jueves, 26 de septiembre de 2019

05 - UN NOBLE Y GLORIOSO ENCARGO; ¡QUE PREDIQUES! - 2°Ti 4:1-8



para descargar este AUDIO click aquí

para descargar archivo PDF click aquí


MENSAJE DOMINGO 15/09/2019

Por el Hno. Gabriel. -


Introducción
Penúltimo mensaje de nuestro estudio de la segunda carta del apóstol Pablo a Timoteo, en donde abordaremos el contenido doctrinal de la primera parte del capítulo 4 resaltando los encargos más puntuales, significativos y aplicativos para la vida de la Iglesia, si bien es una carta destinada de manera puntual a Timoteo, de todos modos, no deja de ser un manual de enseñanzas para toda la Iglesia.

Contexto
El capítulo 3, abordado por nuestro hermano Santiago en su mensaje anterior, nos describía una clase de hombres (y digo “hombre” referido al género humano para hablar de “hombre y mujer”) que no solo están afuera sino dentro de las Iglesias, hombres: amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella a éstos evita… a esta “clase de hombres” desecha, esquiva, y lo curioso de esta larga lista de adjetivos descalificativos es que esta clase de hombres tendrán “apariencia de piedad” (unos perfectos hipócritas) pero negarán la eficacia de una vida piadosa, solo apariencia de piedad pero sin poder de Dios, solo palabras, pero sus acciones los pondrán prontamente al descubierto: Profesan conocer a Dios, pero con los hechos lo niegan, siendo abominables y rebeldes, reprobados en cuanto a toda buena obra (Tit 1:16).  

Y en contra posición de esta clase de hombres que solo tienen apariencia de piedad, los verdaderos hombres cristianos que viven una vida piadosa en Dios padecerán persecución. A diferencia de los hipócritas que están gozando de los deleites mundanos sin ninguna oposición, el distintivo de los verdaderos hombres piadosos de Dios es el desprecio y persecución: 2°Timoteo 3:12 Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución(contrariedad social, contrariedad legal, contrariedad religiosa, contrariedad familiar, contrariedad laboral)

Juan 15:18 Si el mundo les aborrece, sepan que a mí me ha aborrecido antes que a ustedes. 19 Si fueran del mundo, el mundo apreciaría [querría] lo suyo; pero porque no son del mundo, antes yo los elegí del mundo, por eso el mundo los aborrece. 20 Acuérdense de la palabra que yo les he dicho: El esclavo no es mayor que su señor. Si a mí me han perseguido, también a ustedes les perseguirán; si han guardado mi palabra, también guardarán la suya [de ustedes]…

13 más los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados… ¿de qué manera? Asaf escribe en el Salmo 73:18 referido a los malos hombres que prosperan y gozan de los deleites pecaminosos de esta vida temporal; Ciertamente los has puesto en deslizaderos En asolamientos los harás caer… estos hombres hipócritas, cursan esta vida temporal, engañando a otros y tomando ventaja para su propio beneficio y placer (predicadores de la prosperidad), sin saber que con esa clase de vida se van deslizando al infierno traicionados por su propia maldad (piensan que les va bien, y en el sentido humano les va bien pero en el sentido espiritual terminarán muy mal)

14 Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido 15 y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. 16 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar [instruir], para redargüir [refutar argumentos], para corregir [rectificar, restaurar], para entrenar [instruir, educar] en justicia, 17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

“Las sagradas escrituras”, el reporte autentico (los autógrafos originales, mns) de toda la palabra de Dios revelada a los hombres tan solo por la inspiración del Espíritu Santo; Toda la Escritura es inspirada por Dios… 2°Pedro 1:21 porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu SantoHebreos 1:1 Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas… 2 en estos últimos [postreros, siguientes] días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo

El manual de ciencia más importante de toda la humanidad y por ende el principal libro de todo cristiano es y debe ser las escrituras en su traducción más fiel, “la biblia”; el sentido de la existencia humana está escondido en ese libro, el propósito de la vida está contenido allí, el desarrollo de todo el plan redentor de Dios se revela por medio de las escrituras, el relato de toda la historia de la creación, y todos los tiempos trazados tanto desde su inicio como su presente y futuro está declarado por medio de este libro, el testimonio de quien es Dios se revela por medio de las escrituras, el centro y propósito de toda la creación se revela por medio de escudriñar las escrituras:

Juan 5:39 Escudriñen las Escrituras porque a ustedes les parece que en ellas tienen la vida eterna y ellas son las que dan testimonio de mí.

