él sembró en nosotros, una esperanza viva y sin vacilaciones e incertidumbres, una esperanza segura, esperanza que todo cristiano debe descubrir y degustar. Referido a esta esperanza Pablo les escribe a los Efesios:

Efesios 1:16 no ceso de dar gracias por ustedes, haciendo memoria de ustedes en mis oraciones, 17 para que el Dios de nuestro Señor Jesús, el Cristo, el Padre de gloria, les dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él18 alumbrando los ojos de su [de ustedes] entendimiento, para que sepan cuál es la esperanza a que él les ha llamado [reclutado], y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos19 y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza, 20 la cual operó en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales.

Si esta esperanza está operando en nosotros entonces nuestros ojos estarán enfocados en los cielos, y aunque no lo vemos con estos ojos carnales SI lo vemos con los ojos espirituales, porque por fe andamos no por vista (2°Co 5:7), y nos sostenemos como viendo lo invisible, eso es fe, de eso se trata la definición de Hebreos 11:1 es pues la fe, la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que con se ve…  convicción y certeza de algo que no vemos, pero estamos seguro y por eso lo creemos.

Por último, antes de entrar a nuestro texto, Pablo nos ha mostrado que toda la creación gime aguardando la manifestación de los hijos de Dios, por otro lado nos ha mostrado que el cristiano también gime por esta esperanza inserta en él para una restauración definitiva, y finalmente el Espíritu Santo también gime por nosotros y nos ayuda en esta debilidad, con un lenguaje que no se puede articular con palabras humanas, ¿Cuántas veces nuestras palabras en oración no han podido canalizar la necesidad y quebranto de nuestro corazón? sin embargo, Dios ha recibido nuestros gemidos por medio de su Espíritu Santo en nosotros, el cuál intercede por los santos, y canaliza nuestro sentir conforme a la voluntad de Dios. Estamos hablando de la oración íntima de los cristianos con Dios, estamos hablando de lo que es andar en el Espíritu

Él se propuso conformarnos a Cristo
Volviendo al punto de nuestra esperanza viva, el cristiano que buscan sostenerse de forma constante en esta esperanza sin querer moverse de ella, nunca hallará perturbación ni desanimo en los diferentes embates de la vida cristiana, primero porque está esperanzado en Dios y segundo porque entiende que Dios lo está formando y moldeado al carácter de Cristo por medio de cada valle dificultoso, de manera que, todas las cosas que le acontecen al cristiano, son para su bien, aun las difíciles, por ende, los valles difíciles no deberían desanimarnos sino confirmarnos.

Romanos 8:28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. 29 Porque a los que antes conoció, también los predestinó [eligió con anticipación] para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. 30 Y a los que predestinó [eligió con anticipación], a éstos también llamó y a los que llamó, a éstos también justificó y a los que justificó, a éstos también glorificó.

En estos pocos versículos (28-30) y en pocas palabras, Pablo nos muestra que todo el asunto de nuestra vida esta trazado y orquestado por Dios inclusive desde antes de la fundación del mundo, vale decir; Dios no está improvisando con la creación, no está improvisando con nuestras vidas, no está reaccionando sobre la marcha, sino está ejecutando su perfecto plan desde el principio.

Como hemos mencionado en las primeras predicaciones; el evangelio de Cristo de ninguna manera es una improvisación de Dios en un intento desesperado por salvar al hombre caído, sino que todo esto se trata de un perfecto plan trazado con lujo de detalles desde antes de la fundación del mundo.

1°Pedro 1:18 sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, 19 sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación, 20 ya destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros,

La palabra “conoció” (proiinoskodel verso 29, tiene que ver con “decisión y elección predeterminada”, y en este sentido se trata de que Dios decidió predeterminadamente, o sea antes de formarnos, ya decidió derramar sobre nosotros su amor incondicional y salvarnos.

Salmo 139:16 Mi embrión vieron tus ojos, Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas Que fueron luego formadas, Sin faltar una de ellas.

