miércoles, 5 de junio de 2019

15 - PABLO EN JERUSALÉN; SU DEFENSA


 
para descargar este audio click aquí
  MENSAJE DOMINGO 29/01/2017

Por el Hno. Santiago


Como complemento de la meditación anterior, en esta oportunidad vamos a hablar acerca de la estadía de Pablo en Jerusalén; Acerca de su encarcelamiento y de los discursos más completos brindados por  Pablo mismo desde su conversión (35 dC) hasta el año 60 dC.

Cuando Pablo llegó a Jerusalén (58 dC), los cristianos le recibieron con gozo; Y tuvo la oportunidad de exponer todo el trabajo Espiritual hecho en Asia Menor delante de los ancianos y apóstoles.
Pero tal parece que en la Iglesia en Jerusalén se mantenía vigente las costumbres judías y el peso de la ley mosaica por encima del Evangelio, sobre los cristianos judíos (hablamos de la circuncisión, guardar el día de reposo, las fiestas, las normas, etc); Y considerando que no les gustaba la idea de que los gentiles sean ajenos a tales tradiciones, según lo determinado por el concilio del año 49 (Hch 15) se enteraron de que Pablo no solo a los gentiles sino también a los judíos les enseñaba que la ley dada a Moisés había caducado y que de ahora en más en Cristo Jesús se vive un Nuevo Pacto, un Nuevo Régimen (Ro 7:6) sin religión, sin sacerdocio humano, sin jerarquías ni instituciones religiosas; Una Vida Espiritual, una Vida de Fe, las cuales cosas pueden ser explicada con exactitud leyendo

Hebreos 7
18 Queda, por lo tanto, abrogado [cancelado, dejado de lado] el mandamiento anterior a causa de su debilidad e ineficacia 19 (pues nada perfeccionó la ley), y de la introducción de una mejor esperanza, por la cual nos acercamos a Dios.

Interlineal Hebreos 7
18 αθετησις-Abrogado/Cancelado/Puesta al lado de μεν-(a la verdad)/de hecho γαρ-porque γινεται-se hace/está llegando a ser προαγουσης-guiando/conduciendo/(transportando) con anticipación εντολης-mandamiento/mandato/orden/(encargo) δια-por medio/a través το-la αυτης-de él/su/sus ασθενες-debilidad και-y ανωφελες-sin beneficio/ventaja/aprovechamiento
19 ουδεν-nada γαρ-porque ετελειωσεν-completó ο-la νομος-ley επεισαγωγη-introducción δε-pero/(y)/(sin embargo)/(por otro lado) κρειττονος-de mejor ελπιδος-esperanza δι-por medio/a través ης-de cual εγγιζομεν-estamos acercando τω-a el θεω-Dios

Hebreos 8
Pero ahora tanto mejor ministerio es el suyo, cuanto es mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas. 7 Porque si aquel primero hubiera sido sin defecto, ciertamente no se hubiera procurado lugar para el segundo.

Interlineal Hebreos 8
6  νυνι-ahora δε-pero/(y)/(sin embargo)/(por otro lado) διαφορωτερας-de superación/difiriendo más τετυχεν-ha obtenido λειτουργιας-ministerio/servicio funcional al público οσω-cuanto/tanto como και-también κρειττονος-de mejor εστιν-es/está siendo διαθηκης-pacto μεσιτης-mediador ητις-cual επι-sobre/por κρειττοσιν-mejores επαγγελιαις-promesas νενομοθετηται-ha sido constituido/instituido/(puesto)/establecido por ley
ει-Si γαρ-porque η-el πρωτη-primer (pacto) εκεινη-aquél ην-era/estaba siendo αμεμπτος-sin falta ουκ-no αν-en el caso/probable/llegado el caso/que δευτερας-de segundo εζητειτο-estaba siendo buscado τοπος-lugar

Gálatas 3
23 Pero antes que viniese la fe, estábamos confinados bajo la ley, encerrados para aquella fe que iba a ser revelada. 24 De modo que la ley ha sido nuestro ayo [tutor, instructor], para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe. 25 Pero venida la fe, ya no estamos bajo ayo [tutor, instructor], 26 puesto que todos son hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús; 27 porque todos los que han sido bautizados en Cristo, de Cristo están revestidos. 28 Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos ustedes son uno en Cristo Jesús. 29 Y si ustedes son de Cristo, ciertamente linaje de Abraham son, y herederos según la promesa.