El libro de cabecera para la educación y formación de todo niño y joven cristiano hasta su adultez son las escrituras, biblia en su traducción más fiel, su posición de quienes serán mañana radica en el estudio de este libro, Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar [instruir], para redargüir [refutar argumentos], para corregir [rectificar, restaurar], para entrenar [instruir, educar] en justicia, a fin de que el hombre (referido al género humano; varón y mujer) de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

¿Quieren que sus hijos sean perfectos, que estén enteramente preparado para vivir y enfrentar este mundo?, pues bien, edúquenlos con la biblia, hagan de este libro su principal manual de estudio y de ciencia y serán hombres y mujeres sabios entendidos en la ciencia de Dios…

Un noble y glorioso encargo
2°Timoteo 4:1 Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesús, el Cristo, que «juzgará» a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, 2 que prediques la palabra que instes (insistir, repetir, suplicar) a tiempo y fuera de tiempo redarguye [argumenta, refuta], reprende [ordena], exhorta [amonesta, anima] con toda paciencia y doctrina. 3 Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias [deseos pasionales desordenados], 4 y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas. 5 Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio.

La razón por la cual el Evangelio de Dios trascendió a través de todos los años y todas las eras, fue porque hombres valientes salieron a esparcir la verdad del Dios Vivo por el mundo incluso al precio de sus propias vidas, hablaron con denuedo y convicción, predicaron a tiempo y fuera de tiempo, no se avergonzaron de la palabra de Dios, sino antes glorificaron a Dios con sus vidas, para ellos, el ser cristianos era una profesión que se tomaron muy en serio, y vivieron una vida digna de Cordero que fue inmolado en la cruz… —¡Qué lejos estamos hoy con este cristianismo actual de esa convicción y pasión por Cristo! Evidentemente algo está fallando en la Iglesia de Cristo hoy…

En primera instancia Pablo por medio del Espíritu Santo le ordena (manda, exhorta) a Timoteo, que predique la palabra, básicamente le está diciendo; —Timoteo; te mando en presencia de Dios y del Señor Jesús mismo, el cual es el Juez que finalmente juzgara a todos los hombres, tanto a los vivos como a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques (que anuncies) el Evangelio (la palabra de Dios)Si bien se trata de un encargo personal, de todos modos, el mandato de predicar el Evangelio es inclusivo para toda la Iglesia, lo que implica que debemos prepararnos, encendernos y predicar el Evangelio de Cristo porque éste es un mandato del Señor Jesús para nosotros: 1°Pedro 2:9 Mas ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anuncien (proclamen, divulguen) las virtudes (poder, obras) de aquel que les llamó de las tinieblas a su luz admirable 10 ustedes que en otro tiempo no eran pueblo, pero que ahora son pueblo de Dios que en otro tiempo no habían alcanzado misericordia, pero ahora han alcanzado misericordia.

Mateo 24:14 Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones y entonces vendrá el fin.

Primeramente, está en el corazón de Dios, en su plan, en su voluntad soberana, que el evangelio eterno dado del cielo sea expandido a todo el mundo, a fin de que todos oigan este buen mensaje y crean en el Nombre del Señor Jesús el Cristo y sean salvos.

Hay una doble urgencia detrás de esta comisión de predicar la palabra de Dios en todo lugar, la primera tiene que ver con “Salvación” de los que creen en el Nombre del Señor Jesús, y la segunda tiene que ver con “Condenación” de los que rechazan el evangelio de Dios.

Marcos 16:15 Y les dijo: vayan por todo el mundo y prediquen el evangelio a toda criatura. 16 El que creyere y fuere bautizado, será salvado más el que no creyere, será condenado.

Juan 3:36 El que cree en el Hijo tiene vida eterna pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira [furia] de Dios está sobre él.

Vale decir que el Evangelio en sí mismo, es un instrumento de uso legal y determinante en el juicio del Señor, ya que los que creyeron al evangelio serán salvados y los que no creyeron serán condenados, y por esta razón hay una gran urgencia departe de la Iglesia en pregonar el evangelio: Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesús el Cristo que juzgara a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra, que instes a tiempo y fuera de tiempo…

Ahora, desde una perspectiva vertical, departe de Dios (y solo departe de Dios) el evangelio debe ser predicado para Salvación y Condenación, pero desde una perspectiva horizontal, departe de quien predica el evangelio (los hombres) debe ser expuesto con toda pasión y fervor a fin de alcanzar la salvación a todos aquellos que están perdidos como ovejas sin pastor. Esto tiene que ver con la “compasión del Señor Jesús”:

Mateo 9:35 Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. 36 Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor. 37 Entonces dijo a sus discípulos: De hecho, la mies es mucha, más los obreros pocos. 38 Rueguen, por lo tanto, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies.

“Viendo las multitudes, tuvo compasión de ellas”; compasión no es lástima, sino se trata de una conmoción interna, la palabra “compasión” del griego tiene que ver con “entrañas”, con un sentir interno, con dolor profundo por algo, y esto fue lo que el Señor Jesús sintió al ver a las multitudes desamparadas como ovejas sin pastor; hombres y mujeres expuestos a una muerte eterna, caminando por carriles de maldad directo hacia el infierno, y frente a esta caótica y paupérrima situación Jesús sintió compasión por los perdidos, por los extraviados. Tal virtud nos muestra como es el corazón del Señor Jesús y a la vez nos describe como debe ser el corazón de un verdadero evangelista. Jesús no fue apático e indiferente a la situación espiritual de las personas extraviadas (incrédulos), antes, por el contrario, fue empático con ellos, fue conmovido por ellos y no fue indiferente a su situación. Él no pensó como piensan algunos cristianos (hipercalvinistas) de hoy que dicen; —Pobres hombres, Dios los predestino para perdición, es la voluntad de Dios que ellos se vayan al infierno y que yo me salve— ¡NO! tal apatía, no proviene del Espíritu Santo sino del diablo, porque es el diablo quien no quiere que el evangelio sea predicado.

Ahora, una vez que el Señor hizo una radiografía de esta multitud, se las mostró a sus discípulos, y de alguna manera les dijo;¿Ven lo que yo veo? ¿Ven el peligro que estas personas corren? ¡entonces oren y rueguen a Dios que envíe obreros para que se les prediquen el evangelio y se salven! — vale decir que; el Señor, antes de enviarte a cualquier labor, primeramente, te mostrara su corazón, te hará participe de su dolor, va a identificarte con la situación, a fin de poder usarte eficazmente para su labor… debo ver con sus ojos, sentir con su corazón, pensar con su mente y actuar con su Espíritu.

Debemos romper con la apatía (indiferencia) y la impasibilidad irracional de nuestro corazón (incapacidad de padecer o sentir), aun el sentido común nos llevaría a actuar a favor de alguien en peligro, por ejemplo; Si te enteraras que el tanque o cisterna de agua potable de tu barrio fue contaminada con un veneno mortífero, y que en menos de dos semanas todos en tu barrio terminarán muertos (hombres, mujeres, niños bebes, perros, etc.) ¿Qué harías? Solo tú sabes esa verdad, ¿acaso no te apresurarías en decírselo a todos tus vecinos? ¡SI! probablemente te esforzarías sobremanera por hacérselo saber a todos y con urgencia, y aunque algunos se burlaran de ti, de todos modos, continuarías incesante advirtiéndoles que no beban esas aguas de muerte… Ahora, si miramos a nuestro alrededor, pero en el sentido espiritual; ¿Acaso no es agua envenenada de pecado lo que están tomando los incrédulos? ¿Acaso no están bebiendo agua inmunda de una cisterna de muerte que finalmente los arrastrará a todos al infierno? Y lo peor es que ¡tú lo sabes! pero no haces absolutamente nada, quizás por miedo, quizás por apatía, sin embargo, en términos legales, tu podrías ser sospechado de complicidad, por causa de no haberles anunciado el evangelio de salvación.