Por otro lado, la palabra “predestinar” tiene que ver con destinar de antemano, o sea, fuimos destinados de antemano, de antes de entrar al mundo, para que seamos semejantes a Cristo, la predestinación en sí es el propósito de Dios de conformarnos en primera instancia a la semejanza de Cristo. En un sentido práctico, decir que somos predestinados se refleja por medio de nuestra transformación al carácter de Cristo, a una vida santa, de este modo, se muere la falsa doctrina de “salvo siempre salvo” que en la mayoría de los casos solo ha fomentado el libertinaje en todos aquellos que se atribuyen la predestinación como la llave segura de su salvación, si bien es cierto que lo que Dios predestinó para salvación nadie lo cambiará, en nuestra condición humana esa predestinación se evidencia con el proceso de ser conformados a Cristo, vale decir que en primera instancia fuimos predestinados para ser conformados a la imagen de Cristo y no para andar en libertad de pecar, de modo que los que en verdad entienden que son predestinados lo demuestran con la trasformación constante de todo su ser a la semejanza de Cristo, dicho de otro modo, lo demuestran andando en el Espíritu.

Ahora, bajo esta perspectiva de que todo está planeado, Pablo habla en un tiempo verbal pasado de hechos futuros, y lo hace con la certeza de que todo lo que está planificado indefectiblemente se hará sin que falte nada de lo que Dios planeo.
En tan pocas palabras, estos versículos nos dicen claramente que Dios planeo todas las cosas, y todo obedece a su perfecto plan; conoció, predestinó, llamó, justificó y glorificó, aunque falta que esto último se cumpla, de todos modos, en su plan ya está trazado ¿lo crees? Nosotros debemos descansar en que el hará todo lo que se ha propuesto y nadie podrá estorbar su plan.

En virtud de esto, si toda nuestra mirada se enfoca en el propósito final de Dios (glorificación), entenderemos que todas las cosas que nos acontecen a lo largo de nuestra corta vida terrenal forma parte del perfecto plan de Dios orquestado por su sabiduría y poder, dicho de otro modo, todo siempre está bajo su control y nunca nada se ha escapado de sus manos, de modo que todo lo que acontece en nuestras vidas es la voluntad de Dios obrando para nuestro bien, y por más negativo que parezca el asunto debemos saber que el propósito final del mismo es conformarnos a la imagen de Cristo (y esta es una de las verdades más sobresalientes de las escrituras) por ende no deberíamos conturbarnos ni escandalizarnos con los diferentes valles que nos toca pasar, dicho de otro modo, nada debería vencer al cristiano sino fortalecerlo, aun los incrédulos tienen un dicho popular que dice; “lo que no me mata me hace más fuerte”, y ellos hallan consuelo en tales palabras, cuánto más el cristiano no debería descansar que toda situación difícil está en manos de Dios, y que el propósito final de la misma es perfeccionarnos a la imagen de Cristo, ese es el propósito de su plan trazado desde el principio, no nos llamó a Él no con el objetivo de que sigamos siendo las misma personas, sino nos llamó con la intensión de transformarnos a la imagen de Cristo, y lo llevará a cabo por medio de diferentes valles que irán moldeando todo nuestro ser.

Deuteronomio 8:15 que te hizo caminar por un desierto grande y espantoso, lleno de serpientes ardientes, y de escorpiones, y de sed, donde no había agua, y él te sacó agua de la roca del pedernal; 16 que te sustentó con maná en el desierto, comida que tus padres no habían conocido, afligiéndote y probándote, para a la postre hacerte bien;

Salmo 119:75 Conozco, oh Jehová, que tus juicios son justos, Y que conforme a tu fidelidad me afligiste.

Tenemos también el ejemplo del apóstol Pablo en Filipo, cuando injusta y violentamente fue azotado y encarcelado, sin embargo, él no vio eso como una derrota o confusión de la voluntad de Dios, sino como parte del plan, y estando en medio de tan terrible situación estuvieron cantando himnos al Señor, sacaron fuerzas de debilidad (He 11:34)… esa debe ser sin duda la reacción del cristiano. En la carta a los corintios les escribe de este modo; 2°Co 4:17 Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros «un cada vez más excelente» y eterno peso de gloria… Un puritano solía decir; —a veces un lecho de enfermo enseña más que un sermón—

31 ¿Qué, por lo tanto, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? 32 El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas TM [gratuitamente]?