Interlineal Gálatas 3
23  προ-Antes του-de el δε-pero/(y)/(sin embargo)/(por otro lado) ελθειν-venir την-la πιστιν-fe/la Fe/(confianza) υπο-bajo νομον-ley εφρουρουμεθα-estábamos siendo custodiados/puesto bajo vigilancia συγκεκλεισμενοι-hemos sido encerrados juntamente εις-en/en un/en una/para/por/hacia dentro την-a la μελλουσαν-estando para/por/a punto de πιστιν-fe/la Fe/(confianza) αποκαλυφθηναι-ser revelada/quitada cubierta
24  ωστε-De manera/modo que/(en cuanto)/(puesto que) ο-la νομος-ley παιδαγωγος-instructor-guía de niños ημων-de nosotros γεγονεν-ha sucedido/acontecido/(vino)/ha llegado a ser εις-en/en un/en una/para/por/hacia dentro χριστον-Cristo/Ungido ινα-para que εκ-de/del/procedente de πιστεως-fe/la Fe/(confianza) δικαιωθωμεν-seamos declarados justo/rectos
25  ελθουσης-viniendo/habiendo venido δε-pero/(y)/(sin embargo)/(por otro lado) της-de la πιστεως-fe/la Fe/(confianza) ουκετι-ya no υπο-por παιδαγωγον-instructor-guía de niños εσμεν-somos/estamos siendo
26  παντες-Todos γαρ-porque υιοι-hijos θεου-de Dios εστε-son/está siendo δια-por medio/a través της-de la πιστεως-fe/la Fe/(confianza) εν-en χριστω-Cristo/Ungido ιησου-Jesús
27 οσοι-Tantos como γαρ-porque εις-en/en un/en una/para/por/hacia dentro χριστον-Cristo/Ungido εβαπτισθητε-fueron bautizados/sumergidos χριστον-a Cristo/Ungido ενεδυσασθε-se invistieron
28 ουκ-No ενι-hay/está siendo dentro ιουδαιος-judío ουδε-ni ελλην-griego ουκ-no ενι-hay/está siendo dentro δουλος-esclavo ουδε-ni ελευθερος-libre/independiente/(exento) ουκ-no ενι-hay/está siendo dentro αρσεν-macho και-y θηλυ-hembra παντες-todos γαρ-porque υμεις-ustedes εις-uno εστε-son/está siendo εν-en χριστω-Cristo/Ungido ιησου-Jesús
29 ει-Si δε-pero/(y)/(sin embargo)/(por otro lado) υμεις-ustedes χριστου-de Cristo/Ungido αρα-acaso/realmente/(entonces)/(en efecto) του-de el αβρααμ-Abraham σπερμα-semilla/simiente/descendencia/(linaje) εστε-son/está siendo και-y κατ-según επαγγελιαν-a promesa κληρονομοι-herederos

Obviamente, esta revelación provocaba fastidio a ciertos cristianos judíos en Jerusalén.
La llegada de Pablo a Jerusalén estaba precedida por serias acusaciones contra su persona, y toda una multitud estaba lista para saber que tan ciertas eran aquellas acusaciones.
Como ya lo expresó mi hermano Gabriel, los apóstoles aconsejaron inteligentemente cual debería ser el proceder de Pablo, para evitar cualquier denuncia ante las autoridades religiosas del judaísmo. Sin embargo lo que estaba destinado era inevitable, Pablo fue acusado falsamente, denunciado ante las autoridades religiosa, y casi lo matan en el Templo, en medio de una turba que se había levantado; Y no lo mataron gracias al tribuno romano Claudio Lisas que logró arrebatarlo de los judíos para ponerlo bajo arresto e interrogarlo; Y el tribuno romano tomó a Pablo pensando que era el alborotador o revolucionario egipcio que tanto buscaba el gobernador Felix; (Revolucionario cuyo nombre se desconoce y que Flavio Josefo lo menciona someramente en su obra "Guerra de los Judíos" Ref II  261-263)

Texto de Flavio Josefo
“Otro grupo de malos hombres que no mataban, pero con conceptos pestíferos y muy malos corrompieron el próspero estado y la felicidad de toda la ciudad, no menos que hicieron aquellos matadores y ladrones. Porque aquellos hombres, engañadores del pueblo, pretendiendo con sombra y nombre de religión hacer muchas novedades, hicieron que enloqueciere todo el vulgo y gente popular, porque se salían a los desiertos y soledades, prometiéndoles señales de la libertad que habían de tener. Envió contra éstos Félix, pareciéndole que eran señales manifiestas de traición y rebelión, gente de a caballo y de a pié, todos muy armados y mataron gran muchedumbre de judíos”.

“Pero mayor daño causó a todos los judíos un hombre egipcio, falso profeta, porque viniendo para halagarlos, siendo mago, queríase poner nombre de profeta, y junto con él casi treinta mil hombres, engañándolos con vanidades y trayéndolos consigo de la soledad donde estaban, al monte que se llama de los Olivos; trabajaba de venir de allí a Jerusalén, y echar la guarnición de los romanos y hacerse señor de todo el pueblo. Habíase juntado, para poner por obra esta maldad, mucha gente de guarda, pero viendo esto Félix proveyó en ello; y saliéndole con la gente romana muy armada y en orden, y ayudándole toda la otra muchedumbre de judíos, dióle la batalla. Huyó salvo el egipcio con algunos, y presos los otros, muchos fueron puestos en la cárcel, y los demás se volvieron a sus tierras”.

También en su otra obra: “Antigüedades Judías” (20:169-172), Josefo dice lo siguiente acerca del "Egipcio": “Con esos hechos perpetrados por ladrones, la ciudad estaba repleta de crímenes horrendos. Los impostores y los hombres falaces persuadían a la multitud que los siguieran al desierto. Decían que allí les mostrarían signos y señales que sólo pueden producirse por obra y providencia de Dios. Muchos que los creyeron, sufrieron los castigos que merecían por su locura, pues Félix los hizo ejecutar cuando le fueron entregados”.
“En ese tiempo llegó a Jerusalén un egipcio que simulaba ser profeta, y quiso persuadir a la multitud que ascendiera con él al monte de los Olivos, que se encuentra a la distancia de cinco estadios de la ciudad. Les dijo que desde allí verían caer por su orden los muros de Jerusalén, y les prometió abrirles un camino para volver a la ciudad”.
“Cuando Félix oyó tales cosas; ordenó a sus soldados que tomaran las armas. Salió de Jerusalén con muchos soldados de caballería y de infantería, y atacó al egipcio y a los que estaban con él. Mató a cuatrocientos de ellos, e hizo prisioneros a doscientos. En cuanto al egipcio, eludió el encuentro y se escapó”.
Tal parece, que en aquel tiempo había un revolucionario procedente de Egipto (tal vez semi-judío), que buscaba a judíos para actuar contra los romanos. El gobernador Marco Antonio Felix había puesto precio a su cabeza y el tribuno que rescató a Pablo, lo hizo pensando que Pablo era aquel egipcio.
Al hablar en un griego jónico (un griego de uso jurídico) el romano se da cuenta de que Pablo es una persona culta y que no tiene nada que ver con el egipcio buscado por Felix. Pablo solicita entonces poder hablar a la multitud y el tribuno se lo permite y el políglota Pablo habla ahora en hebreo.
Obviamente el público no tolera el discurso de Pablo y otra vez el Tribuno se ve obligado a encerrarlo, y cuando quiere azotarlo se entera de que Pablo es ciudadano romano; Esa información pone en alerta al Tribuno considerando todos los derechos de Pablo que ya se habían violado y decide tomar otras medidas. Y queriendo entender quien era Pablo y las razones por la que alborotaba al pueblo, concedió una entrevista entre el sanedrín y Pablo.
Durante la entrevista, Pablo inteligentemente divide al concilio utilizando la diferencia doctrinal y rudimentaria entre saduceos y fariseos, ganándose a la mayoría farisea y provocando una disensión que obliga al Tribuno a terminar la cesión y volver a encerrar a Pablo.

Consideremos, Pablo está continuamente en peligro, continuamente amenazado y su estadía en Jerusalén parece no tener objetivos ministeriales. ¿Qué hace Pablo preso en Jerusalén?¿En que piensa?. Posiblemente Pablo esté buscando respuestas, o esperando su fin, no lo sabemos. Pero si sabemos que el Señor Jesús se le aparece en la prisión para informarle que quedará, que todavía había trabajo por hacer, que las oraciones de los hermanos de todas partes y de la Iglesia en Roma habían sido oídas y que habría de ir a la capital del mundo romano a dar testimonio de la Verdad allí.

Hechos 23
11 A la noche siguiente se le presentó el Señor y le dijo: Ten ánimo, Pablo, pues como has testificado de mí en Jerusalén, así es necesario que testifiques también en Roma.

Pablo conocía ahora su destino, sabía que debía prepararse para ir allá.
Al enterarse del complot tendido por los líderes religiosos judíos, el Tribuno decide enviar a Pablo directamente con el gobernador Félix.
Lucas, el escritor del libro, logró acceder a la carta (muy posiblemente escrita en latín) y la transcribió en griego koiné a su libro:

Hechos 23
26 Claudio Lisias al excelentísimo gobernador Félix: Salud. 27 A este hombre, aprehendido por los judíos, y que iban ellos a matar, lo libré yo acudiendo con la tropa, habiendo sabido que era ciudadano romano. 28 Y queriendo saber la causa por qué le acusaban, le llevé al concilio de ellos; 29 y hallé que le acusaban por cuestiones de la ley de ellos, pero que ningún delito tenía digno de muerte o de prisión. 30 Pero al ser avisado de asechanzas que los judíos habían tendido contra este hombre, al punto le he enviado a ti, intimando también a los acusadores que traten delante de ti lo que tengan contra él. Pásalo bien.

Texto Griego
26 κλαυδιος λυσιας τω κρατιστω ηγεμονι φηλικι χαιρειν 27 τον ανδρα τουτον συλληφθεντα υπο των ιουδαιων και μελλοντα αναιρεισθαι υπ αυτων επιστας συν τω στρατευματι εξειλομην αυτον μαθων οτι ρωμαιος εστιν 28 βουλομενος δε γνωναι την αιτιαν δι ην ενεκαλουν αυτω κατηγαγον αυτον εις το συνεδριον αυτων 29 ον ευρον εγκαλουμενον περι ζητηματων του νομου αυτων μηδεν αξιον θανατου η δεσμων εγκλημα εχοντα 30 μηνυθεισης δε μοι επιβουλης εις τον ανδρα μελλειν εσεσθαι υπο των ιουδαιων εξαυτης επεμψα προς σε παραγγειλας και τοις κατηγοροις λεγειν τα προς αυτον επι σου ερρωσο

Interlineal Hechos 23
26  κλαυδιος-Claudio λυσιας-Lisias τω-a el κρατιστω-Más Fuerte ηγεμονι-(príncipe)/(gobernador)/conductor/dirigente φηλικι-Félix χαιρειν-Estar gozando/regocijando/alegrando 27 τον-A el ανδρα-varón τουτον-este συλληφθεντα-habiendo sido tomado juntamente υπο-por των-los ιουδαιων-judíos και-y μελλοντα-estando para/por/a punto de αναιρεισθαι-ser tomado hacia arriba/(destruir)/(matar) υπ-por αυτων-ellos επιστας-habiendo parado/puesto de pie sobre/presentado συν-junto con τω-el στρατευματι-ejército εξειλομην-alcé hacia afuera αυτον-a él μαθων-habiendo aprendido οτι-que ρωμαιος-romano εστιν-es/está siendo
28  βουλομενος-queriendo δε-pero/(y)/(sin embargo)/(por otro lado) γνωναι-conocer την-a la αιτιαν-causa/responsabilidad δι-por ην-cual ενεκαλουν-acusaban/estaban acusando/imputando delito αυτω-a él κατηγαγον-guié/conduje/llevé hacia abajo αυτον-a él εις-en/en un/en una/para/por/hacia dentro το-el συνεδριον-concilio αυτων-de ellos
29  ον-cual ευρον-hallé εγκαλουμενον-siendo acusado/imputado en delito περι-acerca de/(sobre)/(por) ζητηματων-disputas του-de la νομου-ley αυτων-de ellos μηδεν-nada αξιον-digno θανατου-de muerte η-o δεσμων-de cadenas εγκλημα-acusación εχοντα-teniendo
30  μηνυθεισης-Habiendo sido expuesto δε-pero/(y)/(sin embargo)/(por otro lado) μοι-a mí επιβουλης-complot/plan/asechanza/voluntad expresa encima εις-en/en un/en una/para/por/hacia dentro τον-a el ανδρα-varón μελλειν-estar para/por/a punto de εσεσθαι-venir a ser υπο-por των-los ιουδαιων-judíos εξαυτης-ahora mismo επεμψα-envié προς-hacia σε-a ti παραγγειλας-habiendo dado mandato/instrucción και-y τοις-a los κατηγοροις-acusadores λεγειν-decir/estar diciendo τα-las (cosas) προς-hacia αυτον-a él επι-sobre/por σου-de ti ερρωσο-hayas sido de buena salud

Esta transcripción nos permite conocer mucho acerca del uso del idioma, (tanto del latín como del griego), como así también de los trámites burocráticos en el tratamiento de casos judiciales.
Pero había un problema. Pablo es enviado a Cesarea, lugar de residencia del gobernador, con una gran comitiva militar, pero sin saber con precisión las causas por las cuales debía estar preso.
Lo único que saben es que de soltar a Pablo, el pueblo judío lo mataría y se armaría una terrible revuelta.
El gobernador Félix al leer la carta, entiende que se trata de un ciudadano romano acusado de sedición, por lo que debe enjuiciarlo de acuerdo a las leyes romanas, esperando a los acusadores que debían de presentarse también en el Pretorio (Palacio Judicial) de Cesarea.
El gobernador Marco Antonio Félix no tenía ni idea de lo complicado que sería este caso.

Hechos 24
Cinco días después, descendió el sumo sacerdote Ananías con algunos de los ancianos y un cierto orador llamado Tértulo, y comparecieron ante el gobernador contra Pablo. 2 Y cuando éste fue llamado, Tértulo comenzó a acusarle, diciendo:
Como debido a ti gozamos de gran paz, y muchas cosas son bien gobernadas en el pueblo por tu prudencia, 3 oh excelentísimo Félix, lo recibimos en todo tiempo y en todo lugar con toda gratitud. 4 Pero por no molestarte más largamente, te ruego que nos oigas brevemente conforme a tu equidad. 5 Porque hemos hallado que este hombre es una plaga, y promotor de sediciones entre todos los judíos por todo el mundo, y cabecilla de la secta de los nazarenos. 6 Intentó también profanar el templo; y prendiéndole, quisimos juzgarle conforme a nuestra ley. 7 Pero interviniendo el tribuno Lisias, con gran violencia le quitó de nuestras manos, 8 mandando a sus acusadores que viniesen a ti. Tú mismo, pues, al juzgarle, podrás informarte de todas estas cosas de que le acusamos.
Los judíos también confirmaban, diciendo ser así todo.
10 Habiéndole hecho señal el gobernador a Pablo para que hablase, éste respondió:
Porque sé que desde hace muchos años eres juez de esta nación, con buen ánimo haré mi defensa. 11 Como tú puedes cerciorarte, no hace más de doce días que subí a adorar a Jerusalén; 12 y no me hallaron disputando con ninguno, ni amotinando a la multitud; ni en el templo, ni en las sinagogas ni en la ciudad; 13 ni te pueden probar las cosas de que ahora me acusan. 14 Pero esto te confieso, que según el Camino que ellos llaman herejía, así sirvo al Dios de mis padres, creyendo todas las cosas que en la ley y en los profetas están escritas; 15 teniendo esperanza en Dios, la cual ellos también abrigan, de que ha de haber resurrección de los muertos, así de justos como de injustos. 16 Y por esto procuro tener siempre una conciencia sin ofensa ante Dios y ante los hombres. 17 Pero pasados algunos años, vine a hacer limosnas a mi nación y presentar ofrendas. 18 Estaba en ello, cuando unos judíos de Asia me hallaron purificado en el templo, no con multitud ni con alboroto. 19 Ellos debieran comparecer ante ti y acusarme, si contra mí tienen algo. 20 O digan éstos mismos si hallaron en mí alguna cosa mal hecha, cuando comparecí ante el concilio, 21 a no ser que estando entre ellos prorrumpí en alta voz: Acerca de la resurrección de los muertos soy juzgado hoy por ustedes.
22 Entonces Félix, oídas estas cosas, estando bien informado de este Camino, les aplazó, diciendo: Cuando descendiere el tribuno Lisias, acabaré de conocer de su asunto. 23 Y mandó al centurión que se custodiase a Pablo, pero que se le concediese alguna libertad, y que no impidiese a ninguno de los suyos servirle o venir a él.
24 Algunos días después, viniendo Félix con Drusila su mujer, que era judía, llamó a Pablo, y le oyó acerca de la fe en Jesucristo. 25 Pero al disertar Pablo acerca de la justicia, del dominio propio y del juicio venidero, Félix se espantó, y dijo: Ahora vete; pero cuando tenga oportunidad te llamaré. 26 Esperaba también con esto, que Pablo le diera dinero para que le soltase; por lo cual muchas veces lo hacía venir y hablaba con él. 27 Pero al cabo de dos años recibió Félix por sucesor a Porcio Festo; y queriendo Félix congraciarse con los judíos, dejó preso a Pablo.

Por primera vez un gobernador romano como Félix, que a mi entender era un excelente juez, ávido para resolver toda clase casos, se enfrentaba ahora a uno muy extraño. Lucas afirma que Félix estaba enterado de la predicación y expansión del cristianismo por el mundo y que en cierta forma había oído hablar de Jesús. Pero ahora está tan cerca de ello, tiene a uno de los predicadores más grande en sus prisiones (que además es romano) que quiere saber y entender.
Una persona como Félix, letrado e ilustre, fue preparado filosóficamente en todo lo que concierne a la forma de justicia y estado romano; A su vez criado bajo la mitología romana, debe haber sido un hombre inteligente pero supersticioso como lo demás, posiblemente devoto de algún héroe mitológico. Al oír a Pablo hablar de la resurrección con tanta certeza y con términos tan radicales decide investigar más acerca de la Fe en Jesús. Pablo, preparado por Dios para lidiar con la filosofía y cultura romana habla tan claramente de todas las cosas que Félix queda espantado al ver que la cultura de Pablo es superior que la suya misma. Tanto nuevos valores, tantas verdades radicales, abre la mente, pero asusta.
Obviamente Félix debe haber analizado las palabras de Pablo, debe haber pensado mucho y debe haber sentido el peso del pecado, como así también debe haber sentido el peso de lo que significaba ser cristiano. Pero su rango, su puesto, su vida eran demasiadas cosas para abandonar.
Ver a Félix frente a Pablo, me recuerda a la semilla que cayó entre espino de la parábola del sembrador

Mateo 13
22 El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra, pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa.

Durante dos años Félix tuvo la oportunidad de convertirse y no lo hizo, tantas entrevistas hechas a Pablo, tantas preguntas respondidas, tantos enigmas resueltos, pero Félix no está dispuesto a dejarlo todo por el Señor Jesús.
Y ahora le toca a otro.
Félix termina su jefatura a finales del año 59, entrando ya el año 60 y le sucede Porcio Festo, un nuevo procurador, un poco más joven, que debe lidiar con el "caso" de Pablo sin resolver.

Pablo ante Festo

Hechos 25
Llegado, por lo tanto, Festo a la provincia, subió de Cesarea a Jerusalén tres días después. 2 Y los principales sacerdotes y los más influyentes de los judíos se presentaron ante él contra Pablo, y le rogaron, 3 pidiendo contra él, como gracia, que le hiciese traer a Jerusalén; preparando ellos una celada para matarle en el camino. 4 Pero Festo respondió que Pablo estaba custodiado en Cesarea, adonde él mismo partiría en breve. 5 Los que de ustedes puedan, dijo, desciendan conmigo, y si hay algún crimen en este hombre, acúsenle.
Y deteniéndose entre ellos no más de ocho o diez días, venido a Cesarea, al siguiente día se sentó en el tribunal, y mandó que fuese traído Pablo. 7 Cuando éste llegó, lo rodearon los judíos que habían venido de Jerusalén, presentando contra él muchas y graves acusaciones, las cuales no podían probar; 8 alegando Pablo en su defensa: Ni contra la ley de los judíos, ni contra el templo, ni contra César he pecado en nada. 9 Pero Festo, queriendo congraciarse con los judíos, respondiendo a Pablo dijo: ¿Quieres subir a Jerusalén, y allá ser juzgado de estas cosas delante de mí? 10 Pablo dijo: Ante el tribunal de César estoy, donde debo ser juzgado. A los judíos no les he hecho ningún agravio, como tú sabes muy bien. 11 Porque si algún agravio, o cosa alguna digna de muerte he hecho, no rehúso morir; pero si nada hay de las cosas de que éstos me acusan, nadie puede entregarme a ellos. A César apelo. 12 Entonces Festo, habiendo hablado con el consejo, respondió: A César has apelado; a César irás.

Festo parece más interesado en resolver lo más prontamente posible el caso que le había dejado Félix. Las autoridades religiosas judías aprovechan la ascensión del nuevo gobernador y solicitan que Pablo sea enjuiciado y ejecutado.
Un nuevo juicio se abre, pero otra vez las acusaciones son infundadas. Al final Festo le pregunta si Pablo desea volver a Jerusalén y ser enjuiciado allí. Sin embargo Pablo, que ya sabe que pronto debe partir para Roma, como ciudadano romano apela al tribunal del César en Roma.

Pablo ante el rey Agripa II y su esposa Berenice

Hechos 25
13 Pasados algunos días, el rey Agripa y Berenice vinieron a Cesarea para saludar a Festo. 14 Y como estuvieron allí muchos días, Festo expuso al rey la causa de Pablo, diciendo: Un hombre ha sido dejado preso por Félix, 15 respecto al cual, cuando fui a Jerusalén, se me presentaron los principales sacerdotes y los ancianos de los judíos, pidiendo condenación contra él. 16 A éstos respondí que no es costumbre de los romanos entregar alguno a la muerte antes que el acusado tenga delante a sus acusadores, y pueda defenderse de la acusación. 17 Así que, habiendo venido ellos juntos acá, sin ninguna dilación, al día siguiente, sentado en el tribunal, mandé traer al hombre. 18 Y estando presentes los acusadores, ningún cargo presentaron de los que yo sospechaba, 19 sino que tenían contra él ciertas cuestiones acerca de su religión, y de un cierto Jesús, ya muerto, el que Pablo afirmaba estar vivo. 20 Yo, dudando en cuestión semejante, le pregunté si quería ir a Jerusalén y allá ser juzgado de estas cosas. 21 Mas como Pablo apeló para que se le reservase para el conocimiento de Augusto, mandé que le custodiasen hasta que le enviara yo a César. 22 Entonces Agripa dijo a Festo: Yo también quisiera oír a ese hombre. Y él le dijo: Mañana le oirás.
23 Al otro día, viniendo Agripa y Berenice con mucha pompa, y entrando en la audiencia con los tribunos y principales hombres de la ciudad, por mandato de Festo fue traído Pablo. 24 Entonces Festo dijo: Rey Agripa, y todos los varones que están aquí juntos con nosotros, aquí tienen a este hombre, respecto del cual toda la multitud de los judíos me ha demandado en Jerusalén y aquí, dando voces que no debe vivir más. 25 Pero yo, hallando que ninguna cosa digna de muerte ha hecho, y como él mismo apeló a Augusto, he determinado enviarle a él. 26 Como no tengo cosa cierta que escribir a mi señor, le he traído ante ustedes, y mayormente ante ti, oh rey Agripa, para que después de examinarle, tenga yo qué escribir. 27 Porque me parece fuera de razón enviar un preso, y no informar de los cargos que haya en su contra.

Hechos 26
Entonces Agripa dijo a Pablo: Se te permite hablar por ti mismo. Pablo entonces, extendiendo la mano, comenzó así su defensa:
Me tengo por dichoso, oh rey Agripa, de que haya de defenderme hoy delante de ti de todas las cosas de que soy acusado por los judíos. 3 Mayormente porque tú conoces todas las costumbres y cuestiones que hay entre los judíos; por lo cual te ruego que me oigas con paciencia.
Mi vida, pues, desde mi juventud, la cual desde el principio pasé en mi nación, en Jerusalén, la conocen todos los judíos; 5 los cuales también saben que yo desde el principio, si quieren testificarlo, conforme a la más rigurosa secta de nuestra religión, viví fariseo. 6 Y ahora, por la esperanza de la promesa que hizo Dios a nuestros padres soy llamado a juicio; 7 promesa cuyo cumplimiento esperan que han de alcanzar nuestras doce tribus, sirviendo constantemente a Dios de día y de noche. Por esta esperanza, oh rey Agripa, soy acusado por los judíos. 8 ¡Qué! ¿Se juzga entre ustedes cosa increíble que Dios resucite a los muertos?
Yo ciertamente había creído mi deber hacer muchas cosas contra el nombre de Jesús de Nazaret; 10lo cual también hice en Jerusalén. Yo encerré en cárceles a muchos de los santos, habiendo recibido poderes de los principales sacerdotes; y cuando los mataron, yo di mi voto. 11Y muchas veces, castigándolos en todas las sinagogas, los forcé a blasfemar; y enfurecido sobremanera contra ellos, los perseguí hasta en las ciudades extranjeras.
12Ocupado en esto, iba yo a Damasco con poderes y en comisión de los principales sacerdotes, 13cuando a mediodía, oh rey, yendo por el camino, vi una luz del cielo que sobrepasaba el resplandor del sol, la cual me rodeó a mí y a los que iban conmigo. 14Y habiendo caído todos nosotros en tierra, oí una voz que me hablaba, y decía en lengua hebrea: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Dura cosa te es dar coces contra el aguijón. 15Yo entonces dije: ¿Quién eres, Señor? Y el Señor dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues. 16Pero levántate, y ponte sobre tus pies; porque para esto he aparecido a ti, para ponerte por ministro y testigo de las cosas que has visto, y de aquellas en que me apareceré a ti, 17librándote de tu pueblo, y de los gentiles, a quienes ahora te envío, 18para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados.
19 Por lo cual, oh rey Agripa, no fui rebelde a la visión celestial, 20 sino que anuncié primeramente a los que están en Damasco, y Jerusalén, y por toda la tierra de Judea, y a los gentiles, que se arrepintiesen y se convirtiesen a Dios, haciendo obras dignas de arrepentimiento. 21 Por causa de esto los judíos, prendiéndome en el templo, intentaron matarme. 22 Pero habiendo obtenido auxilio de Dios, persevero hasta el día de hoy, dando testimonio a pequeños y a grandes, no diciendo nada fuera de las cosas que los profetas y Moisés dijeron que habían de suceder: 23 Que el Cristo había de padecer, y ser el primero de la resurrección de los muertos, para anunciar luz al pueblo y a los gentiles.
24 Diciendo él estas cosas en su defensa, Festo a gran voz dijo: Estás loco, Pablo; las muchas letras te vuelven loco. 25 Mas él dijo: No estoy loco, excelentísimo Festo, sino que hablo palabras de verdad y de cordura. 26 Pues el rey sabe estas cosas, delante de quien también hablo con toda confianza. Porque no pienso que ignora nada de esto; pues no se ha hecho esto en algún rincón. 27 ¿Crees, oh rey Agripa, a los profetas? Yo sé que crees. 28 Entonces Agripa dijo a Pablo: Por poco me persuades a ser cristiano. 29 Y Pablo dijo: ¡Quisiera Dios que por poco o por mucho, no solamente tú, sino también todos los que hoy me oyen, fuesen hechos tales cual yo soy, excepto estas cadenas!
30 Cuando había dicho estas cosas, se levantó el rey, y el gobernador, y Berenice, y los que se habían sentado con ellos; 31 y cuando se retiraron aparte, hablaban entre sí, diciendo: Ninguna cosa digna ni de muerte ni de prisión ha hecho este hombre. 32 Y Agripa dijo a Festo: Podía este hombre ser puesto en libertad, si no hubiera apelado a César.

"¡Quisiera Dios que por poco o por mucho, no solamente tú, sino también todos los que hoy me oyen, fuesen hechos tales cual yo soy, excepto estas cadenas!"

¿Quién era este Pablo, que aún en cadenas es capaz de predicar el Evangelio con tanta convicción a los gobernantes? ¿Cómo hacía para convertir aquellos momentos de debilidad en los momentos más grande de su vida?
¿No se maravilla acaso nuestro espíritu al oír estas palabras? ¿No cala el Espíritu profundamente en nosotros y manifiesta en nuestra conciencia lo que es ser realmente un ministro de Cristo Jesús?.

Un cristiano genuino no puede evitar quebrarse al oír semejantes palabras y semejante testimonio. Su Vida es otra Obra maestra del arte Espiritual; Después de Jesús, hombres como Pablo, Pedro, Juan demostraron fielmente las Palabras de Jesús.

Juan 14
12 De cierto, de cierto les digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre.

Juan 5
20 Porque el Padre ama al Hijo, y le muestra todas las cosas que él hace; y mayores obras que estas le mostrará, de modo que ustedes se maravillen.

¿No se maravilla su corazón?, ¿No arde en su interior estos relatos?, ¿No se despierta el Espíritu en ustedes?. Intento elevar el testimonio, con palabras Espirituales. Porque es para llorar, no solo por la entrega de Pablo, no es solo por su triunfo en Cristo; Porque su ejemplo nos exhibe en vergüenza a nosotros y a todas las instituciones religiosas, de que están lejos de ser siervos del Señor; Incapaces de exponer y defender el Evangelio como lo hizo Pablo.

El conocimiento de Pablo era tan profundo, que derribaba cualquier barrera cultural o filosófica, y era y es hasta hoy irrebatible; Aún las autoridades más elevadas según los hombres son confrontados con el Evangelio.

Pablo estaba al tanto de quien era el rey Agripa, conocido como Agripa II. Este rey era Marco Julio Agripa, de unos 33 años de edad cuando estuvo frente a Pablo, bisnieto de Herodes el Grande, hijo del rey Agripa I, el que murió comido de gusanos (Hch 12:23) cuando Marco Julio tenía tan solo 17 años.
Marco Julio fue criado en la corte del emperador Claudio, e instruido en la cultura greco-romana, como así también en la cultura judía, puesto que se preparaba para reemplazar a su padre; Y lo hizo cuando su tío Herodes de Calcis falleció (aunque no se sabe con certeza en que año).
Pablo ve en Agripa un rey joven que conoce bien la cultura judía, sabía que había leído a los profetas, que conocía la historia del Señor Jesús, vio que tenía posibilidades y expuso el Evangelio a su vida al punto de persuadirlo de creer en el Señor Jesús.
Ha simple vista, el rey Agripa II no quiere ceder y estimo que se fue lleno de dudas, lleno de cuestiones que a posteriores habrá tenido que analizar más en profundidad.
El libro de los Hechos está a punto de terminar y no sabemos cual haya sido el resultado del Evangelio en Marco Julio, lo que al menos sabemos es que encontró a Pablo inocente de todos los cargos.

Observaciones finales
Durante dos años preso en Cesarea (desde el 58 al 60) y con la posibilidades de que le visiten Pablo alcanzó el Evangelio a los presos y a cuantos visitantes iban a verle.
Posiblemente haya estado mucho en contacto con Felipe el diacono evangelista, y haya fortalecido a la Iglesia de aquella región.
Se estima que posterior a la entrevista con Agripa, Pablo escribe desde la cárcel la epístola a la Iglesia en Efeso (Ef 4:1), meses antes de partir para Roma.

Le animo hermano a preparar su vida para obrar para el Señor Jesús, y permítanme aunque quizás no sea contextual lo siguientes versículos, hacerlo contextual para nosotros en este sentido.

Hebreos 12
Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, 2 puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.
Consideren a aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que su ánimo no se canse hasta desmayar. 4 Porque aún no han resistido hasta la sangre, combatiendo contra el pecado;

Tenemos que hacer mas con el tiempo que nos queda



La Paz del Señor Jesús.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Información-Más Recursos-

    POR EL MOMENTO NOS CONGREGAMOS EN ESTE LUGAR
    Ver La Iglesia Biblica en un mapa más grande