martes, 4 de junio de 2019

24 - LA ÚLTIMA PASCUA DE JESÚS


 

MENSAJE DOMINGO 07/08/2016

Por el Hno. Santiago


Introducción
Continuando con los últimos días de Jesús, hablaremos en esta oportunidad de la Pascua, tratando más que nada de explicar como se llevaba a cabo la fiesta y en que fecha aproximada sucedieron los eventos bíblicos.
En la meditación anterior nos habíamos concentrado en las profecías que Jesús había realizado posiblemente el día lunes 24 de marzo del año 31, que en el calendario judío era un 12 de Abib.
Después de hablar con sus discípulos, Jesús se dirige a Betania, Mateo nos da la referencia que faltaban dos días para la pascua (Mt 26:2)
En Betania es ungido por una mujer en casa de Simón el leproso o más bien el "ex" leproso y no hay más registros para ese día.

Día: Martes 25/3/31 – 13 de Abib/Nisán
Para este día, las Escrituras no relata actividades específicas; Lo que si informa es que Judas ya tenía decidido entregar a Jesús a las autoridades religiosas.
Jesús ordena a sus discípulos que preparen el lugar donde habrían de pasar las Pascua.
Recordamos que el día judío comenzaba con la puesta del sol (tarde y mañana). A partir de las 19:30 comenzaría el 14 de Abib y durante la noche se comería el cordero pascual preparado para tal ocasión.

Mateo 26
17 El primer día de la fiesta de los panes sin levadura, vinieron los discípulos a Jesús, diciéndole: ¿Dónde quieres que preparemos para que comas la pascua? 18 Y él dijo: Vayan a la ciudad a cierto hombre, y díganle: El Maestro dice: Mi tiempo está cerca; en tu casa celebraré la pascua con mis discípulos. 19 Y los discípulos hicieron como Jesús les mandó, y prepararon la pascua.
20 Cuando llegó la noche, se sentó a la mesa con los doce. 21 Y mientras comían, dijo: De cierto os digo, que uno de ustedes me va a entregar. 22 Y entristecidos en gran manera, comenzó cada uno de ellos a decirle: ¿Soy yo, Señor? 23 Entonces él respondiendo, dijo: El que mete la mano conmigo en el plato, ése me va a entregar. 24 A la verdad el Hijo del Hombre va, según está escrito de él, mas ¡ay de aquel hombre por quien el Hijo del Hombre es entregado! Bueno le fuera a ese hombre no haber nacido. 25 Entonces respondiendo Judas, el que le entregaba, dijo: ¿Soy yo, Maestro? Le dijo: Tú lo has dicho.
26 Y mientras comían, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos, y dijo: Tomen, coman; esto es mi cuerpo. 27 Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Beban de ella todos; 28 porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados. 29 Y les digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo con ustedes en el reino de mi Padre.
                       
Lucas 22
Llegó el día de los panes sin levadura, en el cual era necesario sacrificar el cordero de la pascua.
14 Cuando era la hora, se sentó a la mesa, y con él los apóstoles. 15 Y les dijo: ¡Cuánto he deseado comer con ustedes esta pascua antes que padezca!

Nos detendremos ahora para analizar la fiesta y la fecha.

¿Qué era la Pascua y como se festejaba?
La Pascua era la principal fiesta de los judíos, ordenada por Dios. Una fiesta conmemorativa, para que el pueblo judío recuerde en perpetuidad la libertad de la opresión egipcia; Libertad obtenida por misericordia, mediante la intervención divina de su gran Dios.
El vocablo "pascua" deriva del hebreo פֶּסַח “pesakh” que literalmente significa “pasar por alto” o “encima”, y figuradamente “preservar” y “mostrar misericordia”.

Respecto a la narración, el mandato y la institución de esta fiesta, todo está descrito en: Ex 12:1-28; Lv 23:4-8 y Dt 16:1-8.
A su vez, como consecuencia de la Pascua, inmediatamente le sucede la Fiesta de los panes sin levadura.