Vale decir; Si Dios el Creador planifico nuestra redención desde el principio y nos conoció, predestinó, llamó, justificó y glorificó, y sabemos que nadie ha resistido su voluntad ¿Quién podrá cambiar lo planeado? ¿Quién podrá torcer sus planes? ¿Quién podrá arrebatarnos de su mano? ¡Nadie! Él ya lo decidió en su soberanía y nadie lo cambiará, ningún poder, ninguna fuerza podrá alterar su perfecto programa y planificación orquestada con poder y sabiduría

Juan 10:27 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, 28 y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano.

Salmo 16:5 Jehová es la porción de mi herencia y de mi copa; Tú sustentas mi suerte6 Las cuerdas me cayeron en lugares deleitosos, Y es hermosa la heredad que me ha tocado.

Entonces, desde nuestra condición humana, entendemos que la plenitud de nuestra redención es un hecho futuro que estaba planificado desde antes de la fundación del mundo (1Pe 1:18-20) y que Dios está ejecutando con poder y sabiduría; Él nos predestinó, Él nos llamó, Él nos justificó y Él nos glorificó, vale decir que desde la perspectiva de la mente de Dios (por decirlo de alguna manera) ¡Nuestra salvación es segura! Él ya lo trazo y lo ejecuto. Ahora, desde nuestra perspectiva humana nosotros nos sostenemos en la esperanza de alcanzar esa futura glorificación con todo lo que implica la plenitud de la redención, y de ninguna manera debemos vivir vacilantes y con incertidumbre si es que lo alcanzaremos o no, si nos desechara a último momento o no, eso no es fe… A veces el cristiano cae en el error de limitar a Dios por sus prejuicios y débil conciencia, sin embargo, Pablo, a fin de disipar toda duda y afianzar los corazones nos recuerda que Dios en todo el desarrollo orquestado de su plan, ya pago el precio más alto, ya nos dio el don más elevado e inconmensurable aun cuando nosotros éramos sus enemigos (Ro 5:10), interpuso la vida de su Unigénito Hijo como nuestro sustituto y derramo su preciosa sangre para expiar nuestros pecados, y si Dios hizo eso cuando nosotros éramos aun sus enemigos de Él ¿acaso dudara, hora que somos sus hijos legítimos,  en preservarnos para ser glorificados y heredar con Cristo todas las cosas? ¿dudará en perdonarnos si fallamos en algo durante nuestro andar? Si obro su amor cuando éramos aún sus enemigos ¡cuánto mas no obrara su amor en nosotros ahora que somos sus hijos!!…

No deberíamos perder de vista nunca este pasaje, porque exalta el amor de Dios por nosotros, exhibe su corazón y anhelo por redimirnos para volvernos a Él.

Todo está orquestado por Dios
33 ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. 34 ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros. 35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? 36 Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo Somos contados como ovejas de matadero.

Tal es la certeza de nuestra redención en Cristo, que ningún argumento u objeción legal prosperará en aquel tribunal. Si el Supremo Juez de la Sublime Corte de Justicia en los Cielos ya nos justificó legalmente con todos los procesos judiciales sin pasar por alto ninguna ley ¿Quién podría tener éxito en acusar a los justificados? ¡Nadie! Si ya fuimos legalmente declarados justos por medio de los méritos de Cristo imputados a nuestro favor ¿Quién osaría condenarnos?… ¡Nadie! el caso ya está cerrado, el asunto ya fue tratado, ya no hay más audiencias, Cristo se presentó una sola vez para siempre para sustituirnos en nuestra condena (He 9:26) y murió en representación nuestra, la justicia se sacio y fuimos libres, pero no acaba allí, Cristo resucito de entre los muertos para darnos vida nueva y asegurar nuestra victoria sobre el pecado, pero no acaba allí, ascendió a los cielos y fue exaltado hasta lo sumo (Fil 2:9-11) y está sentado a la diestra de Dios esperando que todas las cosas sean puestas debajo de sus pies (1°Co 11:25, He 10:13), y desde esa posición, como nuestro Fiel Sumo Sacerdote, intercede por nosotros; ¿Acaso alguien podría tener éxito en acusar y condenar a los hijos de Dios? ¡NO!

Él nos ama, nos ama de tal forma que no podemos expresar o definir con palabras, ¿Quién o qué nos separa de su amor? ¡Nada ni nadie! su amor estará presente en cada una de las más adversas situaciones que nos toque enfrentar, y por más difíciles que sean no podrán alejarnos de Él, si fueren tribulaciones, calamidades, angustia, sufrimiento por persecución, padecimiento por hambre, peligro o incluso la guerra y muerte a espada, ¡Nada podrá generar una brecha entre ÉL y nosotros!       
Solo el poder de Cristo puede sacar dulzura de la amargura, fortaleza de la debilidad, triunfo en medio de la tragedia, y bendición del quebrantamiento de corazón.

Hebreos 6:17 Por lo cual, queriendo Dios mostrar más abundantemente a los herederos de la promesa la inmutabilidad de su consejo, interpuso juramento 18 para que por dos cosas inmutables, en las cuales es imposible que Dios mienta, tengamos un fortísimo consuelo «los que hemos acudido» para asirnos de la esperanza puesta delante de nosotros. 19 La cual tenemos como segura y firme ancla del alma, y que penetra hasta dentro del velo,

Nada nos hará renunciar a su amor, antes como está escrito en los salmos, atravesaremos la muerte… pero no le negaremos, en otras palabras; somos capaces de morir por Él, pero no si Él, podemos ser muertos por Ti y por tu causa todo el tiempo, pero eso finalmente nos acercará aún más Ti. Vale decir que su amor nos llevara a experimentar la muerte si fuere necesario, pero no nos separa de la seguridad de su amor y redención.

Hebreos 11:36 Otros experimentaron vituperios [deshonras mediante falsas acusaciones] y azotes, y a más de esto prisiones y cárceles. 37 Fueron apedreados, aserrados, puestos a prueba, muertos a filo de espada anduvieron de acá para allá cubiertos de pieles de ovejas y de cabras, pobres, angustiados, maltratados 38 de los cuales el mundo no era digno errando por los desiertos, por los montes, por las cuevas y por las cavernas de la tierra.

37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

Su amor incondicional y perpetuo es la razón por la cual podemos conquistar cada enemigo que se levanta en nuestra contra; “somos más que vencedores”, y esta expresión se refiere a que “es una victoria asegurada”, algo que está completamente conquistado, y tal virtud o la fuente de nuestra victoria proviene de Él que nos amó. Por lo tanto estamos seguro de que ni la muerte y sus terrores, ni la vida y sus seducciones, ni ángeles ni fuerza enemigas sobrenaturales, ni principados ni potestades de ninguna clase, ni en este tiempo ni en el que vendrá, no se encontrará nada que nos pueda separar de su amor, absolutamente nada en todo el universo, aun hablando en términos astronómicos; si nos pusieran en el punto más alto o en el punto más bajo, aun esa distancia no nos separaría de su amor, nada de lo creado, haciendo una inspección en todo el universo, nada se puede encontrar que pueda separarnos del amor de Cristo, nuestra vida de principio a fin está envuelta en su amor y no hay nadie que pueda cambiar o alterar esa verdad absoluta, Él nos ama.

Esto no es poesía, la impactante historia de los mártires es el testimonio vivo de esta verdad absoluta, ahora es nuestro turno de alcanzar tal convicción.

Conclusión:
Convicción, se trata de convicción, cuan escurridiza es esta virtud en la vida cristiana, y a menos que la alcancemos, nunca experimentaremos el gozo y consuelo que se esconde detrás de cada adversidad. Él nos ha declarado que nada hay en todo el universo creado que puede separarnos de su amor,
El mayor acto de Fe no es levantar a un muerto, sino creer que Él me ama de la forma que ha dicho que me ama.

La paz del Señor Jesús el Cristo. –

0 comentarios:

Publicar un comentario

Información-Más Recursos-

    POR EL MOMENTO NOS CONGREGAMOS EN ESTE LUGAR
    Ver La Iglesia Biblica en un mapa más grande