La Insistencia: A Tiempo y Fuera de Tiempo
Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesús, el Cristo, que «juzgará» a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra que instes (insistas, repitas, supliques) a tiempo y fuera de tiempo.

El Evangelio debe ser predicado por parte de la Iglesia, en todas las ocasiones, sea oportuno o inoportuno, instar constantemente a los incrédulos para que salgan de las tinieblas hacia la luz admirable, y así como una fuente de agua en una plaza está fluyendo agua continuamente, del mismo modo la Iglesia es la fuente y la predicación del evangelio de Cristo es el Agua Viva que fluye continuamente y sin cesar.

2°Corintios 5:19 que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación. 20 Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros les rogamos en nombre de Cristo: Reconcíliense con Dios.

Lucas 14:23 Dijo el señor al esclavo: Ve por los caminos y por los vallados, y fuérzalos a entrar, para que se llene mi casa.

No puedo dejar de ver por medio de estos pasajes bíblicos, el carácter, la convicción, denuedo y pasión al momento de predicar el Evangelio de Cristo, es de algún modo arrebatarlos del fuego (Jud 1:23), sacudirlos violentamente para que despierten de la ilusión en la que viven, convencerlos con argumentos enérgicos y suficientes, para que dejen de correr al infierno y empiecen a correr a Cristo. Es como pararse en medio de la senda ancha y tratar de detenerlos para que no sigan hacia adelante.

Se dice que un predicador antiguo, llamado John Wesley (1703), dijo en una ocasión; —tendrán que saltar sobre mí, pero no voy a dejar que entren y se pierdan en el infierno— otro conocido predicador llamado Spurgeon dijo; —Si van a correr hacia el infierno, se van a ir con mis manos tomadas de sus tobillos rogándoles que no lo hagan— y si esto es de alguna manera cierto, entonces los cristianos de hoy no solo tenemos una total falta de compasión y denuedo para predicar el Evangelio de Cristo, sino que hasta podría sospecharse que tenemos odio hacia los incrédulos, porque los vemos correr hacia el infierno, los vemos envenenarse con el pecado, y elegimos permanecer totalmente indolentes ante tal situación.

Pregunto; ¿Cuánto te pesa que algunos de tus parientes incrédulos serán consumidos en el infierno? ¿Qué grado de insistencia tuviste con ellos? No quiero apelar a las emociones, pero es probable que cuando ellos fallezcan, estando en el infierno levanten su voz y te digan; —¿Por qué no me dijiste de este lugar? — Y tu respondas; —Te lo dije, pero no me querías escuchar— y a lo mejor ellos te digan; —Sí, pero no insististe demasiado conmigo, porque no me tomaste violentamente para que no venga a parar a este lugar—

Entonces, si finalmente van a terminar allí, es mejor que se vayan con las marcas de nuestras manos en sus brazos y tobillos, por haberles tomado con tanta violencia y rogado con ahínco que no corran hacia ese lugar, una ilustración bíblica de esto, podría ser la parábola del rico y Lázaro:

Lucas 16:22 Sucedió que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham y murió también el rico, y fue sepultado. 23 Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. 24 Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua porque estoy atormentado en esta llama. 25 Pero Abraham le dijo: Hijo, recuerda que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males, pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado. 26 Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y ustedes, de manera que los que quisieren pasar de aquí a ustedes, no pueden, ni de allá pasar acá. 27 Entonces le dijo: Te ruego, por lo tanto, padre, que le envíes a la casa de mi padre, 28 porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento.

Sin ánimo de sacar de contexto este pasaje, pero apelando a la imaginación; si solo por un momento trajésemos hasta aquí a un habitante del infierno, a una persona incrédula ya fallecida que tu conociste (pariente, amigo, etc.), sin por un momento tal persona podría estar aquí, probablemente su clamor y suplica hacia ti sería igual al del rico en el Hades:
Condenado: —¡tengan misericordia de mí! —
Cristiano; — ya no podemos hacer nada—
Condenado —¡Entonces denme una gota de agua que pueda por una fracción de segundo saciar mi sed y me recuerde algo del placer que alguna vez tuve—
Cristiano; —No se puede, esta agua no saciará tu sed—
Condenado —Entonces por favor vayan a predicarle a mi familia, a mis hermanos, para que no vengan a este horrible lugar—
Cristiano —Eso si podemos hacer, y eso es precisamente lo que el Señor Jesús nos mandó hacer—
Es evidente que necesitamos del carácter apropiado para llevar adelante este trabajo, necesitamos del don de evangelismo operando en la Iglesia, necesitamos verdaderos evangelistas que prediquen el Evangelio, y necesitamos ser dotados de forma general con el Espíritu compasivo de Cristo para dar razón de la esperanza que hay en nosotros. Tenemos un tesoro en vasos de barro (2°Co 4:7), y tal tesoro debe ser extendido hacia los pobres espirituales, hacia las ovejas sin pastor que están esparcidas a nuestro alrededor.

Haz obra de evangelista
2°Timoteo 4:5 Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio.

“Hagan obra de Evangelista”; prediquemos la palabra de Dios, a tiempo y fuera de tiempo, instemos, roguemos, con toda paciencia y doctrina, con toda pasión y convicción, cumplamos nuestro ministerio de Iglesia, que el Señor levante evangelistas en su Iglesia (que de entre ustedes se levanten servidores), y que nos vista de convicción a todos, para saber dar razón de la esperanza que hay en nosotros, para anunciar las virtudes de Aquel, que nos llamó de las tinieblas a luz admirable.

Romanos 10:13 porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvado. 14 ¿Cómo, por lo tanto, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han escuchado? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? 15 ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!

Cuantos hay afuera, como nosotros antes de llegar a Cristo, que no saben que sus deudas fueron pagadas y ellos no consiguen probar nada de eso, ellos no saben nada de la plenitud de gozo que hay en la presencia del Señor (Sal 16:11). Si bien hoy gozamos de pertenecer al reino de Dios, debemos saber que fue a costa de que otros se arriesgaron a fin de esparcir el Evangelio, ahora es nuestro turno; ¡Sé digno de vivir para Él!, y que otros puedan ver también la gloria de Dios en la cruz por medio de ti; ¡arriésgate!, con todo tu ser, busca tu vocación, y nunca te avergüences del Evangelio de Cristo;

Romanos 1:16 Porque no me avergüenzo del evangelio TM [de Cristo] porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree…

2°Timoteo 1:7 Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio. 8 Por tanto, no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor, ni de mí, preso suyo, sino participa de las aflicciones por el evangelio según el poder de Dios,

Que el Señor ponga, corazón de evangelista hoy en nosotros, y que reaccionemos a esta urgencia, si vale la comparación; el ángel de la muerte se pasea por todas partes, y sabemos que una noche terrorífica se acerca sobre todos aquellos que no han pintado con la sangre de Cristo los dinteles de sus propias vidas, por tanto es preciso que el clamor se oiga; ¡Corran a Cristo! ¡Corran a Cristo! ¡Corran a Cristo!

6 Porque yo ya estoy para ser sacrificado, y el tiempo de mi partida está cercano. 7 He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado [conservado, cumplido] la fe. 8 Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.

Conclusión
Nos debemos a la predicación del evangelio, nos debemos al trabajo de anunciar las virtudes de Dios en todo lugar, nos debemos a una vida con pasión y fervor por Cristo, nos debemos a arriesgarnos por causa de su Nombre. Tenemos un tesoro en vasos de barro, tenemos una verdad que no puede ser ocultada, tenemos una responsabilidad y un propósito en esta vida pasajera. Vivamos para la eternidad, vivamos para los propósitos eternos, seamos cristianos auténticos hoy, ahora es nuestro turno…


 Gracia y paz del Señor Jesús el Cristo. –

0 comentarios:

Publicar un comentario

Información-Más Recursos-

    POR EL MOMENTO NOS CONGREGAMOS EN ESTE LUGAR
    Ver La Iglesia Biblica en un mapa más grande