La Pascua en sí no solo reflejaba la liberación del pueblo judío, el valor más importante era el sacrificio o víctima de aquella liberación, es decir la sangre de un cordero que debió untarse en los postes o dinteles de las puertas de los hogares israelitas para que el ángel de la muerte pasara por alto evitando el fallecimiento de los hijos primogénitos del pueblo de Dios. Así que la sangre del cordero es un acto de redención “Un rescate” “Un precio pagado” por la libertad de los esclavos.
Moisés instituyó la Pascua por orden de Dios, la misma debían celebrarla todos los israelitas, incluyendo los extranjeros circuncidados que vivieran entre ellos, por estatuto perpetuo (Éx 12:24).

El Festejo Instituido Inicialmente
La Pascua se celebraba en el primer mes del año, al inicio del día 14 de Abib o Nisán (Ex 12:6; Ex 13:4; 34:18), es decir en las primeras horas luego de la puesta del sol del día 13. (El día hebreo comienza a la puesta del sol, aproximadamente a las 19:30 Hs. de la estación primaveral). Anteriormente a este día, desde el día 10 de Abib debían separar el cordero que habría de ser víctima de la Pascua (Ex 12:3). El cordero debía ser inmolado entre las “dos tardes”, es decir entre el ocaso y la medianoche (19:30 Hs. a 23:00 Hs.), debía asarse y su carne comerse con hierbas amargas y panes sin levadura. El padre de familia era el que presidía la celebración y para perpetuar su significado el padre contaba la historia completa de lo sucedido durante la liberación del pueblo judío de Egipto. Debía recalcarse la intervención misericordiosa y poderosa de Dios al dar libertad a su pueblo por medio de la sangre del cordero sacrificado. Se cantaban himnos y era motivo de alegría.
Luego, lo que sobrara del cordero, al que no se le debía quebrar los huesos, debía quemarse aquella misma noche en el fuego. (Éx 12:46; Nm 9:12; Dt 6:20-23).
Durante el día se hacían los preparativos para purificar las casas de levadura y de leudados a fin de entrar en el día de reposo (día 15 de Abib) dando inicio a la Fiesta de los panes sin levadura hasta el día 21.
Es importante destacar, que tanto el primer día como el último (los días 15 y 21 de Abib) eran días “Sabat” “Día de reposo de Gran Solemnidad" (Lv 23:6-8; Jn 19:31) y de Gran Convocación. Obviamente estos días de reposo no necesariamente coincidían con el séptimo día de la semana; Eran días feriados dentro de la semana.
Si alguien por alguna razón justificada no podía celebrar la Pascua en la fecha establecida, tenía permiso para celebrarla en el segundo mes; pero si el descuido era voluntario, al infractor se le castigaba con la muerte (Nm 9:6-14).

Festejos Registrados
Aunque la Pascua debía celebrarse todos los años, los judíos tuvieron épocas en que no la festejaron, por diversas situaciones.
En el Antiguo Testamento solo tenemos registradas algunas de estas celebraciones:

-       La primera que se celebró en Egipto (Éx 12:28)
-       Una en el desierto de Sinaí (Nm 9:1-5)
-       La primera en Canaán (Jos 5:10-11)
-       La propuesta por el rey Salomón (2 Cr 8:13)
-       La propuesta por el rey Ezequías (2 Cr 30:1-22)
-       La propuesta por el rey Josías (2 R 23:21-23)
-       Posterior a la cautividad, en tiempos de Esdras (Esd 6:19-22).

Como todo judío, Jesús asistía a Jerusalén para las fiestas y mucho más durante su ministerio. En el Nuevo Testamento se mencionan varias Pascuas a las que Jesús asistió (Lc 2:42-43; Jn 2:13), y especialmente la que para Él fue la última, en el aposento alto, la noche de la víspera de su muerte (Mt 26:17-30; Mr 14:12-16; Lc 22:7-23; Jn 13).
En la actualidad los judíos todavía celebran la Pascua, pero solamente con panes sin levadura, hierbas amargas y otras cosas, sin sacrificio de cordero, por falta de Templo y demás mobiliarios.

Modificaciones en el Festejo
A lo largo de la historia judía, es muy probable que la celebración de la pascua haya sufrido modificaciones; Hasta hubo tiempos en la que no se festejaba (antes del rey Ezequías 2 Cr 30); Y a causa de la idolatría las fiestas se veía opacada perdiendo significado para los judíos.
Posteriormente las autoridades religiosas promovieron cambios, aunque estas, no estén registradas en las Escrituras, sino que provienen de fuentes extrabíblicas (por lo general de libros acerca de las tradiciones judías).
Luego por causa de las guerras y de la cautividad la pascua inevitablemente se convirtió en una ceremonia doméstica durante el período de los judíos en Babilonia.
Después de 70 años en Babilonia, los judíos que volvieron a Israel y reconstruyeron el Templo y volvieron a funcionar el servicio sacerdotal, las leyes, incluidas también las fiestas, pero con ciertas modificaciones.

Para el tiempo ministerial de Jesús, existía un protocolo del cual algunos detalles están implícitos en los relatos bíblicos y que son difíciles de cotejar. Se dice que judíos tradicionalistas (sobre todo los fariseos) comían el cordero durante la noche del día 14 de Abib. Pero la ceremonia oficial  (sobre todo de los saduceos) se hacía en el Templo durante el día, momento en que el que se sacrificaba el cordero (9 a 10 de la mañana) y que muchos judíos se apegaban a ese formato comiendo el cordero el día 15. Esto implica que muchos solo hacían una conmemoración el día 14 a la noche. Esto podemos verlo en el Evangelio de Juan (que el texto da a entender que considera la pascua el día 14 por la mañana Jn 13:1).
Sin embargo vemos que Jesús se apegaba al protocolo legal y por eso dijo claramente "¡Cuánto he deseado comer con ustedes esta pascua antes que padezca!" (Lc 22:15) dando a entender que la comió el día 14 por la noche.
Entonces para Juan el día 14 es día de "la preparación de la pascua" siguiendo el protocolo de la época (Jn 19:14,31,42), que es el día de la purificación para prepararse para el día solemne de reposo. En cambio los Evangelios de Mateo (Mt 27:62), Marcos (Mr 15:42), y Lucas (Lc 23:54) llaman al día 14 día de la "preparación", dando a entender que se trataba del día de purificar la casa de levaduras antes del día de reposo.
Es importante especificar que Jesús festejó la Pascua la noche del día 14 y fue asesinado en la mañana del día 14, justo cuando el sumo sacerdote sacrificaba el cordero. Finalmente Jesús fue descolgado muerto horas antes del día de reposo (es decir horas antes del 15 de Abib)

Determinación de la fecha de Pascua y Crucifixión de Jesús
Independientemente del valor doctrinal, muchos intentan esclarecer el fechado de la crucifixión.
Muchas religiones son impulsadas a pensar que Jesús murió un día Jueves o Viernes estimando el día de reposo de gran solemnidad como día séptimo de la semana; Pero eso no es así. Tanto la religión católica como una mayoría protestante se equivoca en el fechado.

Sin embargo nosotros hemos especificado que la fecha de la Pascua y la crucifixión fue muy probablemente un día miércoles 26 de Marzo del Año 31, es decir que Jesús fue crucificado a la mitad de la última semana de Marzo de aquel año.
La pregunta es ¿Cómo lo hemos determinado?; Pues bien, vamos a explicarlo.

Primeramente es importante destacar que es muy difícil determinar exactamente el fechado de los eventos históricos sean estos de carácter bíblico o secular. Todas las fechas están basadas en estimaciones, inclusive de carácter histórico. Por ejemplo, la "era cristiana" fue determinada considerando como punto de partida el nacimiento de nuestro Señor Jesucristo, trabajo iniciado en el siglo VI por curas católicos. Sin embargo la línea de tiempo propuesta por la religión católica no estaba basada en las Escrituras sino en la historia de los emperadores romanos; Y como siempre los curas católicos incompetentes para contar los años y traducir las Escrituras cometieron un grave error en la cuenta y fecharon los eventos bíblicos desfasados unos 4 años; Este error fue detectado, siglos posteriores, pero no se lo tenía en cuenta sino hasta el siglo XIV en adelante; Entonces para no rehacer todo el fechado histórico se decidió correr el nacimiento de Jesús dentro de la misma línea de tiempo (algo poco congruente, pero en fin, queda demostrada la ineficacia de la religión católica).
Hoy en día analizando en profundidad las documentaciones y cotejando con todas las evidencias históricas de las diversas civilizaciones, es posible establecer una línea de tiempo bastante acertada.

Teniendo presente los datos ofrecidos por Lucas (Lc 2:2; 3:1,23) y la determinación profética del período del ministerio del "Hijo del hombre" (Dn 9:20-27), podemos establecer una línea de tiempo congruente.

Comenzaremos por el aspecto profético:

Daniel 9
20 Aún estaba hablando y orando, y confesando mi pecado y el pecado de mi pueblo Israel, y derramaba mi ruego delante de Jehová mi Dios por el monte santo de mi Dios; 21 aún estaba hablando en oración, cuando el varón Gabriel, a quien había visto en la visión al principio, volando con presteza, vino a mí como a la hora del sacrificio de la tarde. 22 Y me hizo entender, y habló conmigo, diciendo: Daniel, ahora he salido para darte sabiduría y entendimiento. 23 Al principio de tus ruegos fue dada la orden, y yo he venido para enseñártela, porque tú eres muy amado. Entiende, pues, la orden, y entiende la visión.

24 Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para terminar la prevaricación, y poner fin al pecado, y expiar la iniquidad, para traer la justicia perdurable, y sellar la visión y la profecía, y ungir al Santo de los santos. 25 Sabe, pues, y entiende, que desde la salida de la orden para restaurar y edificar a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas, y sesenta y dos semanas; se volverá a edificar la plaza y el muro en tiempos angustiosos. 26 Y después de las sesenta y dos semanas se quitará la vida al Mesías, mas no por sí; y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario; y su fin será con inundación, y hasta el fin de la guerra durarán las devastaciones. 27 Y por otra semana confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador.

Interlineal Hebreo Español: Daniel 9

24
שָׁבֻעִ֨ים H7620 semanas שִׁבְעִ֜ים H7657 setenta נֶחְתַּ֥ךְ H2852 se ha decretado/determinado עַֽל־ H5921 sobre עַמְּ·ךָ֣ ׀ H5971 tu pueblo וְ·עַל־ H5921 y sobre עִ֣יר H5892 de ti ciudad  קָדְשֶׁ֗·ךָ H6944 santa/sagrada לְ·כַלֵּ֨א H3607 para terminar הַ·פֶּ֜שַׁע H6588 la transgresión וּלְהָתֵ֤ם H2856 y poner fin a ק H2403חַטָּאת֙ a pecados ק H3722 y para expiar עָוֹ֔ן H5771 iniquidad וּ·לְ·הָבִ֖יא H935 y para traer צֶ֣דֶק H6664 Justicia de  עֹֽלָמִ֑ים H 5769 eterno וְ·לַ·חְתֹּם֙ H2856 y sellar חָז֣וֹן H2377 visión וְ·נָבִ֔יא H5030 y profeta, וְ·לִ·מְשֹׁ֖חַ H4886 y para ungir קֹ֥דֶשׁ H6944 Santo de קָֽדָשִֽׁים׃ H6944 Santos.

25
וְ·תֵדַ֨ע H3045 Sabe pues, וְ·תַשְׂכֵּ֜ל H7919 y entiende מִן־ H4480 desde מֹצָ֣א H4161 salida de דָבָ֗ר H1697 palabra לְ·הָשִׁיב֙ H7725 para restaurar וְ·לִ·בְנ֤וֹת H1129 y edificar יְרֽוּשָׁלִַ֙ם֙ H3389 Jerusalén עַד־ H5704 hasta מָשִׁ֣יחַ H4899 Mesías נָגִ֔יד H5057 Príncipe שָׁבֻעִ֖ים H7620 semanas שִׁבְעָ֑ה H7651 siete וְ·שָׁבֻעִ֞ים H7620 y semanas שִׁשִּׁ֣ים H8346 sesenta וּ·שְׁנַ֗יִם H8147 y dos תָּשׁוּב֙ H7725 volverá וְ·נִבְנְתָה֙ H1129 y será reedificada  רְח֣וֹב H7339 calle/plaza וְ·חָר֔וּץ H2742 y trinchera/foso/(muro) וּ·בְ·צ֖וֹק H6695 pero en dificultad/angustioso הָ·עִתִּֽים׃ H6256 los tiempos/estación/época.

26
וְ·אַחֲרֵ֤י H310 y después de הַ·שָּׁבֻעִים֙ H7620 las semanas שִׁשִּׁ֣ים H8346 sesenta וּ·שְׁנַ֔יִם H8147 y dos, יִכָּרֵ֥ת H3772 y será cortado/consumido/destruido  מָשִׁ֖יחַ H4899 Mesías וְ·אֵ֣ין H369 y nada habrá ל֑·וֹ H0 para Él וְ·הָ·עִ֨יר H5892 y la ciudad וְ·הַ·קֹּ֜דֶשׁ H6944 y el santuario יַ֠שְׁחִית H7843 destruirá עַ֣ם H5971 pueblo de נָגִ֤יד H5057 príncipe הַ·בָּא֙ H935 que viene וְ·קִצּ֣·וֹ H7093 y su fin בַ·שֶּׁ֔טֶף H7858 como inundación וְ·עַד֙ H5704 y hasta קֵ֣ץ H7093 fin de מִלְחָמָ֔ה H4421 guerra נֶחֱרֶ֖צֶת H2782 se decretará/determinará שֹׁמֵמֽוֹת׃ H8074 asolamientos.

27
 וְ·הִגְבִּ֥יר H1396 y confirmará  בְּרִ֛ית H1285 pacto לָ·רַבִּ֖ים H7227 con muchos שָׁב֣וּעַ H7620 semana אֶחָ֑ד H259 una וַ·חֲצִ֨י H2677 pero a mitad הַ·שָּׁב֜וּעַ H7620 semana יַשְׁבִּ֣ית ׀ H7673 pondrá fin a זֶ֣בַח H2077 sacrificio וּ·מִנְחָ֗ה H4503 y ofrenda וְ·עַ֨ל H5921 y en/encima/sobre כְּנַ֤ף H3671 cúspide/pináculo שִׁקּוּצִים֙ H8251 abominaciones מְשֹׁמֵ֔ם H8074 un asolador/devastador וְ·עַד־ H5704 y hasta כָּלָה֙ H3617 fin וְ·נֶ֣חֱרָצָ֔ה H2782 también lo decretado תִּתַּ֖ךְ H5413 se derramará עַל־ H5921 sobre שֹׁמֵֽם׃ H8074 asolador/devastador

Interlineal Septuaginta Griega: Daniel 9

24 εβδομηκοντα-setenta εβδομαδες-semanas συνετμηθησαν-han sido determinadas επι-sobre τον-el λαον-pueblo σου-de ti και-y επι-sobre την-de la πολιν-ciudad την-de la αγιαν-santa σου-de ti του-de συντελεσθηναι-terminar juntamente αμαρτιαν-pecado και-y του-de σφραγισαι-sellar/encerrar/(dar por terminado) αμαρτιας-pecados και-y απαλειψαι-borrar/cancelar τας-las ανομιας-iniquidades και-y του-de εξιλασασθαι- αδικιας-injusticias και-y του-de αγαγειν-traer/llevar/transportar δικαιοσυνην-justicia αιωνιον-eterna και-y του-de σφραγισαι-sellar/encerrar/(dar por terminado) ορασιν-visión και-y προφητην-profeta και-y του-de χρισαι-ungir αγιον-santo αγιων-de los santos
25 και-y γνωση-sabe/sepas και-y συνησεις-entiende απο-de εξοδου-salida λογου-de palabra του-de αποκριθηναι-comunicar/responder και-y του-de οικοδομησαι-edificar ιερουσαλημ-Jerusalén εως-hasta χριστου-Cristo/Ungido/(Mesías) ηγουμενου-habrá εβδομαδες-semanas επτα-siete και-y εβδομαδες-semanas εξηκοντα-sesenta δυο-dos και-y επιστρεψει-volverá και-y οικοδομηθησεται-edificará πλατεια-plaza/ciudad και-y τειχος-pared/muro και-y εκκενωθησονται-angustiosos οι-los καιροι-tiempos
26 και-y μετα-con τας-las εβδομαδας-semanas τας-las εξηκοντα-sesenta δυο-dos εξολεθρευθησεται-será exterminado/extirpado χρισμα-unción και-y κριμα-juicio ουκ-no εστιν-es εν-en αυτω-el και-y την-la πολιν-ciudad και-y το-el αγιον-santo διαφθερει-destruir por completo συν-junto τω-(con) el ηγουμενω-guiando/dirigiendo como guía τω-(con) a ερχομενω-viniendo και-y εκκοπησονται-serán cortado hacia afuera εν-en κατακλυσμω-inundación/cataclismo και-y εως-hasta τελους-fin/finalización πολεμου-de guerra συντετμημενου-(de) ha sido cortada ταξει-orden designada αφανισμοις-desaparición
27 και-y δυναμωσει-fortalecerá/(confirmará) διαθηκην-pacto πολλοις-con muchos εβδομας-semana μια-una και-y εν-en τω-la ημισει-mitad/medio της-de εβδομαδος-semana αρθησεται-será levantado/alzado μου-de mi θυσια-sacrificio και-y σπονδη-libación/(acuerdo/alianza/pacto) και-y επι-sobre το-el ιερον-templo/santuario βδελυγμα-abominación/cosa repugnante των-de las ερημωσεων-desolaciones και-y εως-hasta συντελειας-fin/consumación καιρου-de tiempos συντελεια-fin δοθησεται-será dada επι-sobre την-el ερημωσιν-desolando/(desolador)
Hemos expuesto de manera interlineal estos textos para que se pueda comprender la importancia de esta profecía, porque nos brinda un período de tiempo exacto que culmina con la aparición y obra redentora del Mesías (entiéndase consumación).
En aquel tiempo Daniel estaba intrigado esperando la restauración de su pueblo, y la manifestación del Mesías; Sin embargo la visión dada le mostraba un panorama muy conflictivo para su pueblo, debido al asesinato del Mesías, lo que provocaría la destrucción (desolación) total de la ciudad y el templo y una abominación puesta sobre el lugar del templo; Pero a su vez el Mesías se encargaría de renovar el Pacto, quitando para siempre el pecado, la iniquidad, trayendo la justicia que es por fe; Y esto solo sería posible finiquitando la religión judía, es decir, quitando y haciendo cesar los sacrificios y ofrendas por el pecado.

Entonces, el punto clave es encontrar el momento exacto en que comienza las 70 (setentas) semanas de años proféticos. 70 (setentas) semanas equivalen a 490 (cuatrocientos noventa) años proféticos. Y un año profético consta de 360 días, lo que implica que los 490 años proféticos equivalen a unos 482 años, 11 meses, 18 días, del uso calendario actual.
Entonces, conociendo la fecha de iniciación de las 70 semanas se obtendrá el fechado del ministerio de Jesús, incluyendo su muerte.

Calculo de la fecha desde el decreto de Artajerjes a Nehemías
Para el tiempo de la encarnación y ministerio de Jesús, los judíos sabían que la fecha de inicio de las 70 semanas había comenzado con la orden del rey persa Artajerjes dada a Nehemías (Neh 2:1) y que el plazo se estaba cumpliendo, y por esa razón esperaban la manifestación del Mesías, sin embargo no pudieron reconocerlo.
Pero nosotros si podemos reconocer su ministerio y los tiempos. Entonces, mirando con atención el fechado actual de los eventos históricos seculares, podemos determinar que la orden de Artajerjes de reedificar la ciudad y los muros se dio en octubre del año 450 aC, seis meses después de que Nehemías hiciera su solicitud (Neh 2:6).

Considerando los 490 años proféticos que equivalen a unos 482,96 años calendarios actuales, las setentas semanas culminan en el año 34 dC.
Ahora bien, el Mesías habría de manifestarse después de la semana 69 (Dn 9:26); y habría de ser asesinado; Y leyendo acerca de la última semana (Dn 9:27) el Mesías habría de cumplir y finiquitar la ley de Moisés exactamente a la mitad de la semana.
Entonces la última semana dio inicio con el bautismo de Jesús en Octubre del año 27 dC (en la fiestas de los tabernáculos), y ese era el decimoquinto año del emperador Tiberio Augusto Cesar (Lc 3:1); Así que el registro bíblico es exacto, inclusive se puede calcular la edad y su fecha de nacimiento con precisión. Jesús nació en Octubre del año 4 aC y comenzó su ministerio a los 30 años, en el año 27 dC (Lc 2:2; 3:23).
Sabiendo la fecha de inicio, la profecía determinaba que a la mitad de la semana habrían de cesar los sacrificios y todo lo referido al sistema religioso judío. De hecho Jesús exclamó "consumado es" (Jn 19:30) y fue en la pascua del año 31.
Habiendo calculado el año, solo nos resta estimar la fecha en la que cayó la pascua en aquel año. Para ello se utiliza un algoritmo matemático que calcula con exactitud la fecha en base a los ciclos lunares. Sabiendo que la luna llena ocurre en la mitad del mes lunar, el día 14 de Abib ocurre entonces el día 26 de Marzo del año 31. Y para sorpresa ese día era un día miércoles (justo en la mitad de la semana), así que la profecía tiene doble cumplimiento en el tiempo, a la mitad de la semana anual y a la mitad de la semana de días; Es ¡Perfecto!. Por lo tanto podemos decir con certeza matemática que:

La Pascua y la crucifixión ocurrió el miércoles 26 de Marzo del año 31

Finalmente:
La última semana profética culmina en Octubre del año 34, fecha en la que Esteban muere asesinado y posteriormente se desata una persecución que obliga a los cristianos a extender la predicación fuera de Judea, cumpliéndose la profecía y entrando el Reino de Dios a todas partes del mundo.
Para terminar, como dijo la profecía, "después" de las setenta semanas la destrucción total del templo y de la ciudad y lo confirmó Jesús "no quedará piedra sobre piedra" (Mt 24:2). Quedando cumplida en su totalidad la profecía y esperando el cumplimiento del fin.

Esperamos con este trabajo haber despejado dudas y sea de utilidad.


La Paz del Señor Jesús

0 comentarios:

Publicar un comentario

Información-Más Recursos-

    POR EL MOMENTO NOS CONGREGAMOS EN ESTE LUGAR
    Ver La Iglesia Biblica en un mapa más grande