miércoles, 5 de junio de 2019

13 - EL TERCER VIAJE EVANGELISTICO DE PABLO


 
para descargar el audio click aquí 
MENSAJE DOMINGO 15/01/2017

Por el Hno. Santiago


Hechos 18
22 Habiendo arribado a Cesarea, subió para saludar a la iglesia, y luego descendió a Antioquía. 23 Y después de estar allí algún tiempo, salió, recorriendo por orden la región de Galacia y de Frigia, confirmando a todos los discípulos.

Al terminar Pablo su segundo viaje evangelístico y ministerial (52 dC), decide ir a Jerusalén para saludar a la Iglesia en ella y volvió a Antioquía para contar a sus hermanos cuantas cosas maravillosas había hecho Dios, alcanzando el Evangelio a toda Macedonia y Acaya.

Año 52 dC
Pablo ha alcanzado aproximadamente los 45 años de edad; Y han pasado 17 años desde su conversión (35 dC). Dios lo había estado preparando por casi diez años; Y a partir del 47 dC ha viajado por largos 5 años cubriendo una superficie de casi 1.000.000 (un millón de kmentre regiones y costas); Unos 900 km de distancia recorrido en el primer viaje y más de 2.800 km en el segundo viaje.
Las regiones de Galacia, Macedonia y Acaya habían sido cubiertas por el Evangelio, tanto las sinagogas judías como las plazas gentiles. Era claro que Dios había escogido a Pablo como instrumento de evangelización para los gentiles

Hechos 22
21 Pero me dijo: Ve, porque yo te enviaré lejos a los gentiles.

Hechos 13
47 Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de los gentiles, A fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra.

Hechos 20
21 testificando a judíos y a gentiles acerca del arrepentimiento para con Dios, y de la fe en nuestro Señor Jesucristo.

Romanos 15
18 Porque no osaría hablar sino de lo que Cristo ha hecho por medio de mí para la obediencia de los gentiles, con la palabra y con las obras, 19 con potencia de señales y prodigios, en el poder del Espíritu de Dios; de manera que desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo. 20 Y de esta manera me esforcé a predicar el evangelio, no donde Cristo ya hubiese sido nombrado, para no edificar sobre fundamento ajeno, 21 sino, como está escrito: Aquellos a quienes nunca les fue anunciado acerca de él, verán; Y los que nunca han oído de él, entenderán.

Pablo experimentó grandes señales del Espíritu, pero también persecuciones y tribulaciones. Aprendió el gozo de convertir los gentiles a Cristo y la tristeza por el rechazo de los judíos. Pero nadie se ha esforzado tanto como Pablo por predicar el Evangelio.
Quizás no tenemos manera de medir la cantidad de personas alcanzadas por la ministración de Pablo, pero lo que si me es necesario destacar es que lo importante para Pablo no era predicarse a sí mismo, ni tampoco andaba fundando iglesias con su nombre, ni permitía que su nombre trascendiese por encima del Nombre del Señor Jesús. El tenía bien en claro que lo que verdaderamente salvaba al hombre era el Evangelio de Cristo, el Señorío y las enseñanzas de Jesús, y el ejemplo de vida dado por Jesús.
Y en cada nueva congregación formada entre los gentiles, Dios levantaba ancianos, maestros, evangelistas y demás dones. El Espíritu Santo continuaba haciendo la obra sin la necesidad de Pablo (Hch 14:23). Y si alguna congregación osaba exaltar al hombre, Pablo decía:

1 Corintios 1
12 Quiero decir, que cada uno de ustedes dice: Yo soy de Pablo; y yo de Apolos; y yo de Cefas; y yo de Cristo. 13 ¿Acaso está dividido Cristo? ¿Fue crucificado Pablo por ustedes? ¿O fueron bautizados en el nombre de Pablo?

Si quisiéramos comprender esto hoy en día, permítanme reescribirlo de la siguiente manera:
 "Quiero decir, que cada uno de ustedes dice: Yo soy pentecostal; y yo bautista; y yo anglicano; y yo metodista, etc. ¿Acaso está dividido Cristo? ¿En que se han convertido?

Hoy muchas instituciones religiosas y muchos ministros denominacionales quieren ser como Pablo, intentan superar la cantidad de km recorridos por Pablo, y van de país en país inventando campañas de sanación, de predicación, de avivamiento; Pero no predican a Cristo, se predican a si mismos, predican una institución, una bandera, un logo, una organización o empresa religiosa con el único objetivo de generar adeptos a quienes extraer dinero, bienes, etc.
Hoy más que predicar el Evangelio, todo se ha tornado en una lucha religiosa donde las instituciones se disputan las almas para ver quien se lleva la mayoría. Pero este no es el motivo de esta meditación.

Pero retomando, la intención de esta meditación es hablar del tercer viaje ministerial de Pablo.
Después de su segundo viaje, Pablo hace una pausa y se prepara para la región mas importante que había quedado pendiente y la cual el Espíritu le había impedido predicar en aquellos años, pero que ahora las puertas estaban abiertas. Estamos hablando de Asia Menor.

Y antes de describir el viaje de Pablo, queremos brindar datos históricos que ayudarán a comprender la situación de aquellos tiempos.

Años 52 al 54
Posicionándonos en aquel tiempo; Después de su segundo viaje, Pablo se queda en Antioquía hasta el 54 dC. Y en el imperio romano surgieron conflictos económicos, políticos y también religiosos.
Las Iglesias de Macedonias le escriben a Pablo solicitando le asesores en diversas temáticas.
Pablo escribe en el año 52 sus dos primeras cartas dirigidas a la Iglesia en Tesalónica.
Mientras, en Jerusalén, según el historiador Flavio Josefo, posterior a la muerte del rey Agripa (44 dC) Judea era una región difícil de gobernar y hasta el 52 sucedieron tres gobernadores romanos: Cuspio Fado (44 - 46 dC), Tiberio Julio Alejandro (46 - 48 dC), Ventidio Cumano (48 - 52 dC), todos ellos nombrados por el emperador Claudio (41 - 54 dC) y finalmente Marco Antonio Félix es declarado gobernador de Judea desde el 52 y llegará hasta el 59 dC.

En el año 54 el emperador Claudio es envenenado y muere; Es muy posible que su esposa Agripina, madre de Nerón (hijo adoptivo de Claudio), haya sido la autora intelectual de dicho asesinato.
Agripina era una mujer de influencias y logró que su hijo Nerón de 16 años sea proclamado emperador prácticamente de manera inmediata.
Con Nerón en el poder, las cosas cambian radicalmente en el imperio. Este hombre, considerado por muchos por uno de los mejores emperadores, para la Iglesia primitiva fue uno de los perseguidores más tenaces del cristianismo.

Pablo entiende los cambios que se avecinan y procura prontamente comenzar su viaje ministerial hacia Asia.

Hechos 18
23 Y después de estar allí algún tiempo, salió, recorriendo por orden la región de Galacia y de Frigia, confirmando a todos los discípulos.

Con la mira de alcanzar el Evangelio a Asia Menor, Pablo inicia su tercer viaje ministerial visitando las regiones de Galacia y Frigia fortaleciendo a todos los discípulos.
En esta ocasión Pablo lleva una comitiva más grande que las veces anteriores; En esta ocasión lo acompañaba Timoteo, Erasto, Gayo, Aristarco (Hch 19:22, 29), y posiblemente Tito (2 Co 2:12,13).

Y antes de llegar a Efeso, a donde había prometido volver (Hch 18:21), Lucas relata que, mientras Pablo recorría Galacia y Frigia, un predicador elocuente llamado Apolo estaba predicando en Efeso.

Hechos 18
24 Llegó entonces a Efeso un judío llamado Apolos, natural de Alejandría, varón elocuente, poderoso en las Escrituras. 25 Este había sido instruido en el camino del Señor; y siendo de espíritu fervoroso, hablaba y enseñaba diligentemente lo concerniente al Señor, aunque solamente conocía el bautismo de Juan.
26 Y comenzó a hablar con denuedo en la sinagoga; pero cuando le oyeron Priscila y Aquila, le tomaron aparte y le expusieron más exactamente el camino de Dios.
27 Y queriendo él pasar a Acaya, los hermanos le animaron, y escribieron a los discípulos que le recibiesen; y llegado él allá, fue de gran provecho a los que por la gracia habían creído; 28 porque con gran vehemencia refutaba públicamente a los judíos, demostrando por las Escrituras que Jesús era el Cristo.

Apolos, cuyo nombre es el abreviado de Apolonio (nativo de Alejandría), había sido instruido en el Camino del Señor, aunque solamente conocía el bautismo de Juan. Al parecer Apolos, era uno de los discípulos de Juan el bautista o bien adoctrinado por los discípulos de Juan y se había hecho cristiano pero sin conocer todo lo relacionado con el Evangelio. Nótese que en Hch 19:1-7 Apolo está relacionado con los doce discípulos de Juan el Bautista que habían quedado en Efeso. Probablemente solo conocían las enseñanzas de Juan el Bautista y no conocían las enseñanzas de Jesús sino unos pocos hechos de su vida.
Priscila y Aquila, al escuchar las predicaciones de Apolos en la sinagoga de Éfeso, le tomaron aparte y le expusieron con mayor exactitud el Camino del Señor Jesús. No se menciona si Apolos recibió o no el Espíritu Santo, como tampoco se menciona si fue bautizado en el nombre del Señor Jesús después de recibir más instrucción. Apolos decidió irse a Acaya y trabajar en la iglesia en Corinto. Los discípulos en Éfeso le escribieron una carta de recomendación a la iglesia en Corinto. Lucas comenta que Apolos fue de “gran provecho a los que por la gracia habían creído”, debido a su habilidad para refutar a los judíos, usando las Escrituras del AT para demostrar que Jesús era en verdad el Cristo.

Por otro lado, es interesante destacar que Apolos era estimado por Pablo y Pablo se refiere a Apolos en varias oportunidades en sus cartas (1 Co 1:12; 3:4–6, 22; 4:6; 16:12; Tito 3:13).

Hechos 19
1 Sucedió que entre tanto que Apolos estaba en Corinto, Pablo, después de recorrer las regiones superiores, vino a Efeso, y hallando a ciertos discípulos, 2 les dijo: ¿Recibieron el Espíritu Santo cuando creyeron? Y ellos le dijeron: Ni siquiera hemos escuchado si hay Espíritu Santo. 3 Entonces dijo: ¿En qué, por lo tanto, fueron bautizados? Ellos dijeron: En el bautismo de Juan. 4 Dijo Pablo: Juan bautizó con bautismo de arrepentimiento, diciendo al pueblo que creyesen en aquel que vendría después de él, esto es, en Jesús el Cristo. 5 Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús.
6 Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas, y profetizaban. 7 Eran por todos unos doce  hombres.

Cuando Pablo llega a Éfeso, considera la ciudad como centro de su ministerio evangelístico en Asia y permaneció allí más tiempo que en cualquier otro lugar.
Éfeso fue en aquel tiempo una gran ciudad romana, capital de la provincia de Asia; Una ciudad rica y populosa; Y era el principal centro del comercio del Asia Menor; Algunos historiadores la llamaron “la tesorería de Asia”.
Efeso era también una ciudad muy supersticiosa devota de Artemisa (equivalente a Diana en la mitología romana). Tenía allí un gran templo considerado como una de las siete maravillas del mundo que atraía a muchos visitantes a la región y generaba riquezas a los artífices, por lo que la jefatura de aquella ciudad le habían otorgado apoyo oficial.
Independientemente de la mitología acerca de Artemisa; lo importante a destacar es que Efeso se había convertido también en una ciudad donde se practicaba mucho la magia. Aún existen obras literarias que mencionan a Éfeso como centro de encantamientos, los famosos “escritos efesinos”, que garantizaban según ellos, paz y seguridad a los viajeros, fertilidad a las que no podían concebir y sobre todo éxito en el amor o en cualquier ambiente comercial.

Predicar en Efeso, era difícil, pero una vez convertida, y a través de esa ciudad, el Evangelio llegaría a otras ciudades importantes de la región; Y así fue, porque las principales Iglesias mencionadas en Apocalipsis fueron de Asia Menor, lugar donde Pablo trabajó intensivamente.

Un importante aporte doctrinal fue que Pablo completó la enseñanza a los discípulos de Juan, indicando que el bautismo de Juan era provisional, cuyo objetivo era preparar al pueblo para recibir al Mesías, al Señor Jesús, el cual cuando vino, murió, resucitó y ordenó a posterior un nuevo bautismo tanto de agua como de Espíritu. Y una vez instruidos, los discípulos se bautizaron en el Nombre del Señor Jesús, según lo ordenado por el Espíritu; Entonces Pablo impuso las manos sobre ellos y descendió el Espíritu Santo sobre ellos, confirmando la nueva doctrina y por consiguiente la manifestación del Espíritu al hablar en lenguas y profetizar.

Hechos 19
8 Y entrando Pablo en la sinagoga, habló con denuedo por espacio de tres meses, discutiendo y persuadiendo acerca del reino de Dios. 9 Pero endureciéndose algunos y no creyendo, maldiciendo el Camino delante de la multitud, se apartó Pablo de ellos y separó a los discípulos, discutiendo cada día en la escuela de uno llamado Tiranno.
10 Así continuó por espacio de dos años, de modo que todos los que habitaban en Asia, judíos y griegos, oyeron la palabra del Señor Jesús.
11 Y hacía Dios milagros extraordinarios por mano de Pablo, 12 de tal manera que aun se llevaban a los enfermos los paños o delantales de su cuerpo, y las enfermedades se iban de ellos, y los espíritus malos salían. 13 Pero algunos de los judíos, exorcistas ambulantes, intentaron invocar el nombre del Señor Jesús sobre los que tenían espíritus malos, diciendo: les conjuro por Jesús, el que predica Pablo. 14 Había siete hijos de un tal Esceva, judío, jefe de los sacerdotes, que hacían esto.
15 Pero respondiendo el espíritu malo, dijo: A Jesús conozco, y sé quién es Pablo; pero ustedes, ¿quiénes son? 16 Y el hombre en quien estaba el espíritu malo, saltando sobre ellos y dominándolos, pudo más que ellos, de tal manera que huyeron de aquella casa desnudos y heridos.
17 Y esto fue notorio a todos los que habitaban en Efeso, así judíos como griegos; y tuvieron temor todos ellos, y era magnificado el nombre del Señor Jesús.
18 Y muchos de los que habían creído venían, confesando y dando cuenta de sus hechos. 19 Asimismo muchos de los que habían practicado la magia trajeron los libros y los quemaron delante de todos; y hecha la cuenta de su precio, hallaron que era cincuenta mil piezas de plata.
20 Así crecía y prevalecía poderosamente la palabra del Señor.
21 Pasadas estas cosas, Pablo se propuso en espíritu ir a Jerusalén, después de recorrer Macedonia y Acaya, diciendo : Después que haya estado allí, me será necesario ver también a Roma. 22 Y enviando a Macedonia a dos de los que le ayudaban, Timoteo y Erasto, él se quedó por algún tiempo en Asia.

Pablo estuvo 3 meses hablando de Cristo en la sinagoga, pero algunos judíos no creyeron que Jesús era el Mesías, por esta razón Pablo decidió separarse de la sinagoga. Al parecer hubo también una división dentro la sinagoga misma, ya que sólo “algunos” judíos hablaban mal del Camino delante de la multitud.
Finalmente Pablo se fue de la sinagoga con los judíos y gentiles que habían creído, antes de que se confundieran con los argumentos de los judíos.
Podría considerarse que inevitablemente comenzaba una separación entre las sinagogas judías y la Iglesia, la cual acaparaba cada vez más a gentiles que a judíos.

Lucas informa que todos los que habitaban en Asia, tanto judíos como griegos, oyeron la palabra del Señor. No hay muchos detalles al respecto de la obra, pero si queda claro que fue un trabajo fructífero.
La evangelización de Pablo fue respaldada por milagros extraordinarios, de tal manera que hasta llevaban las paños y delantales que habían tocado su cuerpo para ponerlos sobre los enfermos, y las enfermedades se iban de ellos, al igual que los espíritus malos salían de ellos.
Tal parece que la superstición era grande en la ciudad y con el motivo de comparar la potencia del Evangelio con el de los hechiceros de la región, Dios permitió que los efesios vieran que el poder del Dios que predicaba Pablo era realmente verdadero y más efectivo que los métodos supersticiosos de los magos, hechiceros, espiritistas y curanderos de la región.
No era la primera vez que este tipo de eventos ocurría, puesto que con anterioridad se destaca también que la sombra de Pedro tenía el poder de traer sanidad a los enfermos.
Entonces es claro destacar que el poder de sanidad no estaba en la ropa ni en la sombra de los apóstoles, sino en la fe puesta en el Señor Jesús. Aquella nueva Fe requería inevitablemente señales tangibles, ver el poder de Dios para salvar tanto lo físico como lo espiritual del hombre.

Respecto de un acontecimiento notorio que les ocurrió a unos exorcistas judíos; Tal parece que el exorcismo involucraba la invocación de ciertos espíritus. Algunos judíos exorcistas que vieron los milagros realizados por Pablo pensaron que el Nombre Jesús era una forma de palabras mágicas que podía ser usado para lograr sus propios fines egoístas. El fracaso de los judíos exorcistas (7 hijos de un tal Esceva, un judío principal de los sacerdotes) fue un claro ejemplo que el poder Espiritual de Dios no podía ser pervertido, ni mucho degenerado. Su fracaso infundió temor a todos. Como resultado de este hecho muchos se dieron cuenta de lo equivocados que estaban y que la práctica de magia era aborrecida por el Señor Jesús. Finalmente confesaron sus pecados y dieron cuenta de sus hechos, que incluían supersticiones, hechicerías, etc. Fue tan profundo el arrepentimiento y el cambio de vida que estuvieron dispuestos a quemar los libros de hechicerías y amuletos que por mucho tiempo les habían generado ganancias y un estilo de vida oscuro.
En el verso 20 la expresión “así crecía y prevalecía poderosamente la palabra del Señor” es distintiva en el libro de Los Hechos. Como se ha notado anteriormente, el escritor ha usado frases literarias semejantes en varios puntos clave del libro y la repite otra vez en 28:31.

Por otro lado, aunque no se redacta en el libro de los Hechos; Durante su estadía en Asia Menor, Pablo recibe cartas de la Iglesia en Corinto a los cuales responde, y de esas cartas (posiblemente cuatro) dos de ellas quedan acopiadas en el NT (1 y 2 Corintios).  Mas tarde escribe desde allí a las Iglesias en Galacia y desde Corinto a la Iglesia en Roma, prometiendo que pronto estaría por allí.

Pablo en Macedonia y Acaya
Después del alboroto en Efeso, Pablo se fue de la ciudad. Llamó a los discípulos, y habiéndolos exhortado y abrazado, se despidió y salió para ir a Macedonia, pasando por Troas.
Pablo había enviado a Tito a Corinto con una carta, y esperaba encontrarse con él en Troas para enterarse de las noticias en cuanto a la iglesia en Corinto (2 Co 2:12, 13).
No se sabe cuánto tiempo se detuvo en Macedonia ni qué ciudades visitó; Lucas sólo informa que Pablo exhortó con abundancia de palabras a cada iglesia. Se estima que habría visitado las iglesias en Filipos, Tesalónica y Berea.
En Grecia (que era el nombre popular de Acaya) pasó tres meses (durante el periodo invernal, en el que no se hacía navegación en el Mediterráneo), la mayor parte del tiempo en Corinto (1 Co 16:6). Es posible que en Corinto Pablo se haya hospedado en la casa de Gayo (quien había sido bautizado por él según Ro 16:23; 1 Co 1:14). Muy posiblemente haya escrito desde allí la epístola a la Iglesia en Roma.
En la primavera estaba listo para embarcarse para Siria con la colecta a favor de los hermanos pobres en Jerusalén, que había recogido desde su tiempo en Galacia, Macedonia y Acaya (1 Co 16:1; 2 Co 8:1-7; Ro 15:25-26). Pero cuando descubrió un complot contra su vida, cambió de planes y realizó su viaje parcialmente vía terrestre. Regresó por Macedonio, llegó a Troas y de allí a Mileto. 

Pablo en Mileto

Hechos 20
17 Enviando, por lo tanto, desde Mileto a Efeso, hizo llamar a los ancianos de la iglesia.
18 Cuando vinieron a él, les dijo: Ustedes saben cómo me he comportado entre ustedes todo el tiempo, desde el primer día que entré en Asia, 19 sirviendo al Señor con toda humildad, y con muchas lágrimas, ypruebas que me han venido por las asechanzas de los judíos; 20 y cómo nada que fuese útil he rehuido de anunciarles y enseñarles, públicamente y por las casas, 21 testificando a judíos y a gentiles acerca del arrepentimiento para con Dios, y de la fe en nuestro Señor Jesús, el Cristo. 22 Ahora, he aquí, ligado yo en espíritu, voy a Jerusalén, sin saber lo que allá me ha de acontecer; 23 excepto que el Espíritu Santo por todas las ciudades me da testimonio, diciendo que me esperan prisiones y tribulaciones. 24 Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios.
25 Y ahora, he aquí, yo sé que ninguno de todos ustedes, entre quienes he pasado predicando el reino de Dios, verá más mi rostro. 26 Por tanto, yo les protesto en el día de hoy, que estoy limpio de la sangre de todos; 27 porque no he rehuido anunciarles todo el consejo de Dios. 28 Por tanto, vean por ustedes, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo les ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre. 29 Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de ustedes lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. 30 Y de ustedes mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos. 31 Por tanto, velen, acordándose que por tres años, de noche y de día, no he cesado de amonestar con lágrimas a cada uno. 32 Y ahora, hermanos, les encomiendo a Dios, y a la palabra de su gracia, que tiene poder para sobreedificarles y darles herencia con todos los santificados. 33 Ni plata ni oro ni vestido de nadie he codiciado. 34 Antes ustedes saben que para lo que me ha sido necesario a mí y a los que están conmigo, estas manos me han servido. 35 En todo les he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más dichoso [afortunado, bienaventurado] es dar que recibir.
36 Cuando hubo dicho estas cosas, se puso de rodillas, y oró con todos ellos. 37 Entonces hubo gran llanto de todos; y echándose al cuello de Pablo, le besaban, 38 doliéndose en gran manera por la palabra que dijo, de que no verían más su rostro. Y le acompañaron al barco.

Interlineal Hechos 20
24 αλλ-sino ουδενος-de nada λογον-palabra ποιουμαι-hago/estoy haciendo ουδε-ni εχω-tengo/estoy teniendo την-a el ψυχην-alma/vida/(ánimo) μου-de mí τιμιαν-valiosa εμαυτω-a mí mismo ως-como τελειωσαι-estar completando τον-a la δρομον-carrera μου-de mí μετα-con χαρας-regocijo/(gozo) και-y την-a el διακονιαν-ministerio/servicio ην-cual ελαβον-recibí παρα-junto/al lado de/(con) του-el κυριου-Señor ιησου-Jesús διαμαρτυρασθαι-dar testimonio preciso (con exactitud y perfección) το-el ευαγγελιον-Evangelio/buen mensaje της-de la χαριτος-gracia/bondad inmerecida του-de el θεου-Dios
25 και-Y νυν-ahora ιδου-he aquí/(mira) εγω-yo οιδα-sé/he sabido/(reconozco) οτι-que ουκετι-ya no οψεσθε-verán το-el προσωπον-rostro/cara/(presencia) μου-de mí υμεις-ustedes παντες-todos εν-en οις-a quienes διηλθον-vine a través κηρυσσων-predicando/proclamando την-a el βασιλειαν-reino του-de el θεου-Dios
26 διοτι-porque μαρτυρομαι-estoy dando testimonio υμιν-a ustedes εν-en τη-el σημερον-hoy ημερα-día οτι-que καθαρος-limpio εγω-yo απο-de/desde του-la αιματος-sangre παντων-de todos
27 ου-no γαρ-porque υπεστειλαμην-me retraje του-de el μη-no αναγγειλαι-contar/narrar/referir υμιν-a ustedes πασαν-toda την-la βουλην-voluntad expresa/designio/determinación/(propósito)/(consejo) του-de el θεου-Dios
28 προσεχετε-Estén teniendo cautela/atención/(guardando) ουν-por lo tanto/(entonces) εαυτοις-ustedes mismos και-y παντι-a todo τω-el ποιμνιω-rebaño εν-en ω-cual υμας-a ustedes το-el πνευμα-espíritu το-el αγιον-santo εθετο-puso επισκοπους-a obispos/supervisores/vigilantes ποιμαινειν-estar pastoreando την-a la εκκλησιαν-iglesia/asamblea του-de el κυριου-Señor και-y θεου-Dios ην-cual περιεποιησατο-reservó para sí δια-por medio/a través του-de la ιδιου-propia αιματος-sangre
29 εγω-Yo γαρ-porque οιδα-sé/he sabido/(reconozco) τουτο-a esto οτι-que εισελευσονται-entrarán μετα-después την-la αφιξιν-partida μου-de mí λυκοι-lobos βαρεις-pesados/agobiadores/(rapaces) εις-en/en un/en una/para/por/hacia dentro υμας-a ustedes μη-no φειδομενοι-escatimando/ahorrando (opresión) του-de el ποιμνιου-rebaño
30 και-Y εξ-de/del/procedente de υμων-ustedes αυτων-mismos αναστησονται-se levantarán ανδρες-varones λαλουντες-hablando διεστραμμενα-perversidades/(cosas) han sido torcidas (totalmente/por completo)/(corrupciones en el orden y las costumbres) του-de el αποσπαν-estar arrastrando desde τους-a los μαθητας-discípulos/aprendices/aprendedores οπισω-detrás de/(en pos de) αυτων-ellos
31 διο-Por cual γρηγορειτε-estén velando/permaneciendo/perseverando despiertos μνημονευοντες-recordando οτι-que τριετιαν-tres años νυκτα-noche και-y ημεραν-día ουκ-no επαυσαμην-cesé μετα-con δακρυων-lágrimas νουθετων-amonestando/advirtiendo ενα-uno εκαστον-a cada uno
32 και-Y τα-las (cosas) νυν-ahora παρατιθεμαι-estoy colocando junto/al lado de υμας-a ustedes αδελφοι-hermanos τω-a el θεω-Dios και-y τω-la λογω-palabra της-de la χαριτος-gracia/bondad inmerecida αυτου-de él/su/sus τω-a el δυναμενω-puede/siendo capaz εποικοδομησαι-sobreedificar/edificar encima και-y δουναι-dar υμιν-a ustedes κληρονομιαν-herencia εν-en τοις-a los ηγιασμενοις-han sido santificados πασιν-todos
33 αργυριου-De plata η-o χρυσιου-de oro η-o ιματισμου-vestimenta/prenda de vestir ουδενος-de nadie επεθυμησα-anhelé/codicié
34 αυτοι-(ustedes) mismos γινωσκετε-saben/conocen/están conociendo οτι-que ταις-a las χρειαις-necesidades μου-de mí και-y τοις-a los ουσιν-es/siendo μετ-con εμου-de mí υπηρετησαν-habiendo servido subordinadamente αι-las χειρες-manos αυται-estas
35 παντα-Todas (cosas) υπεδειξα-mostré υμιν-a ustedes οτι-que ουτως-así κοπιωντας-trabajan (con afán) δει-es/está siendo necesario αντιλαμβανεσθαι-estar socorriendo/beneficiando/tomando en lugar de (en ayuda) των-de los ασθενουντων-siendo débiles/(enfermos) μνημονευειν-estar recordando τε-y των-de las λογων-palabras του-de el κυριου-Señor ιησου-Jesús οτι-que αυτος-él ειπεν-dijo μακαριον-dichoso/bendito εστιν-es/está siendo μαλλον-aún más διδοναι-dar/estar dando η-que λαμβανειν-recibir/estar recibiendo

¡Qué ejemplo el de Pablo!; Esto no es más que el fiel testimonio de cómo debe hacerse una obra ministerial en Cristo Jesús; Pablo hizo una obra limpia y perfecta.
A lo largo de su servicio, Pablo jamás tomó un solo centavo para sí, ni estimó su vida para si mismo; Inclusive enseñó a recolectar dinero para dárselo a los hermanos más necesitado; Nada que ver con los apóstata de estos tiempos. Al leer esto deja en ridículo a tantos ministros actuales, a tantas instituciones denominacionales religiosas y sus escuelas, que por amor al dinero exprimen a las ovejas, se imponen como autoridades; Hablo de todos aquellos que andan mendigando dinero desde los púlpitos, desde las escuelas religiosas, desde los medios de comunicación, y también a los que hacen campañas o show, o recitales con el fin de enriquecerse.
Pablo se sentía gratificado porque trabajaba con sus manos para la obra ministerial, no con las manos de otros, tenía un oficio que explotaba (Hch 18:3); Pocas veces ha recurrido a la congregación para sostener su ministerio (2Co 11:8).
Pablo estaba libre de codicia, no tenía motivaciones personales, no quería convertirse en millonario como tantos predicadores de hoy en día.
Pablo dijo: "Enseñando que trabajando así se debe predicar y ayudar a los necesitados". Estas palabras sirven para examinar las actitudes de los que se dicen ser ministros de Cristo; Porque cuando un ministro pide dinero, o cobra por predicar, o vende artículos religiosos para su propio beneficio, está dando a conocer que no es ministro de Cristo (Ro 16:18); Que cuando quieren mejor atención, y la mejor comodidad y si estas cosas no hay no predican, los tales no son ministros de Cristo (2 Co 11:23-29).

Pablo termina su viaje demandado a los que ministran que sean responsables, que se hagan cargo con cautela, con cuidado, supervisando a la congregación luego de haberse examinado a sí mismo de la misma manera.
Ministrar para servir y proteger es un don del Espíritu, el sentir del Señor Jesús; Pastorear es una virtud Espiritual que demanda la entrega total de la vida a favor de la Iglesia. Cualquiera que no siga el ejemplo de Cristo este es un falso obrero, un lobo rapaz que solo intentará dominar a las ovejas, intentará despojarlas y alimentarse de ellas.

Finalmente
Pablo termina su tercer viaje a principios del año 58 dC y vuelve a Jerusalén para las fiestas de Pentecostés (Junio del 58 dC). Fue el viaje más fructífero, el más largo y el que más tiempo le ha llevado hacer.
Hoy tenemos la posibilidad de analizar sus experiencias, ver como guía y trabaja el Espíritu en un hombre de vocación y devoción.
Sigamos el ejemplo de Pablo, evitando los falsos ministros, evitando la religiosidad, evitando el dominio intelectual, evitando la avaricia y el beneficio propio.


La Paz del Señor Jesús.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Información-Más Recursos-

    POR EL MOMENTO NOS CONGREGAMOS EN ESTE LUGAR
    Ver La Iglesia Biblica en un mapa más